La Ley 1450 de 2011 un sancocho bien sazonado – Miguel Ángel García L.


28 junio, 2011
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Con todas las implicaciones que lleva la presente época de declaraciones tributarias, información en medios magnéticos, respuestas a la DIAN etc. Tomé algunos minutos para dar un vistazo a la ley 1450 del 16 de junio de 2011 o Plan de desarrollo 2010-2014. Tal como lo expresa el titulo del presente artículo, la ley toca una serie de aspectos que tienen que ver con la vida nacional partiendo de los propósitos del plan de desarrollo, pasando por los carretilleros, las motos, los pases de conducción y un sin número de cosas más que sin duda harán que los interesados tengamos que cargarla en nuestra memoria USB o cualquier otro dispositivo si queremos familiarizarnos con su contenido a la hora de aplicarlo en nuestro devenir laboral.

Dentro de lo destacable se encuentra la aclaración que hace en su Art. 173 establece que:

“A los trabajadores independientes que tengan contratos de prestación de servicios al año, que no exceda a trescientos (300) UVT mensuales, se les aplicará la misma tasa de retención de los asalariados estipulada en la tabla de retención en la fuente contenida en el Artículo 383 del E.T., modificado por la Ley 1111 de 2006.”

Esto nos permite aclarar algunas dudas que se presentaron a la luz del art. 15 de la Ley 1429 de 2010 el cual establece que la retención en la fuente aplicable a contratos de prestación de servicios cuyo monto fuera inferior a 300 UVT sería la aplicable a pagos laborales, pero no explicaba si el monto era mensual o anual. Obviamente en el caso de ser anual, la retención quedaba prácticamente eliminada, pero al aclararse el asunto ya sabemos que esos contratos tendrán retención en la fuente pero obviamente muy inferior a la que se aplicaba antes de la existencia de la norma.

TAMBIÉN LEE:   ¿Qué tener en cuenta a la hora de postularse a una oferta laboral?

De otra parte, es importante reconocer el aporte que hace la nueva Ley a la creación y generación de empleo si miramos la autorización que hace de pagar aportes parafiscales por tiempos laborados inferiores a un mes, asunto que se hacía muy difícil en la legislación anterior.

Referente a esta Ley hay mucha tela de dónde cortar, pero bástenos por hoy mencionar la aclaración de la retención en la fuente para los contratos de prestación  de servicios, la cual a muchos de nuestros colegas dejará dormir tranquilos.

En posteriores escrito esperamos comentar acerca del sistema Administrativo y contable y la racionalización de trámites y procedimientos al interior de las entidades públicas, temas de los cuales hay mucha tela de dónde cortar.

Miguel Ángel García L.
Contador Público
Email: migan1979@gmail.com

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 28 junio, 2011
    (hace 11 años)
Categorías:
Etiquetas: