Modelo Integral de Atención en Salud: ¿el avance más importante de Colombia en las últimas décadas?


18 junio, 2018
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Frente a las críticas cotidianas en las que se ve inmerso el sistema de salud nacional, el Ministerio de Salud implementó el MIAS, concebido bajo la estrategia de APS, y cuyo componente principal es la gestión del riesgo. Aquí le explicamos este modelo.

Según la investigación El sistema de salud colombiano en las próximas décadas: cómo avanzar hacia la sostenibilidad y la calidad en la atención, elaborado por Fedesarrollo, frente al Sistema General de Seguridad Social en Salud existe un desencanto en términos de la calidad y oportunidad de la atención en este sector. Dentro de las cifras que maneja la investigación, se destaca que:

  • En Colombia, entre el 21 % y el 35 % de las hospitalizaciones se podrían prevenir con una adecuada atención primaria ambulatoria.
  • Colombia tiene la tasa de hospitalización más alta de América Latina.
  • Solo el 36 % de los pacientes cuenta con un médico general que le presta atención de manera regular.
  • Solo al 13 % de los pacientes que tienen enfermedades precursoras de la enfermedad renal se le hacen pruebas de diagnóstico y seguimiento.
  • Aún persisten inequidades entre la salud de la población en zonas dispersas, con respecto a la del resto del país.

Por lo anterior, el Ministerio de Salud ha definido[/pq]el Modelo Integral de Atención en Salud –MIAS–, el cual cuenta con un potencial para mejorar la salud de la población y la satisfacción de los usuarios con el sistema; y reducir los costos y las inequidades en este sector[/pq]. Dicho esto, aunque se mantiene el sistema de aseguramiento social, existe un cambio significativo y necesario en el modelo de atención. Así, la implementación del MIAS se enfrenta a retos de carácter tanto técnico como político.

TAMBIÉN LEE:   Gobierno nacional presenta soluciones para Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles

Desde el punto de vista de los autores de este informe, «no es exagerado decir que el cambio hacia este modelo de atención será el avance más importante que tendría el país en las últimas décadas. Es, además, una de las pocas políticas que tiene el apoyo de todos los actores del sistema».

¿Cómo es el Modelo Integrado de Atención en Salud –MIAS–?

El MIAS está concebido bajo la estrategia de Atención Primaria en Salud –APS–, que, según la Ley 1438 del 2011, se plantea como un servicio que ofrece una atención centrada en las personas y las familias, con énfasis en la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, coordinada e integrada en todos los niveles, donde participan las comunidades, basada en métodos costo-efectivos científicamente probados.

El MIAS, además, se basa en el registro de la ubicación de la población, condiciones familiares, riesgos ambientales y laborales, riesgos en salud y estado de la misma. Las entidades administradoras de planes de beneficios –APB– son responsables de las anteriores características, en aras de gestionar el riesgo de sus afiliados.

Gestión del riesgo como componente central del MIAS

La gestión de riesgo consiste en identificar quiénes están en riesgo de sufrir alguna de las enfermedades prioritarias definidas por el ministerio o por las entidades territoriales en donde operan, para que de esta forma:

  • Organicen un plan de atención y prevención.
  • Se brinde educación en autocuidado.
  • Se ejecuten acciones para ayudar al afiliado a superar los riesgos, bien sea conectándolos con los servicios sociales del estado o prestando directamente los servicios.
TAMBIÉN LEE:   Negocio en marcha: ¿qué hacer ante el riesgo de insolvencia y deterioro patrimonial?

Los municipios, a partir de un análisis de situación de salud, definen las intervenciones colectivas de promoción y prevención, para atender los riesgos de su población. Las comunidades, por su parte, participarán en el cuidado de su salud por medio de campañas, grupos de trabajo, reporte de eventos, e identificando las prioridades de salud de sus territorios.

Prestación de servicios de salud

La prestación de servicios se organizará alrededor de prestadores primarios de atención, conformados por un grupo de profesionales, con médicos generales o de familia, que serán la puerta de entrada al sistema. Los prestadores primarios deben poder resolver el 80 % de las atenciones en salud, y contarán con algunas especialidades básicas, enfermeras, promotores de salud, odontólogos, y servicios de diagnóstico básico.

Por otra parte, cada ciudadano tendrá un prestador primario asignado, que seguirá su estado de salud, lo remitirá a niveles superiores cuando sea necesario, y lo seguirá en sus procesos de recuperación. Es decir, que el prestador primario será responsable de mantener a los pacientes asignados en buen estado de salud. Este debe estar localizado cerca de las comunidades y, a su vez, deben contar con equipos móviles de atención para visitar periódicamente las comunidades.

El papel de las redes de prestación de servicios –RIAS–

Los prestadores primarios serán los nodos principales de las redes de prestación de servicios –RIAS–, que son un conjunto de entidades prestadores encargadas de coordinar la atención integrada de los pacientes, entre los niveles de atención. Estos definen las acciones necesarias para mantener a la población sana, para la atención y el seguimiento de grupos de riesgo, así como la responsabilidad de cada actor en la ruta y las acciones que deben llevar a cabo en cada nivel de atención, los mecanismos de pago y resultados esperados. Las RIAS son de obligatorio cumplimiento para las entidades territoriales, las APB y las redes integradas.

TAMBIÉN LEE:   Proyecto de reforma tributaria: tiquetes POS solo se expedirían para ventas inferiores a 5 UVT

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 18 junio, 2018
    (hace 4 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace