La Auditoría y su importancia en la implementación de las NIIF


29 enero, 2015
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

El objetivo de la aplicación de los estándares internacionales para la preparación de la información financiera, es el conformar sistemas que generen información homogénea, útil y de alta calidad, que al ser reflejada en los Estados Financieros de manera comprensible, transparente, comparable, pertinente y confiable, exprese razonable y fielmente la situación financiera de la empresa, facilitando la toma de decisiones en la organización.

Para generar un alto grado de confianza y garantizar la transparencia en la información presentada en los Estados Financieros de la organización  es necesario realizar una auditoría, la cual consiste en la revisión objetiva de la información elaborada y presentada por la administración de una entidad; con dicha revisión se busca establecer, mediante la construcción de hechos pasados, si se aplicaron de manera adecuada los principios de contabilidad en las prácticas contables y en el procesamiento de la información contable con base en la cual se prepararon los Estados Financieros; con el propósito principal indicado inicialmente.

La auditoría se practica de manera diferente en cada país, por esta razón el IAASB – International Auditting and Assecurance Standards Board (Consejo de Normas Internacionales de Auditoría y Aseguramiento, en español), órgano perteneciente a la IFAC, y encargado de mejorar la calidad y la uniformidad de las actividades en todo el mundo, y fortalecer la confianza pública en el ejercicio de la auditoría y el aseguramiento de la información a nivel mundial, ha emitido las ISA – International Standard Auditing, o en español las NIA – Normas Internacionales de Auditoría, con el fin de establecer estándares para la práctica de la auditoría, clasificándolas de la siguiente manera:

  • 100 – 199: Normas introductorias.
  • 200 – 299: Principios Generales y Responsabilidad.
  • 300 – 499: Evaluación de Riesgo y Respuesta a los Riesgos Evaluados.
  • 500 – 599: Evidencia de Auditoría.
  • 600 – 699: Uso del trabajo de otros.
  • 700 – 799: Conclusiones y dictamen de Auditoría.
  • 800 – 899: Áreas especializadas.
TAMBIÉN LEE:   Papel del revisor fiscal frente a la protección del derecho de inspección

Adicional a lo anterior, ha emitido las denominadas declaraciones o prácticas en las cuales se provee asistencia técnica en la implementación de los estándares y se promueven las buenas prácticas, las cuales están basadas en el código de ética del IFAC (International Federation of Accountants). Dichas prácticas fueron clasificadas de la siguiente manera:

  • LAS IAPS van de la 1000 – 1100: Declaraciones Internacionales sobre Prácticas de Auditoría.
  • Las ISRE van de la 2000 – 2699: Estándares Internacionales sobre Compromisos de Revisión de Información Financiera Histórica.
  • Las ISAE van de la 3000 – 3699: Estándares Internacionales sobre Compromisos de Aseguramiento diferente de Información Financiera Histórica.
  • Las ISRS van de la 4000 – 4699: Estándares Internacionales sobre Servicios Relacionados.

Adicional a ellas también se encuentran:

  • El Código de Ética para Profesionales.
  • Los Estándares Internacionales de Control de Calidad.

También puede consultar: 

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 29 enero, 2015
    (hace 7 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace