Gracias a la Ley de financiamiento las empresas son las ganadoras en el escenario tributario

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 22 enero, 2019

Gracias a la Ley de financiamiento las empresas son las ganadoras en el escenario tributario

Disminución en el impuesto de renta, descuentos en IVA y en el impuesto de industria y comercio, entre otros beneficios, les entrega la Ley 1943 de 2018 a las empresas. Para Lina María Carrero, Alejandro Vera y Camilo Rodríguez, las medidas eran necesarias para fomentar la competitividad.

Luego que la Ley de financiamiento viera la luz al final del túnel se puede afirmar que las empresas fueron las grandes ganadoras en materia tributaria. Fedesarrollo, como lo publica Portafolio, ha afirmado que gran parte de los nuevos beneficios incluidos en la Ley 1943 de 2018 le da a las empresas una “gabela” de más de 17 billones de pesos anuales, con una leve excepción del sector financiero; para los demás habrá una disminución del impuesto de renta del 33 % para el año gravable 2019, al 30 % a partir del 2022, lo que hará que se ahorren cerca de 4 billones de pesos, según la entidad.

Uno de los beneficios con el que más ganan las empresas es el descuento del IVA por la adquisición de bienes de capital, ya que este aplica para todas las compras de productos usados que realicen para su trabajo. Para Fedesarrollo, este rubro abriría un hueco fiscal de 6,6 billones de pesos en el 2020, y la cifra se acercaría a los 8 billones de pesos en el 2022.

Las empresas también se podrán descontar el 50 % del impuesto de industria y comercio ICA—, así como del gravamen a los movimientos financieros, mejor conocido como el “4×1.000”. Entre estos dos, las empresas se ahorrarían 4,5 billones de pesos al finalizar el cuatrienio de este Gobierno.

Lina María Carrero Hurtado, abogada experta en planeación tributaria, impuestos, aduanas y comercio exterior dice en Actualícese que rebajarle los impuestos a las empresas incentiva la inversión. «Sin embargo, debería hacerse de manera progresiva, es decir, que las empresas con mayores ingresos paguen más impuestos comparadas con aquellas que hasta ahora están comenzando», afirma.

Por su parte, Andrés Alejandro Vera Sandoval, vicepresidente de Asobancaria, recuerda en entrevista con Actualícese que la reforma tributaria de 2016 aprobó elementos importantes de carácter estructural (incluyendo algunas de las recomendaciones de la OCDE), entre los que se destacan la reducción de la tasa del impuesto de renta empresarial al 33 % (en el horizonte 2017 – 2019), lo cual tiene el objetivo de generar mejores condiciones de competitividad.

Para Camilo Rodríguez, director de impuesto de KPMG, era necesario entregarles a las empresas beneficios tributarios. «El presidente Duque y el ministro Carrasquilla han sostenido que la disminución de las tarifas nominales de renta para las empresas hace parte de un necesario programa de reactivación económica, porque dicha medida disminuye la proclividad a la evasión, ayuda a la competitividad del país, desestimula la informalidad y propicia la inversión y ahorro, argumentos que compartimos plenamente», opina.

Rodríguez destaca que la disminución de las tarifas nominales de renta a las empresas es una tendencia mundial, y en un mundo globalizado Colombia requiere generar mejores condiciones para atraer e incrementar tanto la inversión nacional como la extranjera, factor determinante para el desarrollo económico y social del país.

Colombia, tercer país de la región donde las empresas pagan más impuestos

El último informe “Doing Business” del Banco Mundial, presentado en noviembre de 2018, muestra que Argentina, Bolivia y Colombia tienen el porcentaje de beneficios más alto de la tasa de impuestos empresarial. Por otra parte, un factor relevante para los empresarios al buscar nuevos mercados en el extranjero está relacionado con el esquema de impuestos de las economías a las que quieren llegar. En este escenario, la clave para generar mayor atracción es que el porcentaje de los beneficios de la compañía dirigidos a las arcas tributarias sea el más bajo posible.

Para hacer este análisis, el Banco Mundial registra los impuestos y las contribuciones obligatorias que una empresa debe pagar en un año determinado, así como las medidas de la carga administrativa referentes al pago de los mismos. De todos los países de la región, las empresas que operan en Argentina tienen el mayor impuesto total como porcentaje de los beneficios, llegando a una tasa de 106 %. Bolivia, por su parte, asciende a 83,7 %, mientras que Colombia completa el top tres con 71,9 %.

Material relacionado:

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…