Muchas empresas de contadores no evolucionan porque sus principales no lo hacen

  • Comparte este artículo:
  • Publicado: 22 julio, 2019

Todas las profesiones pueden desempeñarse individual o colectivamente. Ninguna de estas modalidades asegura los mejores logros, porque estos depende de las competencias de las personas. Las personas físicas pueden llegar a ser propietarias de grandes empresas de servicios profesionales, así ello nos parezca ilusorio.

Si los contadores no hacen empresa, sus actividades pueden ser importantes, pero también serán pequeñas y desaparecerán con mayor probabilidad a la jubilación o muerte de su principal.

El ejercicio colectivo, generalmente empresarial, tiene vocación de mayor supervivencia y crecimiento. En este caso la calidad de sus trabajos también depende de la competencia de su personal. Pueden tener muchos recursos de infraestructura y gran capital, pero tratándose de profesiones liberales lo más importante es el ingenio en el que se origina la creatividad.

Muchas empresas de contadores no evolucionan porque sus principales no lo hacen; actúan como si ya hubieran hecho suficientes méritos, como si nadie pudiera pensar mejor, como si fueran los mejores a la hora de actuar. En verdad, los más sabios dejan pasar a los más ingeniosos. En Colombia, cuando los principales llegan a ser mayores quieren vender sus empresas, para así conseguir una muy buena pensión. La calidad de lo que tienen no se mide en ingresos, como mal piensan muchos. Se mide considerando la competencia y el compromiso de su personal, tanto éticamente como con cada trabajo que se asume.

La profesión en Estados Unidos de América se ha esforzado en apoyar a las pequeñas y medianas firmas. El célebre Management of an Accounting Practice eHandbook menciona que “(…) is a valuable practice management resource, offering best practice advice regarding employee compensation and benefits, staffing, disaster recovery, firm organization, and many other areas of interest to your firm.”. Esto apenas una muestra de la gran producción intelectual que ha puesto a disposición de la profesión, con el fin de contar con las mejores firmas de contadores.

Según el acta 229 del Comité de Registro de la Junta Central de Contadores, existen 3.333 empresas activas inscritas en Colombia. En verdad, son muy pocas las actividades pensadas para ellas, como el Foro de Firmas, que está preparando su XI versión. Son muchas y podrían ser objeto de las mejores recomendaciones. Sabemos que en algunas se aplica el conocido refrán: “en casa de herrero azadón de palo”. Es decir, no se practican los valores que se expresan ante los clientes; caen en la odiosa práctica de los vendedores de decir mentiras.

Hay muchas micro, como corresponde a la realidad de nuestro país, pero bien podrían ser firmas “boutique”, concepto que poquísimos han aprendido.

Recientemente se divulgó una gran operación de Mazard. En Colombia varios han tratado de conformar firmas grandes y han fallado. Dicen por ahí “muchos caciques y pocos indios”.

Hernando Bermúdez Gómez
Tomado de Contrapartida – De Computationis Jure Opiniones
Número 4472, julio 15 de 2019

Sobre el autor

Hernando Bermúdez Gómez

Las publicaciones “Contrapartida” son escritas por miembros de la comunidad académica del Departamento de Ciencias Contables de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Pontificia Universidad Javeriana.



Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

$350,000*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

Precio regular: $999.000/año

Hoy $699,900*/año

Precio regular: $999.000/20 meses

Hoy $599,900/20 meses