Generación Y, la nueva apuesta laboral de las empresas

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 2 febrero, 2010

Generación Y, la nueva apuesta laboral de las empresas

Desde cualquier lugar del mundo pueden concretar un negocio, son fanáticos a las nuevas tecnologías, les gusta un ambiente laboral informal y divertido, y son profesionales de su propio proyecto. Estas son algunas características de los nuevos empresarios que se imponen. Conózcalos a fondo.

No piense mucho en Andrés López cuando nombramos la Generación Y. Muchos empresarios de hoy tienen características claras que los definen. No superan los 35 años, se mueven en un ambiente laboral informal, amantes y fanáticos a las nuevas tecnologías, flexibilidad horaria, honorarios basados en objetivos y no en horas trabajadas.

También podemos afirmar que son consumistas y pragmáticos, seguros de sus decisiones y defensores de su valioso tiempo. La Generación Y busca la forma de dividir su vida de manera integral, organizando el trabajo, pero también distintas actividades que no resten mérito a las responsabilidades asumidas. Cualquier miembro de esta generación no va a permitir que sus labores profesionales invadan las horas que tiene destinadas al ocio o al descanso, a la familia y a los amigos.

Los empresarios del ayer vs. los de hoy

Acordémonos de aquellos veteranos, quienes dirigían los negocios por medio de reuniones, comidas fuera de la oficina, llamadas telefónicas al exterior, envío de fax y, por supuesto, una secretaria sentada en su máquina de escribir. Hoy, la nueva generación tiene ese plus de conocimiento tecnológico y digital, elementos que hacen que se ahorre tiempo y espacio. Además, cuentan con la habilidad de investigar y rastrear información a través de Internet, de retransmitirla fácilmente y de forma eficiente por este mismo medio.

“La Generación Y no tolera las reuniones sin sentido, donde nadie decide nada, o los jefes que imponen reuniones a las 6:00 pm, cuando ellos tienen el uniforme listo para ir a jugar un partido de fútbol. En diez años, estos jóvenes ocuparán las posiciones de management de las empresas, modificando radicalmente la forma de hacer las cosas. Dejará de importar el tiempo de permanencia en la oficina. Lo importante será el cumplimiento de los objetivos”, así lo afirma Paula Molinari, directora de la consultora Whalecom, en MBA & Educación Ejecutiva.

El empalme X y Y

Para Luz Esther Castellanos, el reto para los educadores de hoy en su gran mayoría de la Generación X es que deben preparar sus enseñanzas atendiendo el estilo Y, y ser más flexibles al momento de entender su comportamiento. Es positivo ver que se están implementando programas de alfabetización digital para que los X vayan a la par de los Y, y así evitar un conflicto de generaciones.

«A los empresarios les sugiero, como estrategia novedosa, vincular en sus empresas perfiles Y y X en un 50% de cada grupo, desde luego en la medida que la capacidad financiera que sus empresas lo permitan. Es entendible que pueda parecer un proceso complejo por lo novedoso, pero con el tiempo se va volviendo atractivo en utilidades para las partes involucradas y viable. Las dos generaciones se complementan y entre ellas no deben reñir por temor a que una desplace a la otra, en el campo laboral», dice Castellanos.

¿Lealtad empresarial?

Los jóvenes de hoy son fieles a las personas, no a las organizaciones, por ello es importante la personalización de las condiciones de trabajo de cada uno en particular. Las condiciones básicas, según blogcapitalhumano.com para retenerlos son:

  • Un ambiente laboral más atractivo, informal y divertido.
  • Flexibilidad horaria para conciliar vida laboral y personal.
  • Retribución basada en objetivos, no en horas trabajadas.
  • Un trato profesional menos jerárquico y más personal.
  • Una compensación a corto plazo, pues no se consideran planes a largo plazo con la compañía.

Vale la pena tener en cuenta que la Generación Y no acepta cualquier trabajo, por lo que las empresas deberán flexibilizarse si desean contar con ellos en sus filas.

Palabra y pensamiento Y

Los Y, según Jorge Fernández Belda, Licenciado en Relaciones Públicas, desconfían del término carrera laboral, prefieren hablar de proyectos profesionales con plazos y acciones claramente establecidos por ellos mismos, donde la empresa es el medio para concretarlos.

Tal libertad genera que el empleo, en su forma tradicional, ceda lugar a la empleabilidad. No son empleados de nadie, son empleables del mercado y de su propio proyecto. No existe la fidelización a la empresa. En consecuencia, privilegian la estabilidad en la empleabilidad, por encima de la estabilidad laboral. Cuestionan la palabra retención; nada excepto el plazo de cumplimiento de su proyecto, el sentirse dentro de un ámbito que privilegie la libertad de decisión, participación, valoración y concreción de sus aportes, los retiene.

La frase

«Un empresario de la Generación Y puede llevar su oficina en el BlackBerry o Iphone, conectarse desde cualquier parte del mundo para hacer negocios y tener clientes de América, Europa o Asia sin ningún inconveniente», María Elizabeth Arteaga, coordinadora de proyectos y promociones de Espae-Espol.

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…