Estrategias evasivas… no recibir tarjetas como medio de pago

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 25 octubre, 2011

Estrategias evasivas… no recibir tarjetas como medio de pago

Parece complicado de creer pero establecimientos comerciales grandes no reciben tarjetas para pago debido a la informalidad empresarial lo que fomenta el lavado de activos y la evasión de impuestos. Grave problema.

Muchos usuarios del sistema financiero colombiano se molestan porque cuando van a pagar no les reciben sus tarjetas. Según datos de Fenalco, y como lo publica La República, de los más de 600.000 establecimientos comerciales que hay en el país, sólo un número cercano a 90.000 reciben pagos con tarjetas débito o crédito.

¿Cuál es el problema? El no recibir tarjetas como medio de pago no se entiende en compañías medianas y grandes, ya que esto hace que exista evasión de impuestos y lavado de activos.

El punto de vista de la DIAN

En las investigaciones que realiza la entidad se ha detectado que algunos contribuyentes que no facturan el pago en efectivo o las compras en efectivo. Lo anterior hace que no registren en la contabilidad dicho ingreso o venta y en consecuencia no lo declaran, obviamente ellos no aceptan la transacción por medio de tarjetas débito o crédito porque la forma de pago en efectivo es un medio más fácil de desviar el ingreso.

Cuando el establecimiento sólo permite el pago en efectivo tiene la facilidad de hacer una doble facturación y evadir el pago del tributo. Además, algunos de estos negocios no reciben los plásticos para lavar activos.

Una herramienta para evitar lo anterior es la utilización del datáfono, pero hay comerciantes que no lo hacen. Y la excusa de estos es que son los costos que implica tener un dispositivo electrónico, además de las comisiones que cobran las entidades bancarias por su uso.

Lo sorprendente es que los grandes establecimientos no lo usen. «Este país tiene unos problemas estructurales porque hay mucha informalidad que proviene del miedo de los empresarios de empezar a ser vigilados por la DIAN y de considerar que el sector financiero no es su aliado», dice Eduardo Leaño, presidente de Credibanco.

¿Y la Tarjeta Fiscal en qué quedó?

Como ya lo habíamos expresado en un editorial anterior el ex ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, en junio de 2010 anunció la adopción de la tarjeta fiscal para luchar contra la evasión del IVA por parte de los establecimientos comerciales.

Como lo explica el Contador Público Ronald Fabian Valdés, este es un dispositivo que se ha implementado en otros países como Uruguay, Argentina, Brasil, Venezuela y Panamá. Es un mecanismo electrónico interno de la caja registradora o impresora POS y su funcion es registrar cada factura donde graba los montos facturados y cuadres diarios.

“Esto permite mayor transparencia en las declaraciones de impuestos al Estado y una manera más correcta de llevar la contabilidad; lo que reduce el margen de error en las declaraciones y reduce las evasiones de empresas o negocios”, asegura Valdés.

A principios de este año, el director de la DIAN, Juan Ricardo Ortega, dijo que el tema se estaba evaluando, “que puede hacer parte de la estrategia contra la evasión, pero que por tratarse de un gasto importante se reaizaría un piloto de la tasa interna de retorno”. La realidad es que no se ha vuelto a escuchar nada sobre este tema.

Material Relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…