La misión es mantener la cifra de desempleo de un dígito


29 noviembre, 2011
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Aunque hay colombianos que son escepticos y no creen en lo que dice el Dane. Por otra parte, tres de cada 10 mujeres en América Latina no tiene ingresos y solo uno de cada diez hombres se encuentra en la misma situación.

En septiembre de este año, el desempleo nacional según el Dane fue de 9,7%, casi un punto por debajo del registrado en 2010, una cifra que no se veía desde 2001. Además, en seis de las 24 ciudades en las que esta institución examina el mercado laboral, el desempleo estuvo por debajo de 10% en el trimestre julio-septiembre.

La cifra causó satisfacción en el Gobierno y el sector privado, porque se produce simultáneamente con un aumento en la cifra de ocupación, que superó la frontera de 20 millones de personas.

Pero lo importante será mantener esa cifra de un dígito; un verdadero reto para la política económica del Gobierno. Viene entonces analizar aspectos como la competitividad, la innovación y la generación de empleo de calidad, características que pueden mejorar el ingreso de los hogares.

La cuestión aquí es que los colombianos no creen mucho en las cifras que publica el Dane, como lo expresa Edinson, uno de nuestros usuarios, «recuerden lo que pasó en el año 2007 donde el presidente Uribe, recibió la renuncia del Director General de esta institución por no mostrar las cifras de desempleo que el Gobierno quería maquillar», afirma.

Otro usuario, Jcontab, cuenta que en el Dane, «por su condición de contratación por prestación de servicios las personas que contratan les interesa mirar cómo cumplir las metas para poder pasar sus cuentas de cobro, sin importarles la calidad del trabajo. Lo que les interesa es llenar los formularios requeridos para poder que les acepten las cuentas de cobro, sin importar la realidad de la situación económica del país, ya sea en el caso del desempleo, el nivel de produccion a nivel mundial, el índice de precios del producción, el IPC o el porcentaje de inflación».

Mujeres, siguen llevando las de perder

Tres de cada 10 mujeres en América Latina no tiene ingresos. Eso es lo que asegura un informe presentado en el día de ayer por la Cepal, el cual también afirma que solo uno de cada diez hombres se encuentra en la misma situación. Así lo publica Portafolio.

TAMBIÉN LEE:   Auditores internos: retos que se presentan por operaciones remotas o híbridas de las organizaciones

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal dijo que la dependencia económica de las féminas «es peor en caso de rupturas conyugales o de viudedad». En el caso de las zonas urbanas de América Latina, el porcentaje de mujeres sin ingresos propios (sin ningún tipo de salario, subsidio o pensión) se sitúa en el 31,6%, mientras que la proporción de hombres llega solo al 10,6%. Por otro lado, en las zonas rurales asciende al 43,9%, comparado con el 13,6% de los hombres.

Lo que sí se ve que ha mejorado ha sido la tasa de participación laboral de las mujeres, lo que está relacionado con una disminución del porcentaje de mujeres sin ingresos propios, que en las estadísticas se clasifican como inactivas.

Las mujeres que se dedican al trabajo doméstico deben asumir en varios casos el cuidado de niños, ancianos, enfermos o discapacitados, una labor por la que no solo no reciben ingresos, sino que además les impide salir al mercado laboral.

Y es que Colombia no ha progresado en equidad de géneros cuando del mercado laboral hablamos. La remuneración promedio de los hombres en el mercado laboral urbano en el 2009 era casi 29% superior al de las mujeres y en el sector rural 54% más alta.

Este año, el desempleo de las mujeres es 82% más elevado que el de los hombres. Este cayó 30% entre el 2002 y el 2011, mientras que el de las mujeres que es de 16,8% se redujo solo en 20%.

El mayor problema lo sufren ellas ya que el desempleo del género es casi el doble del de los hombres. La tasa de ocupación de las mujeres es de 42,7% y la de los hombres es de 67,4.

TAMBIÉN LEE:   Empleo en Colombia: lejos de alcanzar los niveles prepandemia, y las mujeres son las más afectadas

Los sectores más propensos a contratar mujeres son el de servicios, comercio, financiero e industria, y son aquellos en los que la ocupación crece más lentamente. En los que es menor esa participación son minas y energía, agropecuario y construcción, cuya ocupación crece más.

Cifras a futuro

El director del Departamento Nacional de Planeación, Hernando José Gómez, dijo que espera que la tasa de desempleo en Colombia al finalizar el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos sea de 8,5%.

Según Gómez, el cumplimiento de este objetivo está trazado en el Plan Nacional de Desarrollo y significaría una reducción de tres puntos, ya que actualmente la tasa de desempleados en el país está en 11,2%.

Además resaltó que el hecho más importante del crecimiento económico del 5,1 durante el primer trimestre del año, fue el comportamiento del sector privado, cuyo PIB en el período avanzó 8,7%.

Material Relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 29 noviembre, 2011
    (hace 10 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace