Fases del trabajo del revisor fiscal ahora con NIA


8 septiembre, 2016
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Entre las NAGA y las NIA existen cambios evidentes y también amplias similitudes; estudiar los marcos normativos y reconocer la valía de establecer fases o etapas para la ejecución de la labor del revisor fiscal (Colombia) o del auditor externo (internacionalmente), permite realizar la transición entre ambos esquemas de revisión de una forma más práctica y sin traumatismos.

A continuación se presentan las fases o etapas del trabajo del revisor fiscal (Colombia) o del auditor externo (ámbito internacional), para determinar los cambios y similitudes entre las NAGA y las NIA y evitar traumatismos en dicha transición:

Planeación

En esta fase se hace énfasis en el conocimiento del negocio; está definida tanto en las NAGA como en las NIA, pero en la práctica muchos no la realizan o la hacen de manera muy superficial, perdiendo a veces la oportunidad casi única, de conocer bien el negocio en todas sus áreas y divisiones, operaciones, acuerdos, contratos, etc.

Lo anterior contribuye a abordar un adecuado plan de auditoría, estableciendo pruebas de recorrido, las cuales están definidas en la NIA 300: Planeación de una Auditoria de Estados Financieros; pasos que permiten dedicar atención apropiada a las áreas importantes de la auditoría, en aspectos como: tipo de organización, objeto social, propietarios, productos y mercado, mercadeo y ventas, asuntos contables, financieros y fiscales; sistemas de información, ambiente de procesamiento de datos y de control, manuales, procedimientos, políticas, aspectos laborales, conocimiento de producción, misión, visión, planeación estratégica y prospectiva, anteriores auditorías etc, que darán calificada información para un desarrollo exitoso.

Ejecución

“ si bien tal administración está planteada en las NAGA (Ley 43 de 1990 y otras disposiciones), no ha sido muy aplicada en Colombia y viene a ser reforzada y exaltada con las NIA 300 y 400”

Contempla entre sus puntos fundamentales, la evaluación del sistema de control interno, por cuanto un adecuado trabajo en este aspecto indicará las áreas y posibilidades de riesgo en la organización, muy importante para determinar una administración del riesgo. Pues, si bien tal administración está planteada en las NAGA (Ley 43 de 1990 y otras disposiciones), no ha sido muy aplicada en Colombia y viene a ser reforzada y exaltada con las NIA 300 y 400, donde se le da gran importancia a la evaluación, como pilares básicos para pasar de auditorías y revisorías reactivas y detectivas a una auditoría proactiva, lo cual requiere del contador público la posibilidad de ver más allá de lo que ocurre.

TAMBIÉN LEE:   Conferencia: Evaluación de clientes por parte de auditores y revisores fiscales

En esta fase es necesario aplicar pruebas de cumplimento, lo cual facilita la elaboración de las cartas de recomendación del control interno. Así comienza el auditor, con un enfoque actual y moderno, a generar valor para las organizaciones, al aportar y hacer énfasis en áreas o aspectos donde puede originarse riesgo (de control, inherente, de detección, etc.), y a desarrollar los informes de evaluación del riesgo de auditoría. De igual manera, puede aportar recomendaciones valiosas y adecuadas para que la organización tome las medidas pertinentes y evitar o reducir al máximo las situaciones de riesgo en que está inmersa.

Finalizacion e informes

Estos tendrán previamente la evaluación de los saldos de los estados financieros y la aplicación de pruebas sustantivas, contando con evidencia suficiente y apropiada (ESA) NIA 500; pruebas sustantivas y de cumplimiento, utilizando la metodología de papeles de trabajo, hasta llegar a la emisión de dictámenes u opiniones NIA 700, basadas en los estándares mencionados que van relacionadas entre de sí de manera coherente y precisa.

Existe similitud y continuidad en lo que se viene aplicando como normas de auditoría generalmente aceptadas en Colombia, en auditorías externas y, sobre todo, en la revisoría fiscal en el país, con relación a las NIA. Pero también hay claras diferencias entre ambas y corresponde a las profesiones de la contaduría, auditoría y revisoría fiscal, la actualización al respecto para estar a la altura que dicha modernización exige.

Esto es relevante hoy en día, porque las empresas están trabajando con mucha fuerza en gobierno corporativo, que requiere, por ejemplo: comités de auditoría, y las NIA lo consideran muy importante dentro de sus normas, cuando se habla del apoyo de otros profesionales de la contaduría al desarrollar una auditoría a los estados financieros.

TAMBIÉN LEE:   Acoso laboral en teletrabajo, trabajo en casa o trabajo remoto

Como conclusión

La profundización sobre las NIA, y completar con ellas el conocimiento que se tiene con las NAGA, llevará al contador público a desarrollar mejor su trabajo y le permitirá no solo aplicarlo en auditorías financieras, sino que le facilitará en Colombia el desarrollar trabajos en su rol de revisor fiscal, muy similar a la auditoría externa, en las que están desarrolladas dichas normas.

Luis Raúl Uribe Medina
U. de San Buenaventura Cali.
Magister en Administración Universidad del Valle

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 8 septiembre, 2016
    (hace 6 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace