El mínimo, culpable del desempleo y de la informalidad laboral

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 26 julio, 2011

El mínimo, culpable del desempleo y de la informalidad laboral

Así lo ha dicho el Fondo Monetario Internacional (FMI). La informalidad laboral también ha sido un flagelo que no ha dejado que se vea progreso. Se continúa con la búsqueda de la equidad social y la justicia económica.

A finales del 2010, el presidente Santos decretó el aumento salarial mínimo en un 3,4% a $532.500 pesos y fijó en $63.600 un subsidio de transporte. Sin embargo y sorpresivamente, la inflación en nuestro país fue de un 0,65% en diciembre, por las alzas de los alimentos como consecuencia de las lluvias y las inundaciones, lo que llevó a un 3,17% el acumulado anual del Indice de Precios al Consumidor (IPC).

Con el reajuste, el mínimo quedó en $535.600 desde los $515.000 que regían como salario mínimo mensual en el 2010; un aumento del 4%. Fue entonces cuando los principales sindicatos aplaudieron la decisión del presidente y aseguraron que aunque no cubre sus expectativas es una buena señal con la clase trabajadora.

Hoy, siete meses después y según recomendaciones del Fondo Monetario Internacional, Colombia deberá hacer algo con el salario mínimo obligatorio. Según el FMI el mínimo es un obstáculo más para la generación de empleo formal en Colombia.

Hipótesis

Como lo publica lanotadigital.com, para el FMI las cargas tributarias a la generación de empleo formal es el principal obstáculo que tiene el mercado laboral de nuestro país. Según el más reciente informe presentado por el Directorio Ejecutivo del FMI, Colombia debe recortar los impuestos laborales y replantear el salario mínimo.

El FMI determino una brecha que hay entre el salario real y los precios del consumidor. Como lo afirma María Arbeláez, representante de Colombia ante el organismo, “ellos sugieren que el salario mínimo se incremente a un ritmo menor de lo que lo está haciendo, obviamente por lo menos al mismo nivel del costo de vida”.

Informalidad laboral dominante

El empleo informal en Colombia en los hombres ya va por el 51,6%, mientras que en las mujeres está por el 48,4%. Los lugares en donde las personas que tienen un trabajo informal laboran son: 32,4% en un local fijo, 18,8% en otras viviendas, 17,6% en su vivienda, 10,2% en un sitio descubierto o la calle y 21,9% en otros lugares como vehículos, trabajo puerta a puerta, obras de construcción, área rural, minas o canteras.

Las ciudades colombianas que presentan mayor proporción de población ocupada en la informalidad son Cúcuta con 71%, Montería con 67,2% y Villavicencio con 66,3%. En contrate, las ciudades con menor informalidad fueron Bogotá con 45,4%, Medellín con 46,2% y Manizales con 47%.

Como opina el columnista Jaime Sanz Botero, el crecimiento exponencial de la informalidad se traduce en el deterioro sectorial de la economía, en la afectación de las políticas públicas y en la irregularidad del aparato productivo para lograr crecimientos sostenibles y políticas redistributivas que generen equidad social y justicia económica.

Datos del Banco Mundial y de organismos multilaterales de crédito afirman cómo de las 10 millones de familias que hay en Colombia, 6 millones de estas tienen grandes dificultades para proveerse de alimentos, la reducción progresiva de la demanda de alimentos es estructural causada por la disminución constante en el ingreso de los colombianos.

Una opinión

En su cuenta de Twitter, el vicepresidente Angelino Garzón publicó que «Recetas del FMI de salarios precarios ya fracasaron y van en contravía de tesis de Presidente Santos de deuda social con la población pobre», una opinión que va en contra de lo que opina el FMI.

De igual manera publicó, «Crecimiento económico de las empresas y países se consolida si crece también economía ciudadanos@ incluyendo salarios de los trabajadores@».

Material relacionado:


    Es tiempo de empezar a preparar tu Cierre Contable y Fiscal. En Actualícese te enseñamos a hacerlo paso a paso y bien hecho. Estos son algunos de los modelos y formatos exclusivos que serán útiles para ti incluidos en nuestras suscripciones Actualícese.

    Adquiere la tuya aquí

    • Tratamiento contable y fiscal de los gastos de establecimiento: caso práctico
    • Impuesto diferido cuando hay compensación de pérdidas fiscales
    • Compensación de pérdidas fiscales y exceso de renta presuntiva (caso impuesto diferido)
    • Contabilización de impuesto diferido ante deterioro de cartera
    • Venta de bienes inmuebles a largo plazo: caso práctico de impuesto diferido
    • Impuesto diferido de propiedades de inversión en un contrato de leasing operativo

    Para profundizar más en estos artículos adquiere tu suscripción AQUÍ

    ¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
    Cargando…