«Muchos de los clientes que no pueden pagar lo hacen por razones coyunturales, mas no estructurales»

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 28 septiembre, 2017

«Muchos de los clientes que no pueden pagar lo hacen por razones coyunturales, mas no estructurales»

Jonathan Malagón, vicepresidente de Asobancaria, asegura que desde el punto de vista operativo los bancos ya están listos para que los deudores se acerquen a las entidades financieras y modifiquen las condiciones de sus créditos, sin que esto se considere una reestructuración.

Desde el próximo 1 de octubre, los deudores de créditos con bancos y demás entidades financieras podrán modificar por una sola vez las condiciones de sus créditos sin considerarlo una reestructuración, siempre y cuando la mora no supere los 30 días para microcréditos, 60 para vivienda y consumo, y 90 para comercial.

“más que refinanciar, se ha creado una nueva tipología denominada los “modificados”, la cual consiste en cambiar las condiciones del crédito para evitar reportes en las centrales de riesgo”

Jonathan Malagón, vicepresidente de Asobancaria, asegura que, más que refinanciar, se ha creado una nueva tipología denominada los “modificados”, la cual consiste en cambiar las condiciones del crédito para evitar reportes en las centrales de riesgo. Los bancos, desde el punto de vista operativo, ya están listos para hacerle frente a este proceso.

Y es que la cartera morosa de los establecimientos de crédito creció 26,7 % el último año –32 % nominal–, y ya llegó a 16,6 billones de pesos, según la Superfinanciera. Por su parte, el saldo total de créditos creció 2,37 % real en el último año, –7,1 % nominal– al ubicarse en 416,8 billones de pesos. Teniendo en cuenta que el crecimiento de la morosidad es más rápido que el saldo total, el deterioro sigue creciendo, y por cada 100 pesos prestados, ya hay casi 4 pesos colgados.

«Con esto se busca promover la recuperación de la cartera y del deudor, permitiendo a las entidades vigiladas modificar las condiciones iniciales de un crédito, sin que se considere como una reestructuración, siempre y cuando el deudor no presente moras mayores a 30, 60 o 90 días, según corresponda a microcrédito, consumo, vivienda y comercial», explica Malagón.

Si el consumidor incumple nuevamente con su obligación, el crédito podrá calificarse como reestructurado y seguirá su curso según la normativa vigente. Sin embargo, los bancos no podrán reversar la modificación en las condiciones del préstamo.

“el crecimiento que ha registrado la cartera vencida en los últimos meses obedece a situaciones relacionadas con el estado actual de la economía nacional”

Para la Asobancaria, y como lo publica Portafolio, el crecimiento que ha registrado la cartera vencida en los últimos meses obedece a situaciones relacionadas con el estado actual de la economía nacional, que no pasa por su mejor momento, pero que parece recuperarse en lo que va de la segunda mitad del año. Por lo tanto, que los colombianos se vean algo “colgados” con sus créditos no los hace malos pagadores.

Al respecto, Malagón dice que el cliente colombiano no es mala paga.

«Somos un país con enorme sentido de la responsabilidad crediticia. Muchos de los clientes que no pueden pagar hoy lo hacen por razones coyunturales mas no estructurales. En estos casos, el propósito es modificar las condiciones del crédito sin que lo anterior indique un reporte en las centrales de riesgo.”

Buenas prácticas para entidades de cobranza

Por otra parte, Malagón destacó el manual presentado por la Superfinanciera sobre buenas prácticas para las entidades de cobranza, el cual incluye la prohibición de llamadas en horarios no adecuados a los consumidores morosos. De igual forma, no se podrá incluir como costo de cobro jurídico las llamadas de las entidades de cobranza mientras no exista un proceso judicial en curso.

«Hago un llamado de atención a las entidades de cobranza por el respeto que deben tener de los consumidores financieros, a quienes invitó a acercarse directamente a los bancos para negociar un método o programa de pago en caso que vean que no pueden cumplir con sus obligaciones», recalcó Malagón.

Malagón también advirtió sobre las conductas fraudulentas por parte de personas y/o firmas falsas que supuestamente dan soluciones a las carteras en mora de los consumidores, a cambio de una consignación por un valor determinado o descuentos en la deuda a cambio también de un pago. «Vale la pena advertir que este año la Superfinanciera ha emitido 19 advertencias sobre pirámides y falsas inversiones en monedas virtuales», afirmó Malagón.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…