NIIF 9, 15 y 16: entenderlas correctamente es imprescindible al preparar estados financieros

  • Comparte este artículo:
  • Publicado: 30 septiembre, 2020

NIIF 9, 15 y 16: entenderlas correctamente es imprescindible al preparar estados financieros

El COVID-19 ha provocado que las NIIF 9, 15 y 16 (las principales en estos últimos tres años) hayan presentado cambios.

Las empresas han tenido que adaptar sus sistemas de información, así como ajustar su control interno, para cumplir con todos los requisitos que establecen estas normas.

Los profesionales contables vienen afrontando las complejas modificaciones del marco que conforman las Normas Internacionales de Información Financiera –NIIF–, las cuales se aplican en más de 160 países.

El impacto que estas normas introducen en los estados financieros, que utilizan los operadores del mercado, exige entender su nuevo enfoque y aplicación práctica.

Esto te puede interesar: Impactos de la crisis en los estados financieros

El COVID-19 ha provocado que las NIIF 9, 15 y 16 (las principales en estos últimos tres años) hayan presentado cambios.

«En esta coyuntura cobra importancia comprender los criterios aprobados, su alcance y situaciones prácticas para cada norma analizada. De igual forma, cómo impactan en los criterios de reconocimiento, presentación y valoración y cómo se deben aplicar en los estados financieros», explica Jorge Herreros de KPMG España.

Relevancia en el marco normativo de las NIIF 9, 15 y 16

El proceso de armonización y mejora de las NIIF alcanza un hito relevante con la entrada en vigor de estas tres normas internacionales, dedicadas a los ingresos ordinarios (NIIF 15), los instrumentos financieros (NIIF 9) y los arrendamientos (NIIF 16).

Esto te puede interesar: Responsabilidad del profesional contable frente a la aplicación del subsidio de nómina del Decreto 639 de 2020

«Los enfoques y criterios adoptados implican cambios relevantes e impactan en un número importante de partidas del balance y la cuenta de resultados, así como se ven afectadas medidas de rendimiento que toman como base las magnitudes incluidas en los estados financieros y que utilizan comúnmente los distintos agentes de los mercados de capitales», explica Herreros.

Conocer y entender estas nuevas normas de forma correcta es imprescindible al preparar y publicar los estados financieros, proporcionando así información sobre el desempeño financiero de la compañía de una manera efectiva y normalizada.

Obligaciones que las empresas deben tener en cuenta

“estos Estándares Internacionales implican cambios fundamentales que afectan a un elevado número de partidas de los estados financieros”

Herreros indica que estos Estándares Internacionales implican cambios fundamentales que afectan a un elevado número de partidas de los estados financieros. Como consecuencia de ello, se han visto alterados los resultados financieros, la posición financiera corriente y no corriente y las medidas de rendimiento de las empresas que formulan sus estados financieros bajo Estándares Internacionales.

Frente a la profundidad de estos cambios, las empresas han tenido que adaptar de forma significativa sus sistemas de información, así como ajustar su control interno para cumplir con todos los requisitos que establecen estas normas.

«Los ajustes se deben realizar en especial de la información de los estados financieros sobre la naturaleza, importe, plazo e incertidumbre asociada a sus ingresos y flujos derivados de contratos con clientes, así como la identificación de las distintas transacciones que pueden contener arrendamientos y los distintos componentes de sus contratos de arrendamiento», explica Herreros.

Esto te puede interesar: Estatuto Tributario PwC 2020-PWC

¿Se esperan novedades para estas normas a un corto plazo?

Herreros explica que, después de la implementación de un nuevo Estándar Internacional, se le realiza una revisión, la cual puede ocurrir, por ejemplo, en respuesta a cambios en el entorno de la información financiera y requisitos regulatorios o en respuesta a inquietudes que puedan surgir tras su aplicación.

Frente a lo anterior, con motivo de la pandemia del COVID-19, la IASB emitió en mayo de 2020 una simplificación práctica a la NIIF 16 para que los arrendatarios no tengan la necesidad de evaluar si se ha producido una modificación en sus contratos de arrendamiento por causa de las concesiones otorgadas como consecuencia de la pandemia.

Desde enero del año anterior, la IASB, encargada de elaborar las interpretaciones de las normas, ha venido publicando diversas decisiones de agenda sobre estas nuevas normas.

Material relacionado

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

$350,000*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento