Gobierno presentó nuevo borrador del proyecto de reforma tributaria

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 6 noviembre, 2012

Gobierno presentó nuevo borrador del proyecto de reforma tributaria

En el impuesto al consumo se crea el “Régimen simplificado del impuesto al consumo” y dicho impuesto sí podrá ser deducible en renta

Tal como lo habíamos destacado en un editorial anterior, la primera propuesta del Gobierno en este tema indicaba que todo restaurante, o bar, o cafetería, o heladería o frutería, sin importar su tamaño ni su propietario, tendrían que empezar a cobrar el 8% adicional en sus ventas como “impuesto al consumo” lo que encarecería para muchos el famoso “almuerzo corriente” o “corrientazo” (o en lenguaje del comediante Hassan un “electric-Lunch”) ya que muchos acostumbran ir a restaurantes de personas actualmente en el régimen simplificado del IVA y evitan los restaurantes del régimen común.

Aunque con el nuevo impuesto al consumo todos los restaurantes podrían cobrar el mismo precio final al cliente (pues ya no habría ni “simplificado” ni “común”) y con eso se acabaría esa competencia desleal que hace rato se tiene detectada entre ellos (pues algunos venden bastante y se siguen escondiendo como “régimen simplificado”), el gobierno sabía que en precios finales los consumidores sí iban a terminar pagando más por sus almuerzos (como lo demostramos en el editorial). Y también sabía que los clientes que antes iban a los restaurantes del régimen común y pagaban el IVA podían tomar dicho IVA como un descontable en sus declaraciones de IVA o como un mayor valor del gasto deduciéndolo en la renta pero no se podría hacer lo mismo con el nuevo impuesto al consumo (pues en el primer borrador se daba a entender que no era ni siquiera deducible en renta).

Por motivo de lo anterior, en el artículo 69 del nuevo proyecto el Gobierno propone que exista el “régimen simplificado del impuesto al consumo” y de esa forma los restaurantes, bares, cafeterías y demás (sin importar si son de persona natural o jurídica), cuando en el año anterior hayan tenido ingresos operacionales inferiores a 1.600 UVT (actualmente 1.600 x 26.049= 41.678.000), dichos negocios podrán dejar de cobrar el impuesto al consumo. Con eso se puede ayudar a los consumidores finales pero ojalá los vendedores que se pasan de esos topes no sigan escondiéndose en “simplificados” pues seguiría la competencia desleal.

Adicionalmente, el art. 63 del nuevo proyecto deja expresamente indicado que si un cliente paga el impuesto al consumo y al mismo tiempo declara renta, entonces ese impuesto al consumo será un impuesto 100% deducible en su declaración de renta.

En esta misma materia del impuesto al consumo esta vez los artículos 72 y 73 del nuevo proyecto establecen que ciertos vehículos no tendrán que pagar el impuesto al consumo del 16% (entre ellos algunos taxis y ambulancias y motos) corrigiendo así el hecho de que esos vehículos siempre, y como ha venido aplicándose en la actualidad, nunca paguen más de un 16% de impuestos (ver art. 469). pero el primer borrador del proyecto daba a entender que quedarían pagando el IVA del 16% más otro 16% de impuesto al consumo.

Los saldos a favor en IVA solo se podrán solicitar en devolución o compensación cuando primero se haya presentado la declaración de renta del mismo año. Además, se piensa reducir la tarifa de retención de IVA

En el art. 50 del nuevo proyecto se mantiene la misma propuesta de primer proyecto en relación con el hecho de modificar el art. 485 del E.T. y permitir que todos el IVA que le facturen a un contribuyente se puedan usar como descontables sin importar que se lo hayan cobrado con tarifas superiores a la tarifa con la cual el contribuyente genera el IVA en sus ventas (en la actualidad, esos excesos de tarifas de IVA en los gastos en comparación con la tarifa usada en la generación de las ventas se deben dejar como mayor valor del gasto o costo y deducirlo en la renta).

Sin embargo, esta vez el nuevo borrador del proyecto no dice que esos saldos a favor que allí se formarían (y que también se le forman a los exportadores y a los productores de bienes exentos) solo se podrían usar como un descuento en el impuesto de renta al final del año. Esta vez lo que se propone es que esos saldos a favor sí se podrán solicitar en devolución o compensación a la DIAN, pero en todo caso se debe esperar hasta cuando primero se presente la declaración anual de renta (ver los arts. 57 a 59 del nuevo proyecto que también modifican los artículos 815, 816 y 850 del E.T.).

Como quien dice, la DIAN sí seguiría devolviendo esos saldos a favor pero ya no recibiría las solicitudes en forma bimestral como lo vienen haciendo hoy día los contribuyentes sino que solo les recibiría una sola solicitud anual. De esa forma se logran varias cosas:

1-Se combate quizás tantos fraudes que se han descubierto por parte de los funcionarios internos de la DIAN que atienden los procesos de solicitud de devoluciones.

2-Se evita el desgaste para el Estado de estar devolviendo cada bimestre saldos a favor en IVA pero luego al final del año volver a recibir el dinero de parte del contribuyente cuando este le presenta su declaración de renta. De esa forma, si la declaración de renta arroja un saldo a pagar más alto que el saldo a favor acumulado de todo el año en IVA, la DIAN hará la compensación y el contribuyente solo pagará el resto. El problema de esta medida será cuando suceda que un contribuyente sí es declarante de IVA pero no sea declarante de renta. Allí el proyecto no dijo nada al respecto pero es obvio que a ellos sí les tendrían que devolver bimestralmente sus saldos a favor de IVA.

De igual forma, sabiendo que los saldos a favor se originan en muchos casos por el hecho de que el contribuyente sufre unas elevadas retenciones de IVA sobre el IVA de sus ventas (retenciones que hoy día fluctúan entre el 50% y el 75% del IVA que genere), es por eso que el art. 40 del nuevo proyecto propone esta vez modificar el art. 437-1 del E.T para indicar que la máxima retención de IVA que se podría aplicar para los casos generales sea del 15%.

En todo caso, la tarifa de retención del IVA al 100% que se viene aplicando a los que venden aerodinos si se seguiría aplicando lo mismo que la que se practica sobre el IVA que generen los prestadores de servicios del exterior. Y adicionalmente, el art. 41 del nuevo proyecto agregaría al E.T. el art. 437-4 para indicar que las siderúrgicas también practicarían retención del IVA del 100% a quienes les vendan chatarras.

Otros cambios varios importantes

El art. 134 del nuevo proyecto propone modificar el art. 239-1 para permitir que todos los declarantes de renta (ya sean personas jurídicas, o naturales o sucesiones ilíquidas), utilicen sus declaraciones de renta del año gravable 2012 o del 2013 y saneen sus patrimonios, es decir, declaren todos los activos que en verdad poseen y que les corresponda declarar pero que han mantenido ocultos (en Colombia y/o en el exterior) al igual que eliminar los pasivos ficticios que hayan venido incluyendo en sus patrimonios.

Ese saneamiento implica tomar el valor de esos activos y pasivos y llevarlos a la zona de ganancias ocasionales las cuales, con las propuestas de esta misma reforma tributaria, serian ganancias ocasionales que solo pagarían el 10% de impuesto. Si no aprovechan esa ventaja que daría el Estado, entonces el día que les detecten los activos omitidos o los pasivos ficticios se los convertirían en renta liquida la cual aumenta el valor de la base del impuesto a la renta y el del futuro impuesto para la equidad.

Igualmente es importante destacar que el art. 127 del nuevo proyecto pretende modificar el art. 794 del E.T y establecer que los accionistas de las sociedades anónimas simplificadas (S.A.S.), sí quedarían obligados a responder solidariamente por las deudas tributarias de la sociedad (lo cual nunca ha sucedido con las sociedades anónimas clásicas ni con las SAS sino solo con las sociedades Ltdas y asimiladas).

Ese tipo de propuesta debe justificarse en el hecho de que últimamente los más grandes fraudes a la DIAN (como el de usar falsas exportadoras y falas Sociedades de comercialización internacional) se los están haciendo mediante el uso exagerado de la figura de las S.A.S. (véase nuestro editorial de julio de 2012: “93% de las empresas que se crean en Colombia son SAS, pero hay un manto oscuro sobre muchas” y de agosto de 2011: “Al evitar pasar por las Notarías, las SAS con actividades sospechosas se salvan de ser reportadas a la UIAF

De igual forma, se puede destacar que los art. 124 a 126 del proyecto modificarían los art. 623-2, 631 y 631-1 para que el director de la DIAN pueda tener facultades de pedir mas información exógena tributaria y con ella cumplir con las tareas que a la DIAN se le imponen con normas como las de los convenios para evitar la doble tributación internacional.

Por último, se puede destacar que el art. 123 del nuevo proyecto pretende modificar el art. 579-2 del E.T. para establecer que si un declarante virtual se enfrenta a “causas de fuerza mayor” que le impidan declarar oportunamente en forma virtual, en ese caso tendrá que darle a la DIAN las pruebas que justifiquen esas “causas de fuerza mayor”.

Material relacionado:


En ACTUALÍCESE producimos y distribuimos conocimiento en temas contables, tributarios y legales. Tenemos un un boletín diario gratuito y ofrecemos una actualización permanente PREMIUM con las siguientes herramientas:

¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…