¿Qué ocurre cuando un empleado no acepta el traslado a otra ciudad?


12 febrero, 2013
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Si usted manda a laborar a un trabajador a otra ciudad, y este se queda radicado por años, y usted pretende que se devuelva, al cabo de mucho tiempo, él no está en la obligación de aceptar tal situación. Sepa cómo manejar este escenario.

Partamos del siguiente ejemplo. Existe una empresa en la ciudad de Cali. Esta envió hace 12 años a un vendedor a trabajar a Buenaventura. El empleado definitivamente tuvo que establecerse en esta ciudad y resulta que ahora la empresa quiere que esta persona se devuelva a Cali porque están haciendo cambios. ¿Cómo se debe manejar esta situación?

El Código Laboral habla del tema de traslado de ciudad. Si se contrató a un trabajador en una ciudad, él vive en dicha ciudad y se le envió a otra parte, se deben cubrir sus gastos, trasteo con su familia, etc. y el día que él quiera regresar, también se debe cubrir con sus costos, salvo que el trabajador decida quedarse radicado en esa ciudad.

En este punto viene un tema muy particular. En el ejemplo que ilustramos el empleado ya lleva viviendo 12 años en Buenaventura, por consiguiente esa persona, a pesar de que fue enviado por la empresa, seguramente ya tiene sus raíces en la otra ciudad. Tiene un apartamento, su esposa seguramente también ya está trabajando en esa ciudad y sus hijos estudiando.

Si lo anterior se está presentando en este caso, es decir que fuera de ser enviado por la empresa y llevar muchos años radicado en esa otra ciudad, la empresa no puede pretender de buenas a primeras que el empleado regrese ya.

TAMBIÉN LEE:   "Ley de propiedad horizontal, después de dos décadas tiene vacíos y oportunidades de mejorar"

En este caso tan extremo, se necesita “el consentimiento” y podríamos decir que el trabajador no estaría obligado a aceptar porque a pesar de que la empresa lo remitió, han pasado tantos años que él ya se estableció, ‘echo raíces’ y ese traslado lo va a perjudicar personalmente.

¿De qué forma se debe tratar este tema?

Por lo tanto, se requiere el consentimiento y si el trabajador no lo da la empresa tiene dos opciones:

  • Continuar con el trabajador allá, en dicha ciudad, como vienen las cosas, dejar todo intacto.
  • Dar por terminado el contrato, pero no sería una terminación con justa causa sino que sería “sin justa causa” y por ende debe indemnizar al trabajador.

Material Relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 12 febrero, 2013
    (hace 9 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace