En soledad nunca podrás lograr nada – Otto González Alonso


18 abril, 2017
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

¡Solo nunca alcanzará el éxito y menos la felicidad! ¡El hombre es por esencia social!

“Más valen dos que uno, pues, mayor provecho, obtienen de su trabajo”

Como adelanto a una posterior reflexión sobre el trabajo en equipo, afirmamos que: “solos” nunca alcanzaremos nada. De nada valdrá una actitud positiva si no la acompañamos de los demás, de los recursos que nos brinda el entorno, de la opinión de personas que apreciamos y de la presencia de un ser superior que con su gracia nos inspira. Además, debemos buscar personas u organizaciones a quien servir, porque dando es como recibiremos y el día que comprendamos esto triunfaremos.

Para entenderlo mejor, miremos algunos ejemplos y anécdotas de quienes descubrieron que solos no se logra la victoria.

En el deporte colombiano antes surgían, muy de año en año, individuos superdotados, que brillaban por sus cualidades naturales y llegaban a triunfar solos. Eran excepciones en un medio huérfano de apoyos y programas de gobierno. Hoy celebramos las medallas olímpicas, títulos mundiales, triunfos en las grandes competencias de ciclismo, los goles y actuaciones de nuestros futbolistas en equipos internacionales y en el mundial; cada vez llegamos más lejos, en todos los deportes. Y ¿el secreto?

Programas de desarrollo desde categorías infantiles, entrenadores preparados, el apoyo de familias, de empresas, del sector público y privado. No volvimos a dejarlos solos, unimos esfuerzos, disciplina y amor y empezaron a llegar los premios. Algunos también, y con más frecuencia, agregan a sus dotes, la fe en DIOS y la confianza en sí mismos, es todo este equilibrio el que les da la salud, la fortaleza mental y la energía física fundamentales para triunfar en cada intento.

Sino preguntémosle a Mariana Pajón, a Catherine Ibarguen, a Yuri Alvear, a James Rodríguez (el gol frente a Uruguay – concentración y equilibrio), a Nairo Quintana, a Orlando Duque (en esos saltos mortales al abismo, requiere concentración y equilibrio), a Muñoz, Tunjo, Saavedra y Urán. Ellos y todos los demás son un ejemplo de actuar en pleno equilibrio, cuando tienen frente a sí su más difícil reto ninguno habla de lograrlo solos, todos agradecen a quienes los han acompañado y apoyado.

TAMBIÉN LEE:   Elegir bien

!Nunca solos! Siempre acompañados de equipos completos a su rededor y muchos de ellos de Dios.

Un empresario del calzado, dueño de la cadena de almacenes Ramo en Colombia supo escuchar a su esposa. Además, se asesoró para convertir en una prospera empresa su compañía de familia. Cuando me pregunté por su éxito encontré que su esposa hacía siempre obras de caridad con los pobres. Ejemplo de equilibrio entre el yo, los demás y el entorno, sumado al amor a los pobres y a Dios.  Cuando lo conocí creí que todo lo había logrado solo, pero no era verdad.

También, encontraremos ejemplos en la academia, aunque allí son más escasos porque aún no hemos descubierto que los países que han cambiado su destino lo han hecho desde la educación.

La revista semana encontró 30 investigadores destacados y el Gobierno, por cuarta ocasión, premio a 7 de ellos. Si revisa sus hojas de vida, encontrará que se soportan en equipos, han recibido el respaldo de las universidades y no son esos seres solitarios que el imaginario popular ha retratado. Además, han servido a muchos de sus alumnos y a otros académicos, en el desarrollo y dirección de sus trabajos. Otra vez el equilibrio entre el yo, los demás, la naturaleza (estudiada por la ciencia) y el espíritu (que da fuerza al análisis y pruebas incesantes).

Lo anterior, tan solo es una mínima muestra, de miles y miles de casos de éxito que están ahí más cerca de lo que pensamos. Busque la historia de amor y fe detrás de “Crepes & Waffles”, de solidaridad en “Body Tech”, de un grupo de amigos en “Pan Pa Ya”, del matrimonio Chavez /Cortés detrás de Jolie de Vogue o tantas empresas y personas que admiramos. Nunca obraron solos y en más de una ocasión, la fe se constituyó en su aliado. Mire hacia ellos y si se anima, hacia ese compañero de colegio, ese amigo o ese hermano, para hacer una lista breve, pues si sigue indagando verá que son muchos en el mundo, en el país, en su entorno más próximo, los que podrían comprobarlo: solos nunca alcanzaremos nada.

TAMBIÉN LEE:   Actas del Tribunal Disciplinario de la JCC vulneran el derecho de acceso a la información

Los que entendieron que necesitaban apoyo, un plan elaborado, disciplina, estudio, humildad y sencillez para servir, para recibir ayuda y resaltar sus dones naturales, lo lograron. Quienes aún viven trascendieron su tiempo y gozan cada instante de su existencia, aquellos que murieron los recordamos en todo momento para admirarlos e imitarlos. La mayoría de ellos triunfaron de la mano de Dios o, cuando menos, encontraron como Einstein que detrás del orden del universo hay una fuerza que la mente humana no puede explicar.

El mundo en que vivimos está cada vez más inter-relacionado, se establecen mercados comunes, alianzas empresariales, redes de apoyo, la tecnología nos ha hecho más interdependientes, etc. Ya nadie, como individuo o como país, puede aislarse, cualquier fenómeno en un punto determinado del planeta afecta al mundo completo, más en el caso de la economía.

El mismo universo depende del equilibrio de todos sus componentes, si este se pierde sería el fin; todo depende de leyes físicas y biológicas armónicas, como afirmó Albert Einstein: “Dios no juega a los dados” (si bien muchos dicen que esto lo dijo para defender su teoría de la relatividad, confirmada por los hallazgos científicos posteriores); él se refería a ese orden del universo, nada en el universo puede subsistir sin su inter-relación con el sistema.

No olvide pues que, solo nunca alcanzará el éxito y menos la felicidad. El hombre es por esencia social. Dos, no, uno. Y ya que mencionamos el universo y su equilibrio, recuerde, una vez más, que toda decisión involucra:

1. A su entorno (la naturaleza)
2. A los demás
3. A usted mismo
4. Al espíritu

TAMBIÉN LEE:   Riesgos no asegurables

Si encuentra el equilibrio entre ellos, y además es creyente, ¡encontrará a Dios! Acepte que no está solo y que solo nunca podrá triunfar y menos si se olvida de Dios y de servir a los demás.

Cerremos esta reflexión con aforismos populares:

  • “Cuatro ojos ven más que dos”
  • “Hay que dar para recibir”
  • “Rodéate de gente positiva y sana”
  • “La forma más rápida de mejorar nosotros mismos es estar con personas que ya son de la forma que nosotros queremos ser” – Reid Hoffman.
  • “Solo hay una forma de comenzar a construir tu sueño: dejando de hablar y comenzando a hacer”– Walt Disney

La falta que nos hace aprender del trabajo en equipo para hacer mejor nuestra labor se ve reflejada en la anécdota según la cual, si se contrata a un colombiano y a un japonés para desarrollar un trabajo, triunfará el colombiano, pero si los contratados son 10 colombianos y 10 japoneses, triunfarán los japoneses. Un buen comienzo será, entonces, aceptar que solos no podemos lograr nada.

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 18 abril, 2017
    (hace 5 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace