Gestión de riesgos y sistemas de control interno, claves para el sostenimiento de las pymes


23 septiembre, 2021

No solo las grandes empresas deben prestar atención a los mecanismos de control interno. Las pequeñas y medianas empresas también lo deben hacer.

Gestionar el riesgo es de los primeros retos por superar y mejor si se hace desde el principio.

Desarrollar operaciones sin controles puede generar un costo mayor.

En medio de la reactivación por la que pasan los sectores económicos nacionales, las empresas han hecho esfuerzos en fortalecer sus esquemas de gestión, de la mano de mejores modelos de administración de riesgo, control y cumplimiento.

“es importante que las compañías, sin importar su tamaño o naturaleza, presten especial atención a sus sistemas de control interno”

Frente a lo anterior, es importante que las compañías, sin importar su tamaño o naturaleza, presten especial atención a sus sistemas de control interno, ya que esto les permite lograr de forma más eficiente sus metas y sus propósitos en tiempos más reducidos, minimizando las posibilidades de riesgo implicadas.

No solo las grandes empresas deben prestar atención a los mecanismos de control interno. Las pequeñas y medianas empresas también lo deben hacer. Luis Enrique Sánchez, líder de Advisory en BDO Colombia, expone algunos mitos empresariales frecuentes relacionados con el control interno de este grupo empresarial.

El tema de riesgos y control no es solo para empresas grandes

«Considerar el manejo de riesgos como suntuoso es un gran error. Seguramente muchos de los empresarios desde el momento en que estaban gestando la idea de negocio están aplicando gestión de riesgos, quizás sin el rigor metodológico, pero de una u otra manera ya lo estaban haciendo», explica Sánchez.

TAMBIÉN LEE:   Teletrabajo, trabajo en casa o remoto: ¿cuál modalidad les conviene más a los empleadores?

Gestionar el riesgo es de los primeros retos por superar y si se hace desde el principio mucho mejor. Si entre más avanzado sea el desarrollo de las empresas el esfuerzo es mayor y complejo.

“En la experiencia se ha visto mayor efectividad cuando los controles se implementan desde el inicio de las operaciones. Un truco funcional es incorporar una revisión sistemática de los controles dado que, al igual que los riesgos, son evolutivos, cambiantes y deben ser adaptativos con el entorno en el cual se desarrollan”, recomienda.

Publicidad

Primero vender, luego pensar en riesgos y controles

La razón de ser de las empresas es desarrollar la misión o su oferta de valor al mercado, objetivo que no choca con considerar el análisis de riesgos y su gestión adecuada dentro del propósito principal.

«Si se cuenta con la información adecuada se pueden distinguir los productos que mejor aportan, los procesos que tienen capacidad ociosa, los controles que se deben optimizar, porque consumen partes importantes del margen e incluso se podrán capitalizar los eventos de riesgo para que dejen de ser pérdidas en un momento dado y así tomar decisiones que por la acción y preparación se convierten en lecciones aprendidas», es la recomendación de Sánchez.

Como los controles son costosos prefiero no aplicarlos

Invertir en sistemas de control cuesta. Sin embargo, desarrollar operaciones sin controles puede generar un costo mayor, porque la exposición a errores y la identificación de las posibles consecuencias implica mayores recursos para recopilar y consolidar la información. Los controles en general deben guardar proporción a la exposición al riesgo.

Riesgos y controles están lejos de la estrategia

¿En qué momento se debe incluir en la estrategia empresarial los riesgos y controles? El COSO ERM, marco que proporciona orientación sobre cómo gestionar el riesgo empresarial, da un contundente vínculo entre la estrategia y los sistemas de control interno, como el ADN organizacional, sin dejarlo como un tema aislado y limitado en su alcance.

TAMBIÉN LEE:   Trabajador en misión: ¿Cuál es su tiempo máximo de contratación?

Adecuados procesos de selección del personal

Las personas son el activo de mayor valor que tienen las empresas, sin embargo para Sánchez «dejar el rumbo de la empresa al libre albedrío del quehacer de las actividades empresariales es un paso necesario. Empoderar al equipo y tener procesos sólidos, consistentes y medidos son características que le restan azar al destino y minimizan las brechas que dan lugar a que los riesgos se materialicen».

Publicidad

El control de riesgos va más allá del tamaño de la compañía, pues estos procesos les permiten a las organizaciones proteger sus activos, minimizar los posibles errores, optimizar sus operaciones y alcanzar de manera más sencilla sus objetivos.

En ese sentido, todas las empresas deberían implementarlo desde el primer momento, asesorarse e informarse al respecto es clave; es casi que una obligación para quienes buscan negocios prósperos y competitivos.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 23 septiembre, 2021
    (hace 11 meses)
Categorías:
Etiquetas: