IAASB aprobó nuevos estándares de gestión de calidad para auditores

  • Comparte este artículo:
  • Publicado: 1 octubre, 2020

IAASB aprobó nuevos estándares de gestión de calidad para auditores

Aunque los estándares entran en vigor en 2022, las empresas pueden adoptarlos más temprano, como lo ha hecho KPMG.

Algunas características de la nueva norma son: corregir cualquier deficiencia de auditoría y prestar atención a la cultura interna de una firma.

El Consejo de Normas Internacionales de Auditoría y Aseguramiento –IAASB, por sus siglas en inglés aprobó un conjunto nuevo y revisado de estándares de gestión de calidad, para que los auditores los utilicen a nivel mundial, los cuales entrarán en vigor a partir del 15 de diciembre de 2022.

Las Normas Internacionales de Gestión de la Calidad, ISQM 1, ISQM 2 y la Norma Internacional de Auditoría, ISA 220 revisada, ahora están esperando la aprobación por parte de la Junta de Supervisión de Interés Público, un grupo global de reguladores supervisado por la Federación Internacional de Contadores.

«La aprobación de nuestros tres estándares de gestión de calidad es la culminación de nuestra respuesta al entorno cambiante, los desafíos de la eficacia de nuestros estándares de control de calidad preexistentes y las crecientes necesidades de los participantes del mercado», dijo sobre el tema Tom Seidenstein, presidente de la IAASB, en Accounting Today.

«El conjunto de estándares resultante tiene como objetivo un sistema de gestión de calidad más robusto para las empresas que utilizan los estándares del IAASB, y marca una evolución desde un enfoque tradicional y más lineal para el control de calidad», agregó.

Las «cuatro grandes» en el ojo del huracán

“Los nuevos estándares llegan en un momento en que la calidad de las auditorías producidas por las cuatro grandes firmas ha sido cuestionada por los reguladores financieros internacionales”

Los nuevos estándares llegan en un momento en que la calidad de las auditorías producidas por las cuatro grandes firmas ha sido cuestionada por los reguladores financieros internacionales, luego de una serie de escándalos contables de alto perfil en los últimos años que involucran a compañías como Wirecard, Samsung, Thomas Cook, Carillion y otras.

Seidenstein ha dicho que los nuevos estándares abordan algunas de esas preocupaciones, así como las diferencias entre el control de calidad y la gestión de la calidad en las firmas de auditoría.

“Proporcionan una base dentro de la firma para enfocarse en la calidad en todo lo que hacen. El control y la gestión tienen diferentes connotaciones. El control da la sensación de que nos aseguraremos de revisar las cosas luego de los hechos para asegurarnos que cumplimos con nuestros estándares de calidad. La gestión de calidad ve estas cosas como un circuito de retroalimentación continuo, que es realmente de lo que tratan nuestros estándares», explica.

Estos estándares se pueden comparar con la forma en que muchas instituciones financieras incluyen la gestión de riesgos como parte de cada elemento en la forma en que gestionan su estrategia empresarial y corporativa.

“Se trata de crear un sistema para que las empresas administren los objetivos de calidad”, dijo Seidenstein.

“Tenemos objetivos de calidad bastante claros y específicos, por lo que hay que definir ¿dónde hay deficiencias que se deben remediar rápidamente?’ Luego, eso se retroalimenta para extendernos más y mejorar en función del análisis de las causas fundamentales de esas deficiencias», indica.

Gestión de la calidad de la auditoría

KPMG ya está comenzando a implementar los estándares de gestión de calidad en sus firmas de todo el mundo.

«Con la aprobación de estos estándares, se ha logrado un nuevo hito importante para la profesión de auditoría y aseguramiento», dijo Larry Bradley, director global de auditoría de KPMG.

“Los nuevos estándares introducen un enfoque sólido, escalable y proactivo para la gestión de la calidad de la auditoría, que es fundamental para servir al interés público. KPMG aplaude el trabajo del IAASB y cree que estos estándares mejorarán significativamente la gestión de la calidad basada en riesgos, la coherencia global y sentarán las bases para auditorías de alta calidad en toda la profesión de auditoría”, indica Bradley.

Aunque los estándares entran en vigor a finales de 2022, las empresas en algunos países pueden adoptarlos más temprano, tal cual lo ha hecho KPMG.

“Lo hemos estado haciendo por varias razones. Creemos en la misión del IAASB aquí y creemos en sus objetivos. La calidad a nivel de compromiso y a nivel de empresa es un viaje. No creo que nunca puedas declarar la victoria porque las cosas se están moviendo demasiado rápido, ya sea impulsado por COVID-19 o cambios en la tecnología. Entonces, abrazamos los objetivos del estándar. De hecho, hemos estado trabajando agresivamente para implementarlos y continuaremos haciéndolo hasta la fecha real de adopción», explicó.

Tecnología como punto de cambio

La tecnología ha hecho que la auditoría evolucione hasta el punto en que se necesitaban cambios en los estándares de manera general para abarcar áreas como el análisis de datos, la inteligencia artificial, la automatización de procesos robóticos y el aprendizaje automático.

Corregir cualquier deficiencia de auditoría, prestar atención a la cultura interna de una firma y comunicar los objetivos de gestión de la calidad a los constituyentes como los comités de auditoría, son algunas características de la nueva norma.

Material relacionado

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

$350,000*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

Precio regular: $999.000/año

Hoy $699,900*/año

Precio regular: $999.000/20 meses

Hoy $599,900/20 meses