NIIF 16 sobre arrendamientos: cambios que se deben tener en cuenta en medio de los contratos

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 27 abril, 2016

NIIF 16 sobre arrendamientos: cambios que se deben tener en cuenta en medio de los contratos

La NIIF 16 entrará en vigencia a nivel internacional a partir del 1 de enero del 2019, permitiendo su adopción anticipada siempre y cuando la empresa adopte la NIIF 15: Ingresos procedentes de contratos con clientes, la cual sustituye a la NIC 18: Ingresos de actividades ordinarias y a la NIC 11: Contratos de construcción.

Mediante la Norma Internacional de Información Financiera 16: Arrendamientos se sustituyen los requisitos contables actuales y que hoy están desactualizados según las actuales condiciones en el tratamiento del tema.

Los arrendamientos son una importante y flexible fuente de financiación para el sector empresarial. Sin embargo, la NIC 17 no permitía de forma precisa a los inversionistas y usuarios de estados financieros visualizar los activos y pasivos que una empresa poseía en arrendamiento.

Lo que viene en el tema

Con la NIC 17 se describían las condiciones para que un arrendamiento sea clasificado como financiero y descarte las “condiciones” para clasificarlo como operativo, generando ejercicios de estimación de los efectos de las obligaciones de arrendamiento que estaban fuera del balance de una empresa. Lo anterior condujo a la sobrestimación de las responsabilidades derivadas de dichas obligaciones.

“El final de los arrendamientos operativos para los arrendadores plantea una serie de requerimientos adicionales que supondrán un crecimiento obligado de los activos productivos y de los pasivos financieros para el tomador en arriendo”

Por su parte, la NIIF 16 busca cerrar esta brecha, ya que requiere que todos los contratos de arrendamiento se “activen” o se “muestren como un pasivo según corresponda. El final de los arrendamientos operativos para los arrendadores plantea una serie de requerimientos adicionales que supondrán un crecimiento obligado de los activos productivos y de los pasivos financieros para el tomador en arriendo.

La NIIF 16 también elimina el modelo de contabilidad que clasifica los contratos como arrendamientos financieros, los cuales se registran dentro del balance, o como arrendamientos operativos para los que no se exige el reconocimiento de las cuotas de arrendamiento futuras. A cambio de ello se crea un único modelo dentro del balance, similar al de arrendamiento financiero actual.

Para los arrendatarios, el contrato de arrendamiento pasa a ser un pasivo y un activo equivalente: el derecho de uso del bien objeto del contrato. Por tanto, se incrementará el valor del activo en el balance, pero también aumentará su endeudamiento. Así mismo, se producirán cambios durante la vigencia del contrato de arrendamiento, razón por la cual las empresas deberán reconocer un gasto en la mayoría de los contratos, aun cuando abonen cuotas periódicas constantes. Cabe decir que en el caso del arrendador se mantendrá la normatividad vigente; se continuarán clasificando los arrendamientos como financieros y operativos.

En términos generales, las empresas deberán evaluar la magnitud de los impactos de la norma para que puedan entender las implicaciones en su actividad de negocio. A nivel del estado de flujos de efectivo la norma busca separar el valor total pagado a capital del registro de intereses.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…