Empresas se muestran preocupadas por la disminución de su patrimonio

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 17 febrero, 2016

Empresas se muestran preocupadas por la disminución de su patrimonio

Gustavo Adolfo López, contador público, revisor fiscal y gerente de Soluciones Organizacionales –SUMMA–, piensa que las entidades pertenecientes al Grupo 3 no tienen claro lo que deben hacer frente a los Estándares Internacionales. Por otra parte, en el Grupo 2 se detecta que no hay un proceso de implementación, sino de conversión bajo norma local.

Gustavo Adolfo López, contador público y revisor fiscal, opina sobre los impactos económicos que se proyecta tendrá el proceso de convergencia en las empresas de los Grupos 2 y 3, las cuales conforman la mayoría del mercado colombiano.

“Quienes constituyen el Grupo 3 ya deberían tener implementada la contabilidad simplificada del Decreto 2706 del 2012, que básicamente es un poco del Decreto 2649 de 1993 con algunas adiciones que se traen del documento de IASB, expedido para manejar la contabilidad de las microempresas de manera más simplificada”, dice López.

Pero al ver la realidad, manifiesta López, el Grupo 3 ni siquiera conoce lo que debe hacer, no tienen claridad sobre lo que es aplicar el decreto. “Estamos hablando de tiendas, pequeños mercados donde se demuestra que aún se maneja la contabilidad de cuaderno, y es muy complicado que este grupo se formalice para manejar el Decreto 2706 del 2012”.

“en las microempresas buscan al contador público para que haga un estado financiero y les ofrezca una orientación cuando tengan que acudir al sector financiero”

Según López, en las microempresas buscan al contador público para que haga un estado financiero y les ofrezca una orientación cuando tengan que acudir al sector financiero; esto debido a que manejan una economía de subsistencia.

En el caso del Grupo 2, cuando se plantean los impactos económicos que se pueden tener en dicho proceso de implementación, “es curioso encontrar que la mayoría ha hecho caso omiso a esta obligación donde en el 2015 tuvieron que haber realizado una transición para entrar a la aplicación obligatoria en el 2016”.

López asegura que muchas empresas están buscando que solo se les haga el ESFA. “No hay un proceso de implementación, sino de conversión bajo norma local, aplicar unas plantillas bajo ESFA para llevarlas a conversión, y cumplir con los requerimientos de las Superintendencias, procesos que están mal remunerados”.

Otro de los puntos que preocupa a las empresas es la disminución del patrimonio durante el proceso de implementación y conversión de estados financieros. Por ejemplo, el patrimonio de Ecopetrol disminuyó un 28% por la implementación de Estándares Internacionales.

“Al hablar sobre los efectos sociales y económicos de esta situación se ha encontrado que varias compañías han disminuido su patrimonio, incluso algunas quedan en patrimonio negativo”, dice López.

Cabe recordar que la Supersociedades manifestó que debido a que la disminución del patrimonio por debajo del 50% implica estar en causal de disolución, las entidades que se encuentren en dicha condición deberán adoptar las medidas conducentes a restablecer el patrimonio y elaborar el plan que sea necesario para recuperar el negocio. “El tema de la depreciación, bajo Decreto 2649, jamás estuvo ligado a años de vida útil. Ahora, al depurarlo bajo estándares internacionales significa que la tarea se está haciendo mal”, recalca.

Para López, los primeros damnificados en todos estos procesos de ajustes son la planta de personal, situación que es delicada y demuestra que en el discurso de los Estándares Internacionales hay aspectos para tener cuidado.

“Se ha planteado, para evitar esto, una reforma al Código de Comercio, y que la Supersociedades busque una medida transitoria para que este tipo de problemas pueda ser salvado, temporalmente, hasta cuando las empresas recobren su nivel de patrimonio normal y continúen su vida económica sin afectar el tema social”, concluye.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…