Porción conyugal: ¿quiénes tienen derecho a esta?, ¿qué se debe hacer para reclamarla?

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 10 noviembre, 2017

Porción conyugal: ¿quiénes tienen derecho a esta?, ¿qué se debe hacer para reclamarla?

La porción conyugal es una obligación que impone la ley en ciertos casos; la idea es asignar una parte del patrimonio de la persona fallecida al cónyuge sobreviviente y así mejorar su situación económica si esta no es favorable al momento del fallecimiento del causante.

Al hablar de porción conyugal, de acuerdo con el artículo 1230 del Código Civil, hacemos referencia a aquella parte del patrimonio de una persona que ya falleció, que la ley asigna al cónyuge sobreviviente, llámese esposo(a) o compañero(a) permanente, para mejorar su condición económica cuando no tiene lo necesario para subsistir, o cuando lo que tiene no es suficiente.

Hasta el cónyuge divorciado, siempre y cuando el divorcio no se haya dado por su culpa (que no haya incurrido en ninguna de las causales de divorcio contempladas en el artículo 154 del Código Civil) tiene parte frente al resultado de esta obligación. De igual manera, la pareja del mismo sexo.

Debido a que la porción conyugal es una asignación forzosa, la ley impone que debe darse cuando haya lugar a ella. Si una persona no cumple con el requisito referente a las condiciones económicas exigido para ser beneficiario de la porción conyugal al momento de la muerte del cónyuge o compañero permanente (es decir, cuenta con condiciones económicas favorables con las cuales puede sobrevivir) y luego cae en situación de pobreza, dicha circunstancia no será razón suficiente para que se le otorgue el derecho a la porción conyugal; por otro lado, si quien recibe lo propio por este derecho adquiere bienes y mejora significativamente su situación luego de la muerte del causante, deberá mantenerse el beneficio otorgado a través de la porción conyugal, ya que lo que se tiene en cuenta es la situación financiera por la que se pasaba al momento del fallecimiento del causante.

Trámite a tener en cuenta

  • La porción conyugal debe solicitarse en el mismo trámite de la sucesión del fallecido. Sin embargo, antes de realizar este proceso el cónyuge o compañero permanente interesado debe adelantar la liquidación de la sociedad conyugal para establecer qué le pertenece y qué ingresa en la sucesión.
  • Si luego de establecer el monto de lo que le corresponde a título de gananciales (bienes que recibe cada cónyuge luego de liquidada la sociedad conyugal) considera que no le queda nada, o lo que queda no es suficiente para su subsistencia, en el trámite de sucesión que se inicie (ante notaría si es de mutuo acuerdo o ante juzgado si no lo hay) podrá decidir el cónyuge sobreviviente entre: optar por porción conyugal (renuncia a gananciales), optar por gananciales, optar por gananciales más la porción conyugal complementaria (cuando el cónyuge sobreviviente tenga bienes, pero no de tanto valor como la porción conyugal). La decisión se debe expresar claramente en el escrito donde se solicita la sucesión.
  • El proceso de sucesión lo puede iniciar el cónyuge sobreviviente o los herederos (hijos, padres, hermanos, entre otros, según los órdenes hereditarios). Todos los interesados deben estar de acuerdo cuando se va a realizar ante notaría.

Porcentaje de la porción conyugal

“Según el artículo 1235 del Código Civil, al morir un cónyuge, el que lo sobrevive tiene la opción de escoger gananciales o porción conyugal”

Corresponde a una cuarta parte de los bienes del causante, o en caso que el orden a heredar sea el de los descendientes, esta representará lo que sería una legítima rigurosa para un hijo. Según el artículo 1235 del Código Civil, al morir un cónyuge, el que lo sobrevive tiene la opción de escoger gananciales o porción conyugal, teniendo claro cuál es el monto de gananciales o a cuánto asciende su porción conyugal para elegir la opción más conveniente, que deberá realizarse antes de la diligencia de inventarios y avalúos. En caso de que haya guardado silencio se determinará que se decidió por los gananciales, sin que deba existir un auto que así lo ordene.

Llegado el caso…

Si existen diferencias entre los herederos y el cónyuge sobreviviente, se debe acudir al juez de familia del lugar que corresponda al último domicilio de la persona fallecida, para que a través de demanda se le dé una solución definitiva a su conflicto.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…