Proyecto reglamento devoluciones – Gabriel Vásquez Tristancho


1 noviembre, 2011
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Gabriel Vásquez TristanchoPara algunos sectores de la economía, un componente principalísimo de su capital de trabajo son las devoluciones de impuestos: renta o IVA. Los trámites se convirtieron en un verdadero viacrucis, por los protocolos exigidos, algunos reales, otros imaginarios, que al final de la cuenta, quedan los empresarios en manos de los funcionarios de la DIAN encargados de esta supervisión. No hay objetividad, neutralidad, ni seguridad jurídica, en un gran número de situaciones.  Incluso, este caos favorece la corrupción, tanto del Estado como de los particulares, porque aquí hay que reconocerlo, los problemas de valores están en ambos lados.

Otro problema diferente son los actos criminales contra la Hacienda Pública, como los recientes fraudes con devoluciones ficticias de IVA, que en otros tiempos fueron en renta, en la expedición de paz y salvos, en las manipulaciones de las cuentas corrientes, en los recibos oficiales de pago ante la DIAN, para solo mencionar algunos.

Creemos que no se deben confundir las persecuciones contra los bandidos que defraudan al Estado, con los controles técnicos que se deben establecer para las devoluciones a los empresarios de buena fe. Detectar una empresa ficticia es cosa de niños en un 99,99% de las situaciones, basta con repasar los presupuestos básicos del estándar de aseguramiento 240 para determinar las zonas de riesgo en fraudes y error de cualquier situación de negocios, incluyendo la fiscal. ¿De hecho como no va a conocer un funcionario de fiscalización de Medellín por ejemplo, cuales son las empresas tradicionales de cada sector de la economía que normalmente solicitan devolución de impuestos?

TAMBIÉN LEE:   Evidencia sobre la eficiencia de los controles diferentes al período evaluado

Repaso de estadísticas

Los comportamientos sobre recaudos están mostrando unas volatilidades y tendencias  negativas muy peligrosas.  IVA, presentó una caída brusca en el porcentaje de crecimiento anual del año 2006 del 23% al negativo -2% del año 2009.  Ahí había una clara señal de problemas del indicador no explicados por variables exógenas, que ya habíamos escrito en un artículo anterior mucho antes del descubrimiento de los fraudes en devoluciones.

RENTA,  presentó en el año 2010 una caída extraordinaria a un negativo del -8%, cuando en el año anterior 2009 había crecido un 15%.  Su comportamiento ha sido atípico, que si bien pudiera explicarse en parte por la desaceleración de la economía, sugerimos revisar otros factores que deberían ser objeto de análisis detallado, para no tener otra sorpresa como la del IVA.

Reglamento proyectado

La autoridad tributaria propone afinar algunos controles, tales como la exhibición de libros y demás documentos solicitados dentro de la verificación, la cual deberá hacerse a más tardar el día hábil siguiente a la fecha en que el funcionario comisionado lo solicite por escrito y en la dirección informada por el solicitante en el Registro Único Tributario; entregar la totalidad de información exigida de conformidad con la normatividad vigente dentro de los cinco días siguientes al inicio del trámite virtual de la solicitud;  preparación de la información debidamente documentada de los soportes de impuestos descontables y retenciones, entre otros.

Los plazos cortos y el volumen de información relacionada con la devolución, es precisamente para detectar una empresa que no está en funcionamiento o también para identificar los documentos que están previamente elaborados de manera fraudulenta. Ya como cosecha del auditor de fiscalización debería solicitar ajustes realizados en los últimos días de cada corte contable o transacciones extraordinarias (Ver ISA 240).

TAMBIÉN LEE:   Una ventaja importante de los contadores es su capacidad de considerar la empresa como un todo

Una empresa con prestigio en el mercado y con una demanda estable, no recurre a la estupidez de hacer fraude en impuestos.  Por tanto, bienvenidos todos los controles, siempre y cuando, los trámites internos de la devolución sean automáticos o se aceleren y dejen de ser subjetivos.  Sugerimos separar la fiscalización de la devolución por cuanto son  dos temas diferentes y creemos que revolver esas dos cosas, lo que se está cocinando son precisamente más focos de corrupción.

Algunos sectores con tradición tributaria, como el de producción de alimentos biológicos (Avícola, porcicultura, entre otros), podría incluso el reglamento proponer devoluciones automáticas, con una rigurosa documentación electrónica, y con drásticas sanciones por incumplimiento o manipulaciones indebidas.

Incluso,  la autoridad tributaria podría innovar exigiendo un trabajo de aseguramiento especializado para el área objeto de devolución, con alto nivel de seguridad, basado en los estándares internacionales emitidos por IFAC, como requisito para la devolución automática.  Desde luego, de comprobarse trabajos que no cumplan con los estándares de calidad internacional, proponer sanciones igualmente drásticas.

Cordialmente,

Gabriel Vásquez Tristancho
Columnista Vanguardia Liberal
Socio Impuestos Baker Tilly Colombia
E-mail:  gvasquez@bakertillycolombia.com

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 1 noviembre, 2011
    (hace 11 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace