Factura electrónica: obstáculos que se vienen presentando en el proceso de implementación

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 12 septiembre, 2017

Factura electrónica: obstáculos que se vienen presentando en el proceso de implementación

A finales del año la Dian pondrá a disposición de las micro y pequeñas empresas una solución gratuita que les permitirá generar y descargar sus facturas electrónicas para que realicen operaciones comerciales. También se efectuarán estudios y análisis para acondicionar tecnológicamente la entidad.

Desde el 1 de enero de 2019 todas las empresas, personas naturales y jurídicas pertenecientes al régimen común deberán tener implementado el modelo de factura electrónica. El objetivo de la Dian, mediante este mecanismo, es tener un mayor recaudo fiscal, disminuir el lavado de dinero, atacar la evasión y mejorar las prácticas empresariales.

Sin embargo, uno de los obstáculos que se pueden presentar en su implementación corre por cuenta de las áreas rurales, micro y pequeñas empresas.

«Este proceso puede resultar confuso por el poco entendimiento del mismo, y es por esta razón que se debe entrar en un proceso de masificación, para que las personas comprendan su funcionamiento. De esta manera, se darán cuenta que la facturación electrónica tiene muchos beneficios», dice Luis Jiménez, gerente general de Factura1 S.A.S.

Dentro de los beneficios, según Jiménez, está que el sistema se encarga de optimizar las gestiones de la empresa al reducir tiempos de gestión, se logra una mayor eficiencia en el funcionamiento de la compañía, se ahorra en espacio de almacenamiento y se obtiene mayor seguridad y control sobre posibles errores.

“31 proveedores tecnológicos ya han sido autorizados y están en la capacidad de ofrecer soluciones a las empresas para la implementación de la factura electrónica”

Como contraste a la situación de las micro y pequeñas empresas, la mayoría de empresas que ya han iniciado su proceso de transformación son los grandes comercios. Hoy, hay emitidas por parte de la Dian 118 resoluciones de facturadores electrónicos voluntarios. De igual forma, 31 proveedores tecnológicos ya han sido autorizados y están en la capacidad de ofrecer soluciones a las empresas para la implementación de la factura electrónica.

Para hacerle frente a la anterior situación, María Pierina González, directora de gestión de fiscalización de la Dian, dice que a finales de este año se contará con un software gratuito básico para que áreas rurales, micro y pequeñas empresas se vayan familiarizando con el proceso.

“Estará diseñado para personas naturales o jurídicas con baja expedición de facturas al mes y podrán ingresarlas de forma manual y se les dará un certificado. Quienes tengan un volumen alto de facturas, tienen la opción de implementar directamente la facturación electrónica o contratar un proveedor tecnológico”, dice González.

La entidad espera que si todos los obligados a cumplir el requisito lo aplican, se registren de 1.500 millones a 2.000 millones de facturas anuales, lo que podría traducirse en un aumento anual del recaudo de 1 % del producto interno bruto –PIB–, es decir, cerca de 9 billones de pesos de este año.

“Si se masifica la facturación electrónica habrá un ahorro del 80 % en los costos asociados frente a la factura de papel. A algunos los asusta la inversión inicial en tecnología, pero un estudio realizado por nosotros indica que se recupera en menos de dos años, pues bajan los gastos de papel, almacenamiento, procesos internos, liquidación de obligaciones tributarias y demás”, destaca González.

Frente a lo anterior, un estudio realizado por la firma de consultoría Billentis concluyó que la implementación de la facturación electrónica reduciría los costos de los procesos relacionados con papel entre un 50 % y 80 %. Emitir una factura física tiene un costo de $2.650, mientras que generar una factura electrónica cuesta $820, según la Dian.  Actualmente, se puede afirmar que el proceso va en su segunda etapa, en la que las firmas proveedoras de software deben certificar el cumplimiento de los parámetros establecidos por la Dian para su implementación.

Para lo que resta del año, como ya se dijo anteriormente, la Dian pondrá a disposición de las micro y pequeñas empresas una solución gratuita que les permitirá generar y descargar sus facturas electrónicas para la realización de las operaciones comerciales. De igual manera, se realizarán estudios sectoriales de riesgo que darán lugar a la selección de algunos contribuyentes que deberán facturar electrónicamente en 2017 y 2018, y se llevarán a cabo los estudios y análisis necesarios para acondicionar tecnológicamente a la Dian para evolucionar al actual modelo de factura electrónica, de acuerdo a lo establecido en la reforma tributaria.

Así mismo, el próximo año se implementará la validación de las facturas electrónicas por parte de la Dian o de proveedores autorizados por esta, se adaptará la infraestructura tecnológica de la entidad para la evolución del modelo de facturación electrónica, se expedirán resoluciones de seleccionados para facturar electrónicamente y se seguirá promoviendo la voluntariedad y sus beneficios.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…