En tiempos de COVID-19, ¿qué tal crear impuestos para los más ricos?


5 mayo, 2020
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

La propuesta no es novedosa, la coyuntura para hacerlo sí. FMI y Cepal apuestan a gravar patrimonio de los ricos.

En Colombia se creó el impuesto solidario para funcionarios del sector público que ganan más de 10 millones de pesos.

Se busca incrementar temporalmente la sobretasa para el sector financiero.

Frente al desplome del recaudo tributario de todas las economías del mundo por motivo del COVID-19 se suman las necesidades fiscales para atender la emergencia sanitaria y las medidas sociales para sostener a millones de personas que han estado en sus casas sin recibir ingresos.

Impuestos al patrimonio para aumentar los ingresos

Frente a esto, el Fondo Monetario Internacional –FMI– ha invitado a los Gobiernos para que apliquen impuestos sobre el patrimonio, una propuesta que tiene como objetivo aumentar los ingresos mientras la pandemia continúa impactando las economías.

En lo que respecta a temas tributarios, el FMI ha señalado que los responsables políticos deberían revisar la materia impositiva, lo que implicaría el aumento de los impuestos sobre la renta, de la propiedad y el patrimonio, basado en el modelo de “sobretasa de solidaridad”.

Para las personas naturales, la entidad plantea la reducción de los impuestos sobre la nómina y las transferencias de efectivo para ayudar a quienes se han visto afectados por la pérdida de empleo, por ejemplo.

La recomendación del FMI de un impuesto sobre el patrimonio marca un giro para esa institución.

Impuestos para los más ricos

“con la actual coyuntura, la entidad ha propuesto planes para ayudar a reducir la brecha entre los más ricos y el resto”

Analistas indican que, durante mucho tiempo, el FMI impulsó los recortes de impuestos como un importante elemento dentro de sus políticas para los países en desarrollo; sin embargo, con la actual coyuntura, la entidad ha propuesto planes para ayudar a reducir la brecha entre los más ricos y el resto.

TAMBIÉN LEE:   Certificado de aislamiento por COVID-19: medidas que deben adoptar los empleadores

En Estados Unidos, los senadores Elizabeth Warren y Bernie Sanders han impulsado los impuestos sobre la riqueza. Misma posición que ha promovido Bill Gates, uno de los hombres más ricos del mundo, quien insiste en subir los impuestos a los ricos.

“Tenemos que actualizar nuestro sistema tributario para estar al día con la evolución de los tiempos. Tenemos que hacerlo de nuevo, empezando por aumentar los impuestos de personas como yo”, ha dicho.

Propuestas en nuestra región para gravar a los más ricos

Por su parte, desde la Comisión Económica para América Latina y el Caribe –CEPAL–, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva, ha dicho que en la región existen dos propuestas legislativas para gravar la riqueza.

La primera, desde Argentina, donde se busca la adopción de un impuesto extraordinario a las grandes riquezas. La segunda, desde Perú, donde se presentó un proyecto para imponer un impuesto directo solidario a las grandes fortunas.

Frente a la primera propuesta, esta se sustenta en la adopción de un impuesto extraordinario a las grandes riquezas, que gravaría a las personas naturales con una tasa de entre 1 y 2 % sobre el valor de sus bienes, tanto dentro como fuera del país. Con este impuesto Argentina podría recaudar 3.800 millones de dólares.

La propuesta peruana impone un impuesto directo solidario a las grandes fortunas, tanto de personas como de empresas, basado en experiencias de países como España, Francia y Noruega. Este impuesto estaría dirigido a gravar los ingresos, de las personas naturales, superiores a 300 mil dólares, con una tasa que va del 0,22 al 1 %, así como a las personas jurídicas con tasas que van del 1 al 3 %, dependiendo del nivel de ingresos y del valor del patrimonio inmobiliario.

TAMBIÉN LEE:   Prima de servicios: plazos, restricciones, sanciones y mucho más

Impuesto solidario en Colombia

En nuestro país, el 15 de abril de 2020 se expidió el Decreto Ley 568, a través del cual se creó el impuesto solidario, con destinación específica para inversión social en la clase media más vulnerable y en los trabajadores informales.

Se trata de un impuesto por tres meses, a partir del 1.° de mayo y hasta el 31 de julio de 2020, obligatorio para todos los funcionarios que trabajan en el sector público y ganan más de 10 millones de pesos.

Los funcionarios que ganen entre 10 millones y 12,5 millones de pesos deberán aportar el 15 % de su salario; funcionarios con salarios entre 12,5 millones y 15 millones de pesos tendrán que aportar el 16 %; para los salarios que se encuentren en el rango de 15 millones y 20 millones de pesos se les aplicará una tarifa del 17 %; los superiores a los 20 millones de pesos, una del 20 %; esta retención también aplica para contratistas.

El Decreto Ley también establece que los pensionados con mesadas de 10 millones de pesos o superiores también son sujetos pasivos del impuesto solidario.

¿Y el aporte de los bancos?

Pero si de riqueza se trata, hay que hablar de los bancos, muy criticados por esta época por su poco accionar en medio de la pandemia. Por esto, el representante Wilmer Leal presentó una propuesta, firmada por 14 congresistas, que plantea aumentar temporalmente la sobretasa ya establecida al sector financiero en 2020 con 4 puntos porcentuales adicionales, quedando en un 40 %, y en 2021 y 2022, 3 % cada año.

TAMBIÉN LEE:   CTCP celebró audiencia pública sobre reglamentación de la profesión contable

En la petición se sugiere incluir un impuesto al patrimonio donde se vinculen como sujetos pasivos personas jurídicas como sociedades nacionales, extranjeras y similares con una tarifa progresiva, desde 1 % anual para patrimonios entre 5.000 y 10.000 millones de pesos hasta 3 % para patrimonios superiores a 50 mil millones para pagos en 2020 y 2021.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 5 mayo, 2020
    (hace 2 años)
Categorías:
Etiquetas: