El contador profesional y su proyección gerencial – Luis Raúl Uribe Medina

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 6 enero, 2016

El papel del nuevo contador en un mundo globalizado

Estimados colegas, participando en el Foro de NIA y Revisoría Fiscal del Mincomercio el pasado lunes 21 de diciembre, y escuchando voces tan autorizadas como la de los colegas Wilmar Franco, Erik Rodríguez, Luciano Gagea, Samuel A. Mantilla, Ronseria y Romero, no puedo más que alegrarme de reafirmar lo que he venido publicando y proponiendo hace más de -12 años y que me atrevo a volver a compartir con ustedes, debidamente actualizado a la fecha.

La globalización es un fenómeno que ha adquirido relevancia en las últimas décadas; ella puede describirse como «la internacionalización del conocimiento y de las actividades humanas en general» (Sabino Talla Ramos). Esta apreciación implica una consideración más universal no circunscrita al ámbito económico, sino como un fenómeno social en que se encuentran inmersos múltiples factores en permanente evolución: la cultura, las comunicaciones, la política, etc.

La contabilidad no puede quedarse atrás de este fenómeno, al ser esta una disciplina que está llamada a reflejar dichos cambios y su aporte al entendimiento de la globalización es fundamental.

Debemos hacer un gran esfuerzo para enfocar la tarea de cambiar la visión que nuestra sociedad tiene de la contabilidad y su práctica social.

Como consecuencia de las transformaciones sociales, políticas y económicas del mundo, las profesiones han sufrido modificaciones en su estructura, concepción y contenidos. La contaduría pública no está aislada de esta dinámica, en la que se requiere de una confrontación permanente del conocimiento con la realidad.

La función social que conlleva el ejercicio de la profesión de contador convierte a quienes la ejercen en garantes de la seguridad y veracidad de los hechos económicos que subscriben o certifican.

La profesión contable adquiere su verdadera dimensión en cualquiera de los campos de desempeño profesional: auditores, gerentes financieros, analistas, revisores fiscales, docentes, exigiendo ciertas cualidades profesionales y personales para cumplir con la misión social de ser depositarios de la confianza pública.

El perfil del contador ha cambiado; estamos en presencia de un profesional destacado, inquieto por el estudio y comprensión de temáticas gerenciales, administrativas, económicas, jurídicas, informáticas, gobierno corporativo, entre otras, que fortalezcan su formación académica, en procura de lograr una participación cada vez mayor en los procesos de decisión organizacionales.

La nueva imagen del contador se incrementa en la medida en que el profesional complementa su formación capacitándose en diferentes aspectos: impuestos, auditoría, costos gerenciales, ciencias de administración como control total de calidad y reingeniería, finanzas como costeo ABC, valor económico agregado (EVA), Balanced Scorecard, así deja de ser un “tenedor de libros” para convertirse en asesor de la alta gerencia, mano derecha en la toma de decisiones, no solo financieras, sino administrativas, legales y operativas.
El contador debe ser una persona con habilidad profesional, formación integral, capacidad de liderazgo, responsabilidad social y espíritu de investigación.

Las empresas se deben preparar para afrontar los nuevos retos que plantea la comunidad internacional con el fin de garantizar competitividad en ambientes globalizados desde la perspectiva de los costos y la contabilidad de gestión.

Se hace indispensable el manejo y dominio de las normas internacionales de información financiera y su armonización con los PCGA regidos por nuestras normas (Decreto 2649 de 1993), estar al tanto del avance de esta temática y su evolución (Ley 1314 del 2009 o Ley de Convergencia, Plan de trabajo del CTCP de junio 30 del 2010 y junio 22 del 2011, diciembre del 2011, Decretos Diciembre del 2012/2013 y Circulares de Superintendencias del 2013), capacitarse, dominarlas, hacer pruebas, trabajar en la implementación, identificar los impactos en las empresas y dentro de esta convergencia a las normas de aseguramiento de la información. Decreto 302 del 2015.

Igualmente conlleva una reflexión profunda al interior de las universidades y el discurso académico que se maneja actualmente. La pregunta sería: ¿se está generando valor en los futuros profesionales para atender los requerimientos de una sociedad mejor informada y más competitiva?

La educación de los contadores profesionales debe tener estos componentes:

  • Conocimiento contable general. Comprensión fundamental de contabilidad financiera y gerencial, auditoría, tecnología informática, impuestos.
  • Conocimiento contable especializado: Profundizar en una o más áreas.
  • Educación general en otras disciplinas fundamentales: economía, derecho, administración, comercio exterior. gobierno corporativo.
  • Conocimiento organizacional y de negocios. Conocimiento conceptual integral de los negocios: mercadeo, producción, calidad, despachos, logística.

Habilidades: los contadores profesionales deberán tener estas habilidades:

  • De adaptación. Habilidad de aplicar el conocimiento contable parar resolver problemas del mundo real, aplicarlo en cualquier ambiente (industrias, globalmente o en otras culturas).
  • De comunicación. Tiempo apropiado para comunicar, planear procesos de comunicación, comunicación no verbal, con gente de diversas culturas, comunicación para transferir conocimiento, manejo de otros idiomas (inglés).
  • De negociación. Técnicas de negociación, en ambientes globales y otras culturas, poder y límites de la negociación.
  • Intelectuales. Capacidad de investigación, pensamiento abstracto, lógico, razonamiento, análisis crítico, comprender hechos no ubicados o incompletos, identificar y anticipar problemas, encontrar soluciones, pensamiento inductivo y deductivo, capacidad de juzgar apoyándose en alternativas, hechos y datos.
  • Interpersonales. Trabajar en equipo, organizar y delegar tareas, motivar y desarrollar, evitar y resolver conflictos, liderazgo, interactuar con gentes de diversas culturas y niveles intelectuales en ambiente global.
  • Personales: Pensamiento y visión creativos, investigación e indagación, conducta ética (no limitarse a una cátedra de ética), motivación, persistencia, empatía, sensibilidad a lo social, compromiso de aprendizaje para toda la vida.

Áreas de competencia de los contadores profesionales

Se han identificado las competencias necesarias para ayudar a que el contador profesional asuma el rol de socio de negocios estratégicos y continúe siendo un miembro actualizado, relevante y de pensamiento proactivo de la fuerza de trabajo de hoy y del futuro.

  1. Atributos personales: característica que le permite al profesional de las finanzas atraer a otros hacia puntos de vista bien razonados y lógicos, para comunicarse efectivamente y relacionarse con otros.
  2. Cualidades de liderazgo: habilidades que le permiten al contador profesional asumir una posición de influencia mediante la consecución y apalancamiento de diversidad de recursos que orientan los problemas y las oportunidades a través de la organización.
  3. Perspectiva amplia de negocios: entendimiento amplio de las organizaciones, su industria y las prácticas de contabilidad gerencial, así como la aplicabilidad.
  4. Experticia profesional: son las habilidades técnicas profesionales que tienen los contadores y que hacen parte de su capacidad única para entender una organización desde una perspectiva que no tienen otros profesionales.

Contabilidad profesional y de gestión

Análisis de ciclo de vida del producto: es el ciclo en que este existe desde su concepción hasta que es abandonado.

La cadena de valor y sus eslabones: conjunto de actividades interrelacionadas creadoras de valor.

Análisis de actividades: base para el sistema de costos ABC (Activity Based Costing): las actividades se encadenan en conjuntos que forman procesos.

Planeamiento estratégico: enfocado al cumplimiento de la Visión y Misión.

El presupuesto como elemento de control de gestión: utilizando esta herramienta de una forma dinámica con el concepto de presupuesto flexible.

Indicadores de gestión: establecer «medidores» que reflejen resultados actuales y potenciales.

Cuadro de mando integral (Balance Scorecard): es una herramienta que interrelaciona los indicadores de control tradicionales financieros con otros no financieros para medir en conjunto los logros de los objetivos estratégicos desde los puntos de clientes, accionistas, procesos internos y el recurso humano.

Valor económico agregado (EVA): medida de rendimiento de la empresa que indica cuánto valor se crea con el capital invertido.

Benchmarking: proceso de comparar y medir continuamente una organización con líderes del negocio (globalmente) y obtener información para mejorar el desempeño.

Administración de la base de datos: motivar la cultura y crear conciencia en el manejo de la base de datos en las organizaciones.

Otros conceptos o herramientas: flujo de caja libre, EBITDA, auditoría integral o de riesgos, e-business, capital intelectual, sistemas de información estratégica, Big Data.

La contaduría pública en Colombia

La contaduría pública como profesión tiene problemas estructurales que requieren soluciones de fondo:

  1. No se estudian o muy pocos lo hacen, los problemas estructurales ni de perspectiva internacionales.
  2. El nivel dominante es de tipo operativo. El perfil básico es de auxiliares o analistas, a lo sumo pequeñas jefaturas. Lo estratégico y la alta gerencia llega a muy pocos y no trasciende a la profesión.
  3. Se estudia en ratos libres, después de extenuantes jornadas laborales y afectando la vida familiar. Lo académico en muchos casos es de menor importancia. La investigación contable es muy escasa y hace falta apoyo en todos los niveles; hay casos aislados de resaltar, pero no es general.
  4. Algunas universidades mercadean con la formación profesional de los contadores, pero no apoyan la profesión. No hay respaldo técnico ni de investigación de tiempo completo y también en muchos casos se entregan títulos a granel sin el respaldo de la calidad de ellos. Hay profesores que nunca han trabajado en empresas, solo leen y “fusilan” libros, pero no tienen respaldo práctico; muchos lo hacen por escampar.
  5. La unidad gremial es una utopía. Se piensa a favor de unos pocos. Hay politiquería en nuestra profesión, proliferación de asociaciones, agremiaciones y confederaciones, se observan recelos, intereses particulares que impiden la verdadera asociación en una sola entidad; ojala tuviéramos una sola entidad gremial, que tendría una fuerza muy grande en lo legislativo y para el crecimiento, fortalecimiento y dignidad de nuestra profesión.
  6. Mientras tanto el mundo ha evolucionado aceleradamente por la adopción de los esquemas derivados de la contaduría profesional y de la creación de valor. Se requieren esfuerzos grandes para darle a la sociedad y a las organizaciones las soluciones requeridas y a la profesión un status de mayor realce.

Se buscan personas que deseen vincularse activamente a estas causas.

Luis Raúl Uribe Medina
Líder Uribe y Asociados Consultores SAS

Sobre el autor

Luis Raúl Uribe Medina

Contador Público (U. San Buenaventura-Cali), con maestría en Administración de Empresas (Univalle), Especialista en Calidad Total y Productividad (Univalle), diplomados en Gerencia Financiera (U. Libre), Comercio Exterior (SENA), diplomado NIC-NIIF (U. Javeriana), Certificación Internacional IFRS con ICAEW de Londres, Seminario de Reingeniería Contable (U. de los Andes). Capacitación NIIF (Banco Mundial, Bogotá, CTCP, 2012), capacitación Seminario Internacional NIIF (Buenos Aires, Argentina, 2012), y permanente actualización tributaria. Más de 30 años de experiencia profesional empresarial: Carvajal SA, Productos Quaker (7 años), Quintex SA (Gerente de Contabilidad), Colombina SA, Jorge Arabia y CIA (Contralor), y Organización Harinera del Valle (11 años). Docente universitario (Universidades de San Buenaventura, Javeriana, San Martín, Centro Superior, USC, Libre, Cooperativa-Cali, Cooperativa de Colombia-Barrancabermeja, Popular del Cesar-Valledupar y Aguachica, EAFIT –sedes Pereira, Armenia y Manizales–, San Buenaventura-Cartagena, Unicolombo-Cartagena, Universidad del Magdalena-Santa Marta, Fundación Universitaria de Popayán y Universidad de Santander-Cúcuta). Consultor NIC-NIIF (IFRS), Exdirector Ejecutivo en Asociación de Contadores; Líder Uribe y Asociados Consultores SAS, Consultores Gerenciales, Asesorías Administrativas, Financieras, Tributarias, Contables NIC-NIIF-NIA. Capacitación.

Director de diplomados y seminarios NIC-NIIF en varias ciudades: Cali, Bogotá Pereira, Cúcuta, Manizales y Popayán. Autor de los libros: “Enfoque a las NIC en Colombia-NIIFS”, Editorial Nueva Legislación; coautor “Plan de cuentas para sistemas contables NIIF 2011”, autor 2012-13-14-15-16 ECOE-Ediciones.



Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

Precio regular: $350.000/año

Hoy: $299,900*/año

$350,000/20 meses

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999,000*/año




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…