Impuestos diferidos, dos casos comunes

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 16 marzo, 2016

Impuestos diferidos, dos casos comunes

El cierre contable del 2015 bajo Normas Internacionales requiere el reconocimiento de activos y pasivos por impuestos diferidos, provenientes, entre otros asuntos, de las diferencias temporarias entre las bases contables y fiscales de los activos y pasivos.

Si bien el 2015 es apenas el año de transición para las entidades pertenecientes al Grupo 2 de la convergencia a Estándares Internacionales de Información Financiera, estas entidades deben elaborar unos estados financieros al corte del 31 de diciembre del 2015, los cuales se incluirán como comparativos en los primeros estados financieros a presentarse con corte al 31 de diciembre del 2016.

“En los estados financieros del 2015, los cuales aún no serán publicados, las entidades deben incluir los activos y pasivos por impuestos diferidos”

En los estados financieros del 2015, los cuales aún no serán publicados, las entidades deben incluir los activos y pasivos por impuestos diferidos que puedan generarse por las diferencias temporarias entre los valores contables y fiscales de sus activos y pasivos.

Uno de los casos que se puede presentar con relativa frecuencia tiene que ver con las diferencias entre la depreciación contable y fiscal de los activos clasificados como propiedades, planta y equipo –PPE–.

Por ejemplo, una entidad adquiere un vehículo por un valor de $80.000.000; la vida útil estimada es de 10 años, y el valor residual es de $30.000.000.

Para efectos financieros, la depreciación se calcula así:

001

Por su parte, la depreciación anual para efectos fiscales se calcula así:

 

002

Como se puede observar, la depreciación para efectos fiscales es mucho más acelerada que la depreciación para efectos financieros, lo cual conlleva a que las utilidades gravadas sean más bajas en los primeros 5 años, y más altas en los siguientes 5.

Analicemos los valores contables y fiscales de la PPE, suponiendo que este es el único activo existente:

Tabla de valoración financiera del activo:

Año  Costo  Valor residual  Valor depreciable  Vida útil  Depreciación anual  Depreciación acumulada Saldo en libros
 1  80.000.000  30.000.000 50.000.000  10 5.000.000  5.000.000 75.000.000
 2  80.000.000  30.000.000 45.000.000  9 5.000.000 10.000.000 70.000.000
 3  80.000.000  30.000.000 40.000.000  8 5.000.000 15.000.000 65.000.000
 4  80.000.000  30.000.000 35.000.000  7 5.000.000 20.000.000 60.000.000
 5  80.000.000  30.000.000 30.000.000  6 5.000.000 25.000.000 55.000.000
 6  80.000.000  30.000.000 25.000.000  5 5.000.000 30.000.000 50.000.000
 7  80.000.000  30.000.000 20.000.000  4 5.000.000 35.000.000 45.000.000
 8  80.000.000  30.000.000 15.000.000  3 5.000.000 40.000.000 40.000.000
 9  80.000.000  30.000.000 10.000.000  2 5.000.000 45.000.000 35.000.000
 10  80.000.000  30.000.000  5.000.000  1 5.000.000 50.000.000 30.000.000

Tabla de valoración fiscal del activo:

Año  Costo  Valor depreciable  Vida útil  Depreciación anual  Depreciación acumulada  Saldo fiscal
 1 80.000.000 80.000.000  5 16.000.000 16.000.000 64.000.000
 2 80.000.000 64.000.000  4 16.000.000 32.000.000 48.000.000
 3 80.000.000 48.000.000  3 16.000.000 48.000.000 32.000.000
 4 80.000.000 32.000.000  2 16.000.000 64.000.000 16.000.000
 5 80.000.000 16.000.000  1 16.000.000 80.000.000

Las diferencias temporarias entre los valores fiscales y contables del activo generan en este caso un pasivo por impuestos diferidos de la siguiente manera:

Valor contable  Valor fiscal  Diferencia temporaria  Pasivo por impuesto diferido 34%[1]
75.000.000 64.000.000  11.000.000  3.740.000
70.000.000 48.000.000  22.000.000  7.480.000
65.000.000 32.000.000  33.000.000  11.220.000
60.000.000 16.000.000  44.000.000  14.960.000
55.000.000  55.000.000  18.700.000
50.000.000  50.000.000  17.000.000
45.000.000  45.000.000  15.300.000
40.000.000  40.000.000  13.600.000
35.000.000  35.000.000  11.900.000
30.000.000  30.000.000  10.200.000

Suponga que los únicos ingresos de la entidad provienen del alquiler de este vehículo, por un valor de $20.000.000 anuales, durante 10 años, y en el año 11 la entidad decide vender el vehículo por $30.000.000.

Con este escenario, el estado de resultados de la entidad y el valor del gasto por impuesto en unos estados financieros bajo Normas Internacionales, sería así:

Año  Ingresos  Gastos  Resultados  Gasto por impuesto
1  20.000.000  5.000.000 15.000.000  5.100.000
2  20.000.000  5.000.000 15.000.000  5.100.000
3  20.000.000  5.000.000 15.000.000  5.100.000
4  20.000.000  5.000.000 15.000.000  5.100.000
5  20.000.000  5.000.000 15.000.000  5.100.000
6  20.000.000  5.000.000 15.000.000  5.100.000
7  20.000.000  5.000.000 15.000.000  5.100.000
8  20.000.000  5.000.000 15.000.000  5.100.000
9  20.000.000  5.000.000 15.000.000  5.100.000
 10  20.000.000  5.000.000 15.000.000  5.100.000
 11

Al elaborar las declaraciones de renta de los 10 años durante los cuales la entidad alquiló el vehículo, y el año 11, en el cual decidió venderlo, obtenemos el valor del impuesto a cargo, así:

Año  Ingresos  Deducciones  Resultados  Impuesto a cargo
1  20.000.000 16.000.000  4.000.000  1.360.000
2  20.000.000 16.000.000  4.000.000  1.360.000
3  20.000.000 16.000.000  4.000.000  1.360.000
4  20.000.000 16.000.000  4.000.000  1.360.000
5  20.000.000 16.000.000  4.000.000  1.360.000
6  20.000.000 20.000.000  6.800.000
7  20.000.000 20.000.000  6.800.000
8  20.000.000 20.000.000  6.800.000
9  20.000.000 20.000.000  6.800.000
 10  20.000.000 20.000.000  6.800.000
 11  30.000.000 30.000.000 10.200.000

A lo largo de los 11 años de este caso, se presenta una diferencia entre el valor del gasto por impuesto del estado de resultados y el impuesto a cargo en la declaración de renta. Esta diferencia se subsana justamente con el reconocimiento del pasivo por impuesto diferido, así:

Gasto por impuesto (estado de resultados)  Impuesto a cargo (declaración de renta)  Pasivo por impuesto diferido 34%
 5.100.000  1.360.000  3.740.000
 5.100.000  1.360.000  7.480.000
 5.100.000  1.360.000 11.220.000
 5.100.000  1.360.000 14.960.000
 5.100.000  1.360.000 18.700.000
 5.100.000  6.800.000 17.000.000
 5.100.000  6.800.000 15.300.000
 5.100.000  6.800.000 13.600.000
 5.100.000  6.800.000 11.900.000
 5.100.000  6.800.000 10.200.000
 10.200.000

El valor del pasivo por impuesto diferido también se obtiene de tomar el gasto por impuesto y restarle el impuesto a cargo. Este cálculo es acumulativo, razón por la cual se incrementa entre los años 1 a 10. En el año 11, cuando se presenta la venta del activo, no se reconoce ingreso ni gasto en el estado de resultados, pero sí se reconoce una renta ordinaria por recuperación de depreciación, la cual genera un impuesto a cargo equivalente, en este caso, al valor reconocido como pasivo por impuesto diferido.

[1] Tasa de tributación supuesta del 34%. Cada entidad debe establecer la tasa a la cual tributa, para efectos del cálculo del impuesto diferido.

Juan David Maya Herrera
Consultor de Estándares Internacionales

*Exclusivo para actualicese.com

Material relacionado:

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…