Lo malo, lo feo y lo bueno de nuestra profesión – Luis Raúl Uribe Medina

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 18 marzo, 2016

Estimados colegas, me he tomado el trabajo de recopilar todo lo que hemos escrito en relación al Día del Contador, comenzando por lo malo y lo feo, y resaltando lo bueno de nuestra querida profesión; aquí se los comparto.

Lo malo

1. No hemos aprendido a equilibrar la responsabilidad que recae sobre nuestros hombros como vigilantes de la fe pública con el nivel de honorarios que cobramos. Hay todavía mucho por hacer para lograr que éticamente compitamos entre colegas con honorarios a la altura de la responsabilidad.
2. La falta de compromiso, la pasividad y el poco deseo de superación de muchos.
3. La baja calidad de muchos de nuestros colegas, que no se preocupan por ser los mejores, con bajos conocimientos técnicos y profesionales.
4. Aquellos que son mediocres y se convierten en “firmones”, perdiendo la ética y estigmatizando a los buenos profesionales de la Contaduría Pública
5. ¿No te parece que valdría la pena liberarte de tanto y tanto trabajo durante 15 horas al día –y de domingo a domingo– y volver a esos viejos tiempos? Para comenzar tu reencuentro con la vida y con tu familia y amigos, ¿no sería bueno  continuar celebrando el Día del Contador Público todas las semanas?
6. Los excesos de regulación.
7. Los crímenes financieros siguen creciendo tanto que la ONU los sitúa como la quinta economía del mundo (ya son el 1,5% del PIB mundial), y que no estemos preparando/entrenando a nuestros contadores/auditores como investigadores de crímenes financieros.
8. Efectivamente la formación de los contadores en cuanto a información financiera del sector público es deficiente; sin embargo, no es solamente en estos profesionales, lo es también en los profesionales de otras disciplinas de las ciencias económicas, administrativas y financieras, que en razón de su quehacer tienen que ver con el mundo de las organizaciones, los negocios, las finanzas y la contabilidad. Por eso mi llamado a las instituciones de educación superior es para que se pongan a tono y ajusten las mallas académicas de sus programas con la realidad que a la fecha atraviesa y vive el mundo en torno a un proceso de una nueva arquitectura financiera y contable que impacta tanto al sector público como privado.

Lo feo

1. Somos la profesión más sacrificada de todas, trabajamos todo el día, estudiamos todas las noches y fines de semana durante todo el año y el empresario cree que solo llevamos libros y ahorramos impuestos. Aún no ve que somos socios internos de su negocio.
2. La competencia desleal, la falta de actualización y la resistencia al cambio de una gran cantidad de colegas.
3. Muchos aceptan y, peor aún, en algunos casos insinúan la violación permanente de las normas y leyes que nos rigen como país.
4. La profesión no se encuentra unida en la agremiación y esto ocasiona que se pierda el beneficio de todo lo que se podría hacer por el conflicto de intereses de algunos dirigentes.
5. Nunca hay descanso.
6. Los criminales de cuello blanco se valen de contadores honestos que fueron a la universidad e invirtieron recursos importantes, para que les ayuden a socavar las economías oscuras del mundo.

Nota: los invito a ver mis videos en YouTube en Uribe y Asociados Consultores o Luis Raúl Uribe M.: Las NIIF fáciles de aprender, NIA fáciles de comprender y otros más.

Lo bueno

1. Es una profesión que nos permite trabajar desde muy temprano en la carrera. No solo se hace rentable desde el comienzo, sino que además acumulamos muchos años de experiencia a muy corta edad.
2. El proceso de transformación que debe ocurrir en la profesión a partir de este cambio. Existe un reto y es entender dicho cambio… profundizar y especializar este conocimiento con el esfuerzo y la dedicación necesarios para convertirse en un profesional de la información que asista a las organizaciones en medir de forma efectiva y eficiente los procesos de creación de valor.
3. La calidad humana y profesional de muchos de nuestros colegas.
4. La capacidad que tenemos de ofrecer múltiples servicios en casi todas las actividades que se desarrollan en una economía como la nuestra.
5. Reconoce tu valía, cualidades, fortalezas, virtudes, y date tu lugar… el que sí que mereces.
6. Para que los demás te valoren y reconozcan empieza por ti mismo, y como dice la canción de Alejandro Lerner: “Puedes cambiar el mundo, puedes cambiar el rumbo, si quieres que eso pase, cambiar el mundo empieza por ti”.
7. Ser los médicos de las organizaciones empresariales y personas naturales que lo requieren.
8. ¿Y a qué horas hago todo esto? El amor comienza por uno mismo, porque si no te quieres quién te va a querer. El día que no puedas desempeñarte en tu profesión, te reemplazarán fácilmente.
9. Y por favor cambiemos ese lenguaje: cuando se les pregunta cómo están, muchos contestan en la lucha, camellando, trabajando, etc. Cuando decimos esto la mente se predispone y todo se vuelve como lo manifestamos a través de la palabra: con la palabra creamos realidades. Cambiemos el lenguaje; cuando nos pregunten cómo estamos, siempre contestemos: estoy desempeñándome profesionalmente. Amemos lo que hacemos que nosotros escogimos esta profesión; demos gracias por lo que tenemos y aunque las cosas vayan mal, es importante recordar que todo es temporal.
10. No solo todo el mundo quiere estudiar contabilidad, sino que todo el mundo tiene que ver con esta, porque debo recordar “que lo que no se registra, no se controla; lo que no se controla, no se administra; y lo que no se administra, simplemente es un caos”, y esto se aplica desde las finanzas personales.

Podemos sacar nuestras propias conclusiones. Feliz mes del Contador Público.

Sobre el autor

Luis Raúl Uribe Medina

Contador Público (U. San Buenaventura-Cali), con maestría en Administración de Empresas (Univalle), Especialista en Calidad Total y Productividad (Univalle), diplomados en Gerencia Financiera (U. Libre), Comercio Exterior (SENA), diplomado NIC-NIIF (U. Javeriana), Certificación Internacional IFRS con ICAEW de Londres, Seminario de Reingeniería Contable (U. de los Andes). Capacitación NIIF (Banco Mundial, Bogotá, CTCP, 2012), capacitación Seminario Internacional NIIF (Buenos Aires, Argentina, 2012), y permanente actualización tributaria. Más de 30 años de experiencia profesional empresarial: Carvajal SA, Productos Quaker (7 años), Quintex SA (Gerente de Contabilidad), Colombina SA, Jorge Arabia y CIA (Contralor), y Organización Harinera del Valle (11 años). Docente universitario (Universidades de San Buenaventura, Javeriana, San Martín, Centro Superior, USC, Libre, Cooperativa-Cali, Cooperativa de Colombia-Barrancabermeja, Popular del Cesar-Valledupar y Aguachica, EAFIT –sedes Pereira, Armenia y Manizales–, San Buenaventura-Cartagena, Unicolombo-Cartagena, Universidad del Magdalena-Santa Marta, Fundación Universitaria de Popayán y Universidad de Santander-Cúcuta). Consultor NIC-NIIF (IFRS), Exdirector Ejecutivo en Asociación de Contadores; Líder Uribe y Asociados Consultores SAS, Consultores Gerenciales, Asesorías Administrativas, Financieras, Tributarias, Contables NIC-NIIF-NIA. Capacitación.

Director de diplomados y seminarios NIC-NIIF en varias ciudades: Cali, Bogotá Pereira, Cúcuta, Manizales y Popayán. Autor de los libros: “Enfoque a las NIC en Colombia-NIIFS”, Editorial Nueva Legislación; coautor “Plan de cuentas para sistemas contables NIIF 2011”, autor 2012-13-14-15-16 ECOE-Ediciones.



Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…