Ley de pago a plazos justos se reglamentó: flujo de caja para todo tipo de empresas


4 enero, 2021
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Ciro Ramírez dice que se equilibran las cargas contractuales de la contraprestación de servicios mercantiles entre micro, pequeñas y medianas empresas en relación con las grandes.

Ministro José Manuel Restrepo explica que facturas a 3, 6, 12 y hasta 24 meses dejarán de ser una realidad en Colombia.

A través del Decreto 1733 del 22 de diciembre de 2020, el Gobierno reglamentó la Ley de pago a plazos justos, que entró en vigencia este primero de enero de 2021.

La página del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo explica que, con la norma, las empresas deberán pagar sus facturas a plazos máximos de 60 días calendario durante el primer año de entrada en vigor de la ley, este 2021, y de 45 días a partir de 2022.

¿Para quién aplica?

Aplica a la venta o intercambio profesional de bienes y servicios de manera onerosa y a cambio de una rentabilidad, sin importar quién la ejerza, es decir, comerciantes o no comerciantes que adelantan operaciones mercantiles.

No aplica para:

  • Pagos derivados de la compra para el consumo directo.
  • Préstamos de dinero.
  • Contratos de seguro y los que se hacen a título de indemnización por daños.
  • Contratos suscritos entre grandes empresas.
  • Contratos que corresponden a procesos de insolvencia de comerciantes y personas naturales no comerciantes.

Igualdad de condiciones para micro, pequeñas y medianas empresas frente a las grandes

La Ley de pago a plazos justos, Ley 2024 de 2020, tiene como principal finalidad equilibrar las cargas contractuales derivadas de la contraprestación de servicios mercantiles entre micro, pequeñas y medianas empresas en relación con las grandes, estableciendo procedimientos y períodos de pago máximos. Así lo explicaba Ciro Alejandro Ramírez, miembro de la Comisión Tercera del Senado de la República en #CharlasConActualícese.

TAMBIÉN LEE:   Reducción transitoria de sanciones e intereses: Dian fija condiciones para su procedencia

Lo anterior, debido a que, al no haber una regulación, los acuerdos de pago podían extenderse hasta por 120 días, obligando a las micro, pequeñas y medianas empresas a endeudarse para cumplir con el resto de sus obligaciones (tributarias, laborales y demás).

«Hay un poder de negociación muy diferente entre las grandes y pequeñas empresas, y el problema de esto se observa entre los puntos contractuales o cláusulas que se le exigen a unas frente a las otras», dice.

Ramírez explica que para que una pequeña empresa acceda al mercado o a una venta ante una gran empresa, generalmente debe también acceder a las condiciones que le impongan, y una de esas es el plazo de pago, lo que hace que las mipymes acudan al sector financiero, endeudándose para poder sobrevivir durante unos meses y contar con flujo de caja.

«Por lo anterior, esta ley busca equiparar y establecer por ley un período de pago (mínimo y máximo) para que las empresas pequeñas tengan una relación contractual con las grandes mucho más equilibrada», explica.

Mayor flujo de caja para las empresas

“con esta reglamentación se está dando un paso muy importante en el país, en el sentido de que las facturas a 3, 6, 12 y hasta 24 meses dejarán de ser una realidad en Colombia”

Desde el punto de vista del ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, con esta reglamentación se está dando un paso muy importante en el país, en el sentido de que las facturas a 3, 6, 12 y hasta 24 meses dejarán de ser una realidad en Colombia.

“Esta ley es fundamental para el desarrollo empresarial del país en momentos en los que las cajas registradoras de las empresas se han visto afectadas por el COVID-19, ya que les permitirá un flujo mayor, para dinamizar sus negocios”, dijo.

TAMBIÉN LEE:   Se instaló el 15º Congreso Asofondos FIAP en Cartagena

La norma contempla un caso especial para las facturas que se dan en el marco del Sistema General de Seguridad Social en Salud, a las cuales la ley aplicará desde 2023, a un plazo de 60 días.

Además, la norma establece dos hipótesis diferentes para determinar el momento a partir del cual comienza a contar el término de la factura. Estas son:

  • Desde la entrega del bien o prestación del servicio, cuando no se está obligado a facturar o la factura se recibe por medios no electrónicos.
  • Desde la recepción de la factura, cuando se está obligado a facturar y la factura se recibe por medios electrónicos.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 4 enero, 2021
    (hace 1 año)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace