«Hay que apostarle al emprendimiento como una política de jalonamiento económico»

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 19 octubre, 2017

«Hay que apostarle al emprendimiento como una política de jalonamiento económico»

Foto: laopinion.com.co

Juan Galán afirma que con la Ley de Primera Empresa se busca encontrar soluciones para los tres mayores problemas que enfrentan los emprendedores, a saber: la tramitomanía, los altos costos y el bajo grado de accesibilidad que ofrece la Dian en cuanto a mecanismos electrónicos para el registro.

Convencido que el modelo económico colombiano debe contemplar políticas que apuesten por la conversión del emprendimiento en motor de desarrollo para lograr un crecimiento sostenido y sostenible de más del 5 %, el senador Juan Manuel Galán radicó el pasado 11 de octubre en la secretaría de la Cámara de Representantes el proyecto de ley “por el cual se crea la ley de Primera Empresa”. “Queremos que los emprendedores pasen la etapa del valle de la muerte, donde de cada diez emprendimientos ocho fracasan, porque no acceden a lo mínimo para poder consolidar su proyecto emprendedor”, afirma Galán.

El proyecto de primera empresa busca subsanar tres problemas que enfrentan los emprendedores en etapa temprana. El primer punto se trata del acceso a fuentes externas para el financiamiento del emprendimiento, para el cual se propone que las entidades del sector financiero deberán diseñar o ajustar sus políticas y metodologías de evaluación de crédito.

Otro problema que se busca superar con el proyecto de ley tiene que ver con los trámites y costos. «Para los excesivos trámites y costos en la creación de empresa en Colombia, la Dian deberá habilitar mecanismos electrónicos que faciliten el registro y trámites en las regiones», explica Galán.

El proyecto propone que los procesos con la Dian se realicen a través de internet.

“Los emprendedores tienen que dirigirse desde las regiones a las oficinas de las capitales de la Dian para llenar unos formularios. Lo que se busca es que para crear empresa no se tengan que seguir todos esos pasos y  tramitología. Por lo anterior, muchas personas se van por la informalidad porque es más sencillo y menos engorroso, por eso es tan importante hacerles más fácil la vida a los emprendedores”, añade Galán.

La iniciativa también busca que los emprendedores cuenten con condiciones más favorables para obtener licitaciones de obras públicas. “El esquema de contratación pública es cerrado, solo algunas empresas muy poderosas tienen la posibilidad de pagar una licitación. El objetivo es que se den condiciones para consolidar estos nuevos emprendimientos”, explica Galán.

Finalmente, «ante las escasas oportunidades de acceder a la contratación pública, las entidades deberán evaluar de forma diferencial las empresas en etapa temprana, donde prime la innovación y diferenciación de los productos ofrecidos», dice el senador.

Galán también propuso la creación de una bancada de emprendimiento en el Congreso de la República, que le apueste al emprendimiento, no como una política social, sino como una política de jalonamiento económico.

“los colombianos no concretan su intención de crear empresa, ya que de la totalidad de personas que quieren hacerlo solo un 16 % lo hace realidad”

Como lo publica Dinero, uno de los fenómenos que ha ocurrido en Colombia en los últimos años es que los colombianos no concretan su intención de crear empresa, ya que de la totalidad de personas que quieren hacerlo solo un 16 % lo hace realidad. Por otro lado, la aceptación sociocultural hacia la creación de empresas registra una tendencia negativa desde el 2012, tiempo en que el 78 % de las personas pensaba que el emprendimiento era una elección deseable de carrera profesional.

De tener un grado de aceptación alta por parte de la población, el emprendimiento pasó a tener un respaldo del 77 % en 2013 y del 71 % en los años 2014 y 2015. Para el 2016, este indicador volvió a caer y hoy se ubica en un grado de aceptación del 66 % de la población.

* Con información del Senado de la República.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…