¿Qué tener en cuenta a la hora de postularse a una oferta laboral?


12 noviembre, 2021

El mercado laboral para los jóvenes es hostil. A pesar del repunte en las cifras, los datos más recientes del Dane para este segmento de la población (mayo-julio de 2021) demuestran que la tasa de desempleo de los jóvenes es del 23 %, una de las más altas de Latinoamérica. Por eso, entender el funcionamiento del mercado laboral debe ser una prioridad para los jóvenes del país.

Los jóvenes deben enfocarse en trabajar las competencias que demanda el mercado. En este sentido, es indispensable realizar un buen currículo y una carta de presentación en la que destaquen los conocimientos, habilidades y aquellos aspectos personales que puedan ser diferenciales.

Las competencias transversales, también denominadas soft skills, son habilidades cada vez más demandadas por las organizaciones, ya que son aquellas que desarrollan las personas independientemente del perfil profesional o de las habilidades técnicas, y se pueden transferir a cualquier tipo de sector o área de conocimiento en el que se trabaje. En este orden de ideas, las habilidades más destacadas son las relacionadas con el aspecto social de las organizaciones, como son el trabajo en equipo, la resolución de problemas o la empatía.

Por ejemplo, en el último informe Tendencias en el entorno laboral 2020: las habilidades del futuro realizado por Udemy for Business, se mencionan las siguientes competencias como un elemento clave para el desarrollo de cualquier empresa:

  • Mentalidad de desarrollo.
  • Creatividad.
  • Capacidad de concentración.
  • Innovación.
  • Dotes de comunicación.
  • Storytelling.
  • Concienciación de las diferentes culturas.
  • Pensamiento crítico.
  • Liderazgo.
  • Inteligencia emocional.

De igual forma, es importante diseñar y presentar una hoja de vida llamativa, en donde se incluyan datos relevantes no solo enfocados a los estudios e idiomas; por ejemplo, se pueden mencionar actividades de voluntariado para evidenciar las habilidades de trabajo en equipo, proyectos personales en los que se haya involucrado para mostrar iniciativa y proactividad o publicaciones en blogs que demuestren las habilidades de comunicación. Lo importante es que estas habilidades estén vinculadas a algunas de las experiencias, que estén basadas en evidencias, y no sea únicamente un listado de cualidades.

TAMBIÉN LEE:   "El piso de protección social usado perversamente podría generar aumento en el número de informales"

También es prudente enfatizar en si se tiene la disponibilidad inmediata, pues ayudará a reflejar una actitud positiva de predisposición a trabajar, y la flexibilidad para movilidad o cambio de residencia en caso de que se tenga facilidad para hacerlo.

Finalmente, existe la necesidad de potenciar las redes sociales, ya que se han convertido en la principal fuente de captación de candidaturas para muchas empresas, por lo que, para incrementar las opciones de encontrar empleo, hay que tener presencia en ellas.

Crear un perfil profesional, construir una red de contactos en la que se incluyan profesionales de recursos humanos o empresas de las que se quiera recibir las ofertas, e interactuar y participar en debates, son algunas de las actividades a desarrollar en estas plataformas, y destacan con esta finalidad Linkedin y Twitter.

Manoli Pozo Hidalgo
Directora, docente y máster en Dirección y Gestión de Personas en la Universidad Internacional de Valencia.


Así te actualizaremos:

Nuestros productos