Polémica por nombramiento de un Economista como presidente del Tribunal Disciplinario de la Junta Central de Contadores

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 1 septiembre, 2010

Polémica por nombramiento de un Economista como presidente del Tribunal Disciplinario de  la Junta Central de Contadores

La Resolución 2374 de Agosto 18 de 2010 expedida por el nuevo ministro de Comercio, Industria y Turismo nombra por tres años como presidente del Tribunal Disciplinario de la Junta Central de Contadores a un economista. La medida ha causado el rechazo generalizado, y nuestro portal también se une a dicha manifestación.

En desarrollo de lo establecido por el artículo 1 del Decreto 1955 de Mayo 31 de 2010 según el  cual el Tribunal Disciplinario de la Junta Central de contadores tendrá 7 miembros y dos de ellos tienen que ser nombrados por el  Ministerio de Comercio, Industria y comercio, dicho Ministerio (en cabeza del nuevo ministro Sergio Díaz Granados)  expidió el pasado 18 de Agosto su Resolución 2374 para designar como uno de sus representantes, y a la vez presidente del Tribunal Disciplinario, al economista Doctor Giovanny Javier Chamorro Ruales, identificado con cédula de ciudadanía No 12.998.265 de Pasto (Nota: para ver los nombres y cargos de los miembros del Tribunal, consulta nuestro post: “Miembros del Tribunal Disciplinario de la Junta Central de Contadores posesionados el 26 de Agosto de 2010”).

Esta designación de un economista dentro de los miembros de un Tribunal que tiene como función la de de impartir disciplina a los contadores públicos por faltas en su desempeño profesional, es algo que está permitido en la norma del Decreto 1955 de 2010 redactado por los anteriores ministros de Hacienda (Oscar Ivan Zuluaga) y de Comercio (Luis Guillermo Plata) pues en el parágrafo 3 del artículo 1 de dicho Decreto se lee:

“Parágrafo 3°. Los integrantes del Tribunal Disciplinario, salvo uno de los Miembros designados del sector comercio, industria y turismo, deberán tener la calidad de contadores públicos, inscritos ante la Unidad Administrativa Especial Junta Central de Contadores.”

(el subrayado es nuestro)

Y el hecho adicional de que el Dr. Giovanny haya sido nombrado para actuar como presidente del Tribunal Disciplinario hasta diciembre 31 de 2013, es algo que también se podía dar por cuanto así lo establece el parágrafo 4 del mismo artículo 1 del Decreto 1955 donde leemos:

“Parágrafo 4°. Conformado el Tribunal Disciplinario de acuerdo con lo previsto en este Decreto, para el primer período será presidido por uno de los Miembros designados por el Ministro de Comercio, Industria y Turismo, del Sector Comercio, Industria y Turismo, de acuerdo con lo previsto en el parágrafo 1° de este artículo. Para los siguientes períodos, el Tribunal Disciplinario será presidido por el Miembro escogido por la mayoría de los votos de los integrantes de este Tribunal.”

El nombramiento ha generado rechazo

Aunque la designación del Dr. Giovanny no viola entonces las normas vigentes, su designación como miembro de un tribunal disciplinario para Contadores, y en particular en calidad de presidente del mismo, sí ha causado bastante incomodidad y rechazo entre varios de los más importantes Contadores Públicos de Colombia y agremiaciones de Contadores.

Por ejemplo, el Dr. José Hernando Zuluaga Marín, elegido el pasado 27 de Julio de 2010 como el representante de los Contadores ante el mencionado Tribunal y quién tomó posesión de dicho cargo el 26 de Agosto pasado, expresó lo siguiente en su página web www.hernandozuluaga.com

“En mi calidad de Representante de los Contadores Públicos en el Tribunal Disciplinario de la Junta Central de Contadores me permito informar: Que mientras la Presidencia del Tribunal Disciplinario de la Junta Central de Contadores sea ejercida por un Economista y por constituir dicha designación una ofensa a la profesión, en cada una de las reuniones en las cuales estaré presente en cumplimiento del sagrado deber para el cual fui elegido para representar a los Contadores Públicos de Colombia, dejaré sentada la más enérgica protesta”.

(el subrayado es nuestro)

Igualmente, el  Dr. Héctor Jaime Correa Pinzón, en su calidad de presidente de la Federación de Contadores Públicos de Colombia (FEDECOP), dirigió al Ministro de Comercio Sergio Díaz una carta el pasado 26 de Agosto donde expresa lo siguiente:

“No desconocemos las probables aptitudes y capacidades, ni el reconocimiento que se le quiera hacer al Economista Giovanny Javier Chamorro Ruales, sin embargo, siendo la Junta Central de Contadores, una Institución encargada del Registro Profesional y Tribunal Disciplinario de los Contadores Públicos, lo ideal sería que su conformación fuese de Contadores Públicos, pero aún más, se nombra al citado Economista, como Presidente del Tribunal Disciplinario de los Contadores Públicos, lo cual consideramos como una gran afrenta contra la profesión contable, desconociéndose además, que actualmente somos más de 160.000 Contadores Públicos inscritos en la Junta Central de Contadores, pero que además, conocemos la problemática de nuestra profesión. Es imposible que dentro de este importante número de Profesionales Contables, no se hubiese contemplado las aptitudes de nosotros mismos, para nosotros mismos y muy seguramente, con mayor conocimiento que quienes no ejercen nuestra Profesión Contable.

Señor Ministro, como ex miembro y ex presidente de la Junta Central de Contadores y actualmente como Presidente de la Federación de Contadores Públicos de Colombia, Fedecop, en representación de 16 Agremiaciones Federadas en el País, le estamos solicitando de manera respetuosa, se reconsidere el nombramiento del Economista Chamorro Ruales como Presidente de la Junta Central de Contadores, pues no consideramos que siendo una Institución de Contadores Públicos, ésta sea dirigida por un profesional diferente a la Profesión.”

(Los subrayados son nuestros)

Incluso, otros portales de internet para Contadores se han pronunciado rechazando también la medida. Por ejemplo, el lunes 30 de Agosto el portal www.gerencie.com tituló así uno de sus editoriales: “Como los economistas (algunos) no pudieron acabar con la fe pública del contador, ahora nombran uno como presidente de la profesión”. Y en su interior escribieron:

“Para los contadores públicos ha sido una afrenta que se les haya impuesto un economista, cuando anteriormente hubo economistas empeñados en “capar” la contaduría pública. Como eso no fue posible, y como si esa afrenta no fuera suficiente, el gobierno ha decidido imponer un economista para que dirija y hasta reprenda a los contadores públicos, puesto que no se puede olvidar la facultad disciplinaria que tiene la Junta central de contadores. Entre gremios  y profesiones debe haber respeto. No se pueden tolerar intromisiones de ese tipo. Es lamentable como se maltrata la contaduría pública en nuestro país.”

(los resaltados son nuestros)

Las alusiones que hace dicho portal al hecho de que “hubo economistas empeñados en ´capar´ la contaduría pública”, de seguro se refieren al episodio del pasado reciente (año 2008) cuando el también economista Iván Ivanov Useche demando ante la Corte Constitucional los artículos de la Ley 43 de 1990 en los cuales se exige ser Contador Público para poder dar fe pública de los asuntos financieros de las personas y empresas, demanda que para fortuna de la profesión contable fue rechazada por la Corte dejando incolumne dicha parte de la Ley (véase nuestros editoriales de Marzo de 2008 “Demanda nos quitaría a los contadores la exclusividad de dar fe Pública”, y de Septiembre de 2008 “Corte ratifica fe pública en el ejercicio de la Contaduría”).

Nos unimos a la inconformidad por este nombramiento

Queda claro entonces que la designación de un  economista como presidente de un Tribunal disciplinario para Contadores, aunque no viole las normas del Decreto 1955, sí se presta para ser interpretado como una ofensa para la dignidad de la profesión contable pues sería igual a que un Contador fuese el encargado de presidir un Tribunal disciplinario para Administradores de Empresas (puede que haya similitudes entre las profesiones, pero es más digno que el tribunal sea presidido por alguien con el título de aquellos que serán disciplinados).

Siendo ese el caso, desde nuestro portal también nos unimos a las manifestaciones de inconformismo por la medida tomada en esta ocasión por el nuevo Ministro de Comercio y esperamos que la misma pueda ser modificada para que desde el comienzo el nuevo Tribunal Disciplinario pueda funcionar con la armonía y dignidad que se merece nuestra noble profesión.

Material Relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

Precio regular: $350.000/año

Hoy: $299,900*/año

$350,000/20 meses

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999,000*/año




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…