¿Falta socialización de los Estándares Internacionales o interés de los contadores? ¡Debate abierto!

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 19 junio, 2019

¿Falta socialización de los Estándares Internacionales o interés de los contadores? ¡Debate abierto!

Alexandra Peñuela, Ruth Alejandra Patiño y María Del Pilar Rodríguez apoyan la labor ejercida por los entes gubernamentales, y señalan a los contadores como los responsables de interiorizar, mejorar sus conocimientos y darle la importancia que se merece a los Estándares Internacionales.

Es más lo que han hecho entes privados, como el Instituto Nacional de Contadores Públicos y otras agremiaciones, que lo que ha hecho el Gobierno. Este es el punto de vista de Elver Giovanny Rubio Cuervo, contador público, especialista en auditoría y control, certificado NIIF – ACCA, frente al tema de si las diversas entidades gubernamentales han cumplido con la tarea de socializar los Estándares Internacionales.

«Al comienzo, las superintendencias impartían cartillas, pero ahora no veo a los entes gubernamentales tan activos en estos temas, más allá de seguir pidiendo informes a sus vigilados o supervisados. Las cámaras de comercio, por ejemplo, tienen diplomados, pero son onerosos, y respecto a los realizados por la Dian no conozco ninguno; me puedo equivocar, pero no he sabido que haya efectuado socialización alguna», critica Rubio Cuervo.

Para Alexandra Peñuela, gerente senior NIIF de BDO Colombia, el Gobierno ha tenido un gran papel dentro del reto de internacionalizar la economía del país, y ha sido un facilitador, dentro de sus posibilidades, para socializar las Normas Internacionales de Información Financiera durante todo este tiempo.

«El Gobierno ha realizado un trabajo de cooperación conjunta con gremios, superintendencias, Dian, organismos internacionales, expertos, entre muchos otros actores, para capacitar y tener en cuenta las necesidades locales y mejores prácticas internacionales», opina Peñuela en entrevista con Actualícese.

Sin embargo, desde su punto de vista, la socialización viene muy interrelacionada con la capacitación propia del profesional contable, así como de las profesiones que tienen relación con los estados financieros de las compañías. «De nada sirve socializar, por parte del Gobierno, sino se interioriza y se entiende la norma por parte de quien la aplica», concluye Peñuela.

Carolina González, contadora pública y socia de la consultora PwC considera que las superintendencias y entidades del Gobierno han diseñado planes de capacitación y han dispuesto vías de comunicación que le permiten a los usuarios de la información plantear sus inquietudes frente a la aplicación de los Estándares Internacionales. «La tarea pasa más, por ejemplo, por promover a las pymes para que saquen provecho del buen uso de estas herramientas», recalca.

Ruth Alejandra Patiño, contadora pública con maestría en ciencias económicas y doctorado en educación, docente e investigadora de la Universidad Nacional de Colombia considera que el Consejo Técnico de la Contaduría Pública –CTCP– ha hecho un esfuerzo grande realizando capacitaciones a lo largo el país. «Sin embargo, no conozco si logre alcanzar una cobertura en el total de contadores que necesiten esta formación, porque realmente son muchos los profesionales contables que necesitan mejorar sus conocimientos, en especial en contextos geográficos donde las alternativas de capacitación son muy escasas», puntualiza en diálogo con Actualícese.

María Del Pilar Rodríguez, gerente NIIF/IFRS de BDO Colombia opina de forma similar a Patiño. «Dentro del proceso de convergencia a las normas se ha visto la falta de conocimiento de la norma por parte de los contadores públicos, quienes se limitaron a un diplomado y no mantuvieron la actualización o análisis de la norma para establecer los impactos en el entorno colombiano», puntualiza.

Rodríguez critica que la academia, en su momento, no contribuyó con los procesos, pues hasta ahora se están viendo los cambios académicos, siendo que estos deberían haberse realizado desde 2009, año en el que se expidió la Ley 1314.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…