Empleo de baja calidad en Colombia, un lunar que acrecienta la demanda laboral en el país


10 junio, 2019
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

La OIT afirma que la calidad de los empleos a nivel mundial está empeorando. Jairo Enrique Santander e Iván Daniel Jaramillo Jassir señalan que se debe trabajar para que los empleos formales sean atractivos para las personas, y una fórmula es fortaleciendo e impulsando el Servicio Público de Empleo.

Uno de los ejes alrededor del cual girará la nueva política pública de empleo del Gobierno nacional es la formación de competencias pertinentes y calidad para el empleo. Frente a esto, y desde el punto de vista de la ministra del trabajo, Alicia Arango Olmos, una de las principales causas del estancamiento de la productividad en el país durante los últimos 10 años es que los ciudadanos no se están educando para lo que genera valor, y están consiguiendo trabajos poco óptimos o que no son lo que están buscando, lo cual ocasiona una mayor informalidad.

Su punto de vista coincide con lo que indica el reporte del mercado laboral de septiembre de 2018 del Banco de la República titulado: Señales de recuperación de la demanda laboral urbana impulsada por una mejoría en el crecimiento económico, en el cual se explica que los nuevos y pocos puestos de trabajo que se están creando en el país se caracterizan por tener salarios bajos, y porque en ocasiones carecen de remuneración alguna.

La entidad explica que en los últimos meses se observan cambios para los trabajadores con menor escolaridad y que no son jefes de hogar. «Estos trabajadores, por su menor formación educativa y menor experiencia, tienen un retorno menor en el mercado laboral formal, por lo cual se emplean con mayor probabilidad en el sector no asalariado», afirma el informe. La mayor ocupación de estos trabajadores va de la mano con una mejor dinámica del empleo no asalariado.

“la fuente principal del impulso reciente de la demanda laboral en Colombia es la creación de empleo de baja calidad”

El informe afirma que la fuente principal del impulso reciente de la demanda laboral en Colombia es la creación de empleo de baja calidad. «Mientras la tasa de ocupación asalariada se ha mantenido alrededor de 31 % durante los últimos tres años, la tendencia decreciente del empleo no asalariado se rompió a finales de 2017 y se observa un repunte en los últimos cuatro meses, de alrededor de 2 %».

En febrero de 2019 la Organización Internacional del Trabajo –OIT– manifestó que el progreso global en la lucha contra el desempleo y la brecha laboral de género se está estancando, al tiempo que la calidad de los empleos está empeorando.

TAMBIÉN LEE:   Reuniones para definir incremento del salario mínimo para 2022 iniciarán este 3 de diciembre

Sobre este último punto, el director de investigación de la OIT, Damian Grimshaw, dijo que 2.000 millones de personas en 2018, es decir, el 61 % de la fuerza laboral mundial, tenían empleos informales, trabajos típicamente vulnerables con bajos salarios y sin protección social.

Jairo Enrique Santander, economista, profesor asistente de la Universidad de Los Andes y miembro del Centro Interdisciplinario de Estudios Sobre Desarrollo –Cider– afirma en entrevista con Actualícese que uno de los principales retos que tiene el Ministerio del Trabajo es velar porque el mercado laboral presente buenas oportunidades de la mano de empleo de calidad.

«En el país hay que realizar mayores esfuerzos para hacer más atractivo el trabajo formal, tanto para el empresario como para el trabajador. Y esto pasa por muchas aristas, entre las que se encuentra la cultura organizacional de las empresas, sobretodo de las medianas y pequeñas, el trato patrono-trabajador, la implementación de prácticas flexibles de trabajo (en tiempos, espacios y responsabilidades), entre otras, que permitan al trabajador ver el lugar de trabajo y sus labores como dignificantes de su condición de vida», explica Santander.

Iván Daniel Jaramillo Jassir, director del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario dice en diálogo con Actualícese que la presión hacia la informalidad de la contracción de la demanda de trabajo debe ser objeto de intervención por conducto de las políticas públicas en cabeza del Servicio Público de Empleo –SPE–, como agente institucional de intervención y promoción del acceso a trabajos en condiciones dignas y justas.

La ministra del trabajo ha dicho que se le dará un gran impulso al Servicio Público de Empleo –SPE– y al modelo de inclusión laboral, también aprobado en el Plan Nacional de Desarrollo –PND–. Para ella, se debe buscar la unificación de las bolsas de empleo en el país que hoy funcionan a través de muchas bolsas fragmentadas. «Queremos dinamizar este sistema para que las vacantes que se produzcan sean accesibles a través del mismo sistema y del SPE en cualquier lugar del territorio nacional», dijo Arango Olmos.

TAMBIÉN LEE:   Reforma tributaria: estos son los retos que tiene por delante el sistema tributario colombiano

Material relacionado

Así te actualizaremos:

Nuestros productos