La temida Lista Clinton

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 1 diciembre, 2009

La temida Lista Clinton

Muchos son los que entran y pocos los que logran salir. Estar a la ‘altura’ de Osama Bin Laden es un castigo que muchas personas y empresas tienen que asumir al estar en esta lista negra. Aquí les contamos algunos casos colombianos.

Dentro del especial de tres partes sobre el Lavado de Activos que publicamos en semanas anteriores, manejamos el tema de la Lista Clinton. Pues bien, brevemente les presentamos lo que les ha tocado vivir a personas y empresas que pertenecen a ella.

¿Qué es?

La Lista Clinton fue expedida el 21 de octubre de 1995 con el objetivo de bloquear las empresas donde tuvieran intereses los narcotraficantes. Es elaborada por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (Ofac) y hace parte de las medidas tomadas por Estados Unidos en la guerra contra los carteles de la droga y el lavado de activos.

Quien esté dentro de la Lista queda descertificado por Estados Unidos y no puede tener relaciones comerciales con ninguna empresa de ese país. En Colombia, se le limita toda transacción y relación con el sistema financiero. Con esta medida se quiere golpear a los carteles de la droga en uno de sus puntos fuertes: la cartera. Así lo publica la revista Semana.

«Muerte civil y comercial»

Copservir es una empresa colombiana dedicada al negocio farmacéutico. Mónica Luna, es su jefa de comunicaciones y sabe lo que es estar en la temida Lista Clinton, porque desde 1997 está incluida. Ella misma confiesa que «estar en la Lista Clinton implica una muerte civil y comercial».

Copservir aparentemente compró una de las mayores cadenas farmacéuticas, Drogas La Rebaja, a los narcotraficantes Rodríguez Orejuela. Según las autoridades colombianas, en 2005, 10 años después de que la cooperativa de empleados realizara la transacción comercial, aún debían 96% a los capos.

Casa Estrella también hace parte de esta lista negra. Sus dueños, han sido acusados por el estado colombiano de narcotráfico y lavado de activos en procesos separados, no todos están detenidos por ambos delitos.

«No es una inclusión gratuita, pero no necesitan una sentencia o proceso en curso, es más bien al revés», explica el representante legal de Casa Estrella Luis Fierro, en El Universal.

Uno que corrió con mejor suerte fue el industrial Jorge Eduardo Durán Abdelnur, quien logró salir de la Lista Clinton después de dos años de lucha. En Mayo de 2008, la Embajada en Bogotá oficializó que Durán y otras tres personas no tenían ningún tipo de restricción de las autoridades federales.

En ese tiempo, el Administrador de Empresas no tuvo acceso a créditos, prácticamente todo el mundo le sacaba el cuerpo a la hora de hacer negocios y apenas logró mantenerse con el dinero que le dejó de la venta de una fábrica de confección.

Y la más reciente, la semana pasada los Estados Unidos sacó de la Lista Clinton a la colombiana Haydee Rodríguez Orejuela, socia accionista del club de fútbol América de Cali. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos también ha sacó de la lista a otras personas vinculadas a los hermanos Orejuela.

En concreto, a Carlos Arturo Baron Díaz, Luz Marina Gálvez Rodríguez, Liliana Gavira de Mor, Jaume Mor Gavira, María Alejandra Mosquera Maya, María Alejandra Santacoloma, Carolina Rodríguez Arbelaez (relacionada con la empresa del desarticulado cartel Inversiones Ara) y Jhon Jair Rodríguez Ayala, como lo registra El Espectador.

Justos por pecadores

La Ingeniera Industrial Ximena Grueso soñaba con especializarse en mercadeo sin embargo su sueño se vio interrumpido porque desde Octubre de 2003 aparece incluida en la Lista Clinton y su posibilidad de acceder a un crédito educativo es impensable. La pesadilla se presentó porque trabajó en Incomerce S.A., empresa que se dedicaba a la compra y venta de títulos valores.

Allí, ella trabajaba medio tiempo como secretaria. Los socios de la empresa todavía se preguntan el motivo por el cual Incomerce S. A. apareció en Lista. Incluso, el fiscal a cargo del allanamiento contestó, ante un derecho de petición enviado por los socios, que en sus pesquisas no encontró méritos ni irregularidades en la empresa para abrir una investigación. Sin embargo, Incomerce S. A. continuó en la Lista y fue liquidada.

Ximena está dispuesta a ser investigada para demostrar que no tiene nada que ver con el narcotráfico, como se lo aseguró a Semana

“Yo estoy dispuesta a abrir mi vida, mostrar qué he hecho y qué no, mostrar quién soy y que no le debo nada a nadie. Yo no mato ni una mosca como para estar al lado de los peores delincuentes del mundo”.

Una frase

“Nosotros hacemos lo que está a nuestro alcance. Orientamos a quienes nos buscan, pero nuestra ayuda no puede ir más allá del asesoramiento. Además, las organizaciones estadounidenses que manejan estos casos no dan información a nadie más que a la persona que aparece reportada, y nosotros no tenemos ninguna herramienta para exigirles esa información. Lo más que podemos hacer es facilitar defensores públicos. En algunos casos hemos consultado firmas norteamericanas para que asuman la defensa de estas personas, pero para nuestros defensores es muy complicado, pues todo se basa en leyes norteamericanas”, Vólmar Pérez, Defensor del Pueblo.

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…