Graduación de multas en seguridad y salud en el trabajo por infracción a normas

  • Comparte este artículo:
  • Publicado: 13 febrero, 2017

Graduación de multas en seguridad y salud en el trabajo por infracción a normas

Uno de los deberes de los empleadores está ligado al cumplimiento de las normas relativas a la seguridad y salud en el trabajo por parte de sus trabajadores; la infracción de estas tendrá consecuencias graves que van desde sanciones de índole administrativo hasta las pecuniarias.

Respondamos a la siguiente pregunta: ¿Cuáles son los criterios de graduación de multas por infringir las disposiciones en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo?

El Decreto 472 de 2015 señala los criterios para graduar sanciones a aquellos empleadores que infrinjan las normas de seguridad y salud en el trabajo y riesgos laborales, según los siguientes razonamientos y de acuerdo con el nivel de gravedad del suceso:

  • Daño o peligro generado a los intereses jurídicos tutelados
  • La reincidencia en la comisión de la infracción
  • La resistencia, negativa u obstrucción a la acción investigadora o de supervisión por parte del Ministerio del Trabajo
  • La proporcionalidad y razonabilidad conforme al número de trabajadores y el valor de los activos de la empresa
  • El grado de prudencia y diligencia con que se hayan atendido los deberes o se hayan aplicado las normas legales pertinentes
  • El reconocimiento o aceptación expresa de la infracción, antes del decreto de pruebas
  • La utilización de medios fraudulentos o de persona interpuesta para ocultar la infracción o sus efectos
  • La ausencia o deficiencia de las actividades de promoción y prevención
  • El incumplimiento de los correctivos y recomendaciones en las actividades de promoción y prevención por parte de la Administradora de Riesgos Laborales (ARL) o  del Ministerio del Trabajo
  • El beneficio económico obtenido por el infractor para sí o a favor de un tercero
  • La muerte del trabajador

De conformidad con el capítulo 3 del mencionado decreto, el Inspector del Trabajo podrá imponer como sanción la clausura del establecimiento, suspensión de actividades o cierre definitivo de empresa o paralización o prohibición inmediata de trabajos y tareas. 

La proporcionalidad y razonabilidad de la sanción para los empleadores se impondrá conforme a lo indicado en el artículo 5 del Decreto 472 de 2015.

Material relacionado:

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

$350,000*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

Precio regular: $999.000/año

Hoy $699,900*/año

$999,000/20 meses