Estrategia para las empresas en crisis: la redistribución del patrimonio –RP–. Parte 1


3 junio, 2020
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Dada la coyuntura por el COVID-19 y el impacto en las dinámicas de los mercados, los países en vía de desarrollo avizoran una recesión económica que dejará a distintas empresas en crisis, por problemas de insolvencia e iliquidez. Esto, en vista que el pasivo de distintos terceros, tales como nómina, impuestos, proveedores, deudas financieras e intereses, sumados a una lenta recuperación de la economía, no proporciona una estabilidad financiera.

En estas circunstancias, es necesario proponer soluciones alternativas que permitan desarrollar estrategias de autogestión, donde primen la producción, el trabajo y la seguridad social, refiriéndonos a empresas que podrían ser aún productivas y convenientes, pero no rentables desde una mirada financiarizada (Decreto Legislativo 560 de 2020).

La propuesta de redistribución del patrimonio –RP– es una estrategia de acuerdos entre los propietarios y los grupos de interés, para transferir la propiedad, la gestión y el control sobre los medios de producción, con el propósito de regenerar las entidades económicas que están en situación crítica y así mantener el negocio en marcha, el trabajo y la productividad.

La RP se realiza a través de los siguientes modelos: capitalización de la deuda, empresas recuperadas por sus trabajadores –ERT–, empresas recuperadas por comunidades indígenas y afrodescendientes –Ercia–, empresas compradas por los trabajadores, cooperativización o nacionalización de los medios de producción.

Publicidad

Estas nuevas propuestas organizacionales conllevan a fijar formas distintas de gobierno, gestión y repartición de utilidades. Demandan un arduo proceso de negociaciones, comprender las posibles figuras y escenarios jurídicos; asimismo, de asesores que entiendan los posibles conflictos presentes y futuros del nuevo acuerdo. Además, precisan de innovadoras estructuras de representación y revelación contable, ajustándose a las necesidades en torno a la rendición de cuentas y transparencia.

TAMBIÉN LEE:   Crecimiento económico y empleo formal

Hay experiencias tan diversas como las de Tradoc en México, Zanon y MadyGraf en Argentina, Anson Industries en EE. UU., Embotelladora del Tolima y Etgetsa en Colombia, Fralib en Francia, Cuin Factory en España, entre muchas otras, donde alguna o varias de las partes interesadas se vuelven propietarias de la empresa, siendo una estrategia de ganar-ganar.

Esta estrategia precisa de una clase trabajadora que se empodere de la responsabilidad de sacar adelante, como dueños y empleados, las organizaciones productivas del país y, por tanto, también la economía y la dinámica de los mercados.

Colectivo de Estudio y Apoyo para la Reactivación Económica –Ceare– (*). ceareuv@gmail.com

(*) Jorge Agreda, Carlos A. Rincón, Francisco Molina, Ibis Yanguas, Claudia Mendieta, Daniel Rengifo, Est. Wilmer Solarte.

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 3 junio, 2020
    (hace 2 años)
Categorías:
Etiquetas: