Honorarios para contadores públicos: ¿el tema que más preocupa a los profesionales contables?


23 septiembre, 2020
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Daniel Sarmiento dice que el tema no pasa por un régimen de tarifas, porque el mercado es más fuerte que la regulación.

Jaime Hernández sugiere que el Estado debería pagarles a revisores fiscales.

Ángela Sánchez y Miguel Díaz explican cómo definir una propuesta económica para cobrar honorarios.

Mucho se viene discutiendo sobre las reformas que enfrentaría la Ley 43 de 1990. Sin embargo, los honorarios de los profesionales contables es un tema que siempre ha dado y dará de qué hablar y que originan polémica.

Daniel Sarmiento Pavas, contador público, socio director de ACS Bogotá, MC Barranquilla y miembro del SMEIG del IFRS piensa que, empíricamente, se puede observar que el nivel salarial de los contadores no es bueno.

Una explicación, como afirma en entrevista con Actualícese, se relaciona con el exceso de oferta ante una demanda que no crece a un ritmo similar.

Un cálculo así lo demuestra: según Confecámaras, en 2019 se crearon algo más de 75.000 personas jurídicas. La mayoría de ellas son microempresas (99,6 %) y no necesitan revisoría fiscal, y tienen una contabilidad sencilla que no requiere contratar un contador de planta.

«Se generan solo cerca de 1.000 nuevos cupos para profesionales, relegando a los demás a trabajar con microempresas, donde, por fuerza, la remuneración es muy baja. No tenemos datos del número de profesionales inscritos en 2019, pero pueden ser alrededor de 9.000. Siendo así, es claro que hay un déficit de empleo. El simple juego de oferta y demanda hace que el valor de los servicios baje», afirma.

Desde su punto de vista, el asunto no se soluciona con un régimen de tarifas, porque el mercado es más fuerte que la regulación.

TAMBIÉN LEE:   Régimen tributario especial: plazos para tener en cuenta durante 2022

«No estoy en contra de eso, pero creo que se necesita una depuración en la profesión, la cual se logra subiendo el nivel de calidad y las exigencias para el ejercicio», explica.

“Consejo Técnico de la Contaduría Pública –CTCP– no es competente para establecer las tarifas que deben cobrar los contadores públicos al prestar sus servicios profesionales”

Cabe destacar que el Consejo Técnico de la Contaduría Pública –CTCP– no es competente para establecer las tarifas que deben cobrar los contadores públicos al prestar sus servicios profesionales.

Es una cuestión de oferta y demanda, que podrá variar según factores como:

  • La complejidad de la labor contratada.
  • Tiempo de dedicación.
  • Tamaño de la empresa contratante.
  • Antecedentes del cliente y de las operaciones que se realizan.
  • Nivel de incertidumbre y de la viabilidad de la empresa.
  • Responsabilidad que se asume.
  • Riesgo profesional involucrado y supervisión.
  • Calidad del trabajo y experiencia en la labor que se contrata.

Revisores fiscales deben dar la pelea por la mejora de sus honorarios

Jaime Alberto Hernández, contador público, especialista en Revisoría Fiscal, experto en auditoría, control interno, revisoría fiscal e impuestos, indica en #CharlasConActualícese que los revisores fiscales deben exigir que la remuneración sea acorde con el tamaño del ente económico.

«Debe haber una remuneración exigente y acorde a nuestro trabajo», señala.

Hernández agrega que «muchas personas creen que el trabajo del revisor fiscal es únicamente revisar los estados financieros, y no es así. Debemos también vigilar los recursos y cómo se administran».

Él se plantea una pregunta para discutir: ¿el revisor fiscal es un empleado del Estado y, como tal, el Estado debería pagarle?

TAMBIÉN LEE:   Porvenir registró récord en recaudo de cesantías por $3,9 billones

Hernández explica que los revisores fiscales le sirven en gran parte al Estado, de igual forma, las superintendencias les ponen tareas y exigencias.

«Para mí la revisoría fiscal debería contar con un respaldo estatal e, incluso, podríamos pensar en que las empresas tuvieran una contribución, estilo aportes parafiscales, para que el revisor fiscal fuera remunerado», resalta.

Recalca que el día en que la profesión contable tenga el respaldo del Estado e incluso la remuneración por parte de este, podríamos asegurar que tendríamos un futuro mucho más que asegurado en una de las disciplinas tan importantes como es la vigilancia de las compañías, el control.

¿Existe una fórmula para cobrar honorarios justos?

Los contadores públicos Ángela Mireya Sánchez y Miguel Ángel Díaz, quienes son miembros del Colegio de Contadores Públicos de Colombia –Conpucol– presentaron su conferencia con el fin de que la comunidad contable conozca las estrategias para definir, con mayor facilidad, una propuesta económica respecto al cobro de honorarios para empresarios.

Al hablar de los honorarios de un contador público, así como de cualquier otro profesional inciden variables como formación académica, años de experiencia y diferentes habilidades con las que cuenta cada profesional.

«La idea de Conpucol es que la comunidad contable, especialmente los contadores independientes, tenga un modelo o una herramienta para que tengan en cuenta variables para poder pactar honorarios con sus clientes», explica Sánchez.

Los investigadores indican que la mayoría de los contadores públicos colombianos no conocen la Orientación Técnica del 2009 del CTCP, y los que la conocen no la aplican.

«Entre las razones expuestas por los profesionales contables es que la Orientación no presenta tarifas aplicables», explican.

TAMBIÉN LEE:   Concepto 0433 del 16-07-2021

Los contadores indican que se deben tener en cuenta factores determinantes al momento de cobrar honorarios. Por lo anterior, ellos presentan un modelo tarifario de honorarios profesionales.

«El modelo presentado realiza un diagnóstico del cliente, preguntando una serie de datos de la empresa que se va a asesorar. Por ejemplo, es importante conocer el tipo de actividad que desarrolla el cliente», afirman.

Al contador público se le pregunta el tipo de sociedad que asesorará, si está registrada en la cámara de comercio, a cuál sector económico pertenece, la cantidad de empleados que tiene y los años de operación.

De igual forma, se indaga por la información financiera de la empresa, ingresos mensuales, compras mensuales, rango de activos y política de ventas.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 23 septiembre, 2020
    (hace 2 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace