Las 3 etapas en la vida económica de un ser humano

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 15 julio, 2008

En algún momento de la vida de todos los seres humanos empiezan a tener cumplimiento  las palabras bíblicas dirigidas al primer hombre luego de haber pecado: “Te ganarás el pan con el sudor de tu frente”.

Claro está, esta norma también tiene sus excepciones . Y si no, piénsese por ejemplo en muchas de  las esposas(os), o compañeras(os), o hijos mimados, de todos aquellos que son famosos(as) y adinerados(as).

Pero apartándonos entonces de esas claras excepciones de seres humanos que no tienen que hacer esfuerzos para ganarse el pan de cada día, lo interesante es reconocer que para aquellos que sí lo tenemos que hacer existen en nuestra vida económicamente activa 3 etapas importantes para lograr el importante objetivo antes aludido.

La primera etapa es en la que empiezan la gran mayoría de los seres humanos,(y de la que también la gran mayoría no se atreve a salir). Me refiero a la etapa de ser un empleado que utiliza sus fuerzas y capacidades para trabajarle a otros

La segunda etapa, a la que migran muchos que sienten que no deben quedarse toda su vida en la primera, o en la que por obligación empiezan muchos que no encuentran empleo fijo, es la de trabajar para uno mismo, es decir, ejercer como un trabajador independiente.

Y por último, luego de haber adquirido normalmente primero la experiencia en las dos etapas anteriores, existe la tercera y más elevada de las maneras en como podemos conseguir nuestro sustento: teniendo empresas propias, quizás en sociedad con otras personas, pero en las cuales los demás son quienes  trabajan para nosotros (generamos puestos de trabajo)

Así las cosas, sería interesante si alguna vez en la vida nos hacemos la siguiente pregunta: ¿Estoy dispuesto a ir alcanzando esas tres etapas, o me conformo con solo estar en la primera y quizás como máximo llegar a la segunda? La respuesta será distinta en cada persona.

Pero una cosa sí es segura: los individuos que crecen económicamente en forma más  sostenida (y por ende también los países en los que habitan) son aquellos que sí se atreven a  llegar hasta la tercera etapa.

 

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…