«Mujeres aumentan competitividad empresarial en un 53 % y posibilidades de quiebra se reducen un 20 %»

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 21 febrero, 2019

«Mujeres aumentan competitividad empresarial en un 53 % y posibilidades de quiebra se reducen un 20 %»

Karol Franco, vocera del Primer Foro de Mujeres en el Mundo Empresarial afirma que las mujeres deben tomar conciencia y asumir el liderazgo que por siglos les ha sido negado. Agrega que hoy en día ellas perciben una remuneración menor en un 23 % por un trabajo de igual valor frente a los hombres.

El 6 de marzo, y con motivo de celebrar el mes de la mujer, se realizó el Primer Foro de Mujeres en el Mundo Empresarial, organizado por la fundación CoreWoman y la empresa de consultoría en transformación cultural Leadership in Motion, cuyo objetivo es facilitar un espacio de diálogo y reflexión sobre el balance de género empresarial en Colombia y Latinoamérica, donde líderes y expertos compartirán su aprendizaje, las buenas prácticas y los retos que representa este tema para las organizaciones.

Karol Franco, vocera del Foro y aliada de CoreWoman desde la dirección de la revista Level afirma que el propósito es “resaltar y presentar casos de éxito sobre lo productivo y benéfico que es para las empresas incorporar en su línea directiva a las mujeres. Además del valioso aporte desde su liderazgo, se ha demostrado que aquellas empresas que tienen mujeres en sus juntas directivas tienden a superar a otras compañías en un 53 %».

“Según la Organización Internacional del Trabajo –OIT–, cada vez hay más evidencia de que las empresas que fomentan la diversidad de género aumentan sus resultados más rápido que las empresas que no lo hacen”

Según la Organización Internacional del Trabajo –OIT–, cada vez hay más evidencia de que las empresas que fomentan la diversidad de género aumentan sus resultados más rápido que las empresas que no lo hacen. Una mayor diversidad de género permite que las empresas accedan a talento, mejoren su reputación, aprovechen la diversidad de pensamiento para una mejor toma de decisiones e innovación, y tengan una mayor penetración en mercados donde la gestión femenina es cada vez mayor.

A nivel salarial todavía existe una brecha marcada entre hombres y mujeres en Colombia. «Según CoreWoman, en nuestro país por cada dólar una mujer gana 80 centavos, y una mujer en el área rural 52 centavos. Según la OIT es una brecha que representa el 23 %. Es decir, las mujeres perciben una remuneración menor del 23 % por un trabajo de igual valor frente a los hombres», dice Franco.

Desde su punto de vista, la política del presidente Iván Duque, la cual está encaminada a entregarle por meritrocrasia altos puestos a las mujeres, «no es suficiente manejar una cuota paritaria; es necesario involucrar políticas integrales en términos laborales».

Franco dice que son muchos los aspectos en los que hay que trabajar, pues la brecha laboral tiene variables muy diversas. Ella menciona las que son transversales y resuelven varios desequilibrios. «Se debe empezar por el reconocimiento de los derechos de las mujeres y hombres a tener un empleo garante y con igualdad de condiciones; esto significa promover la igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor. Asimismo, promover el acceso a cargos directivos y juntas directivas a mujeres. Está demostrado que las mujeres en estas posiciones aumentan la competitividad de la empresa y las posibilidades de quiebra se reducen en un 20 %. A su vez, está demostrado el aumento de la innovación y la calidad laboral cuando una mujer se encuentra en esta posición. Finalmente, se deben implementar políticas sobre licencias para transformar las relaciones de género, un reparto equitativo del trabajo de cuidado de los hijos».

Al hablar sobre lo que deben hacer las mujeres profesionales para destacarse cada vez más en su área laboral y así ganar la admiración y respeto de sus colegas, Franco dice que el asunto no es “ganarse la admiración” de los colegas, pues el tema es de balance e igualdad. «Políticas laborales que nos permitan estar en igualdad de condición en diversos momentos. Por ejemplo, en un proceso de selección, dándose cuenta de los sesgos con los cuales pueden estar optando por un candidato hombre y descartando a una mujer que tiene un perfil igual», dice.

Franco destaca que no es lo que tienen que hacer las mujeres, ya que este es un tema de doble vía. «Los hombres también están convocados a generar cambios. Por ello hablamos de un balance, en construir conjuntamente una transformación. Entendemos lo valioso y provechoso que es tener a las mujeres en las juntas directivas, pues el crecimiento económico es comprobado, hay una reducción de la exclusión social y aumento del bienestar general», recalca ella. Se habla de un balance de género que beneficia a todos, tanto en lo corporativo como en lo social.

Franco concluye diciendo que las mujeres deben tomar conciencia y asumir el liderazgo que por siglos les ha sido negado. «Por otra parte, tienen que involucrarse activamente en sus entornos tanto comunitarios como laborales, exigiendo espacios de formación para adquirir las competencias necesarias para lograr el tan ansiado empoderamiento», afirma.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…