Rebajarle impuestos a personas que están atrasadas en su pago es incentivar la cultura del no pago


5 mayo, 2015
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

* Foto tomada de www.eltiempo.com

Cecilia López, exministra de Agricultura y Medioambiente asegura que el Gobierno tiene que poner a pagar a los ricos y estos no pueden seguir evadiendo impuestos. Afirma que las personas tenemos que ser responsables y pagar, siempre y cuando la Reforma Tributaria sea equitativa. Que cada uno pague según sus posibilidades, posición que no se ha asumido en Colombia.

Dialogamos con Cecilia López, exdirectora del Seguro Social, embajadora de Colombia en los Países Bajos, directora de Planeación Nacional y senadora de la República, quien afirma que las recomendaciones de la OCDE no son obligatorias, pero aquí las toman como si fueran la última palabra. Parece que hay afán por lo que dice la OCDE, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Doctora Cecilia López, cada Reforma Tributaria trae consigo nuevos impuestos. ¿Esto es contraproducente para un sistema fiscal que busca ser menos complejo?

“En el caso de Colombia, además de ser complejo, el nivel de impuestos sobre PIB es exageradamente bajo, es decir que la carga tributaria está concentrada en quien no debería.”

Una cosa es que el sistema sea complejo y otra es que se llegue al sistema que necesita un Estado para financiar los gastos que le corresponden. En el caso de Colombia, además de ser complejo, el nivel de impuestos sobre PIB es exageradamente bajo, es decir que la carga tributaria está concentrada en quien no debería.

Colombia sí necesita una Reforma Tributaria con equidad donde se le cargue menos a la industria, se diferencie entre los ingresos de trabajo y de capital, y además no se recargue el peso de la recolección de impuestos sobre impuestos indirectos que son regresivos, como el IVA.

Si usted hiciera parte de la Comisión de Expertos que están analizando la Reforma Tributaria Estructural, ¿en cuáles puntos piensa que habría que trabajar de forma urgente?

Hay que poner impuestos a los dividendos, ya que esta sería una forma de captar los ingresos de los individuos ricos que en este país no pagan.

TAMBIÉN LEE:   Conferencia: La legislación laboral en la nómina electrónica

También, hay que diferenciar entre los ingresos de capital y los de trabajo. Hoy un asalariado, de un nivel alto en una empresa, paga la misma cantidad de impuestos que un señor que está sentado en su casa esperando que le paguen las rentas de la caña de azúcar o de las minas, o cualquier tipo de renta, lo que se convierte en un desestímulo grande para el sector que trabaja formalmente en las empresas.

Tercero, hay que mirar el impuesto a los gastos suntuarios, ya que el peso debería caer sobre el impuesto a los dividendos.

El Gobierno busca disminuir los niveles de evasión. Diversos analistas con los que hemos dialogado aseguran que para que los evasores vayan a la cárcel, el sistema judicial debe cambiar primero. ¿Qué opina al respecto?

En Colombia hay cárcel para las personas de primera, segunda y tercera. Y lo más seguro es que todos los ricos que no pagan impuestos seguramente terminarían en situaciones de privilegio.

Definitivamente hay que hacer algo para que la evasión disminuya. La cantidad de dinero que debe haber en los paraísos fiscales, la forma cómo se evaden los impuestos bajo el argumento de que se utilizan más, todo esto hace que se deba encontrar un mecanismo. No sé si la cárcel sea el mecanismo o unas multas muy altas, pero algo se debe hacer.

“Las recomendaciones de la OCDE no son obligatorias, pero aquí las toman como si fueran la última palabra.”

Rebajarle los impuestos a las personas que están atrasadas en su pago es incentivar la cultura del no pago, y esto es grave.

TAMBIÉN LEE:   ABC del registro único tributario –RUT–

El Gobierno está buscando insistentemente que Colombia ingrese a la OCDE. ¿Qué beneficios le traería esto al país?

Las recomendaciones de la OCDE no son obligatorias, pero aquí las toman como si fueran la última palabra. Y la verdad es que esto no puede ser así. En Colombia hay suficiente conocimiento como para tomar esas recomendaciones y ver cuáles se ajustan y cuáles no. Parece que hay afán por lo que dice la OCDE, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional.

Colombia es un país que todavía vive una guerra que ha tenido costos infinitos; hay un sector rural y uno urbano con una brecha creciente; todavía hay sectores de población que viven en el siglo XVI y otros muy ricos. Sin duda, pertenecer al grupo de los países más ricos haría que estemos no en la cola del león, sino en la del ratón. El costo de entrar a la OCDE es muy alto en términos de los rezagos que tenemos.

Lo positivo es que, se supone, son buenas prácticas y se aprende. Es importante, pero no podemos tomarnos esto sin beneficio de inventario. Lo que diga la OCDE no necesariamente lo debemos hacer.

De acuerdo con el Centro Internacional de Pensamiento Social y Económico, a Colombia le costaría unos $20 billones anuales acercarse a los principales indicadores de los países miembros de la OCDE. ¿Qué estrategia se debería implementar para acercarse a dicha cifra?

Cuando todo mundo habla de la OCDE se preocupan porque la tasa de cambio esté bien, porque la inflación esté baja, porque el déficit fiscal esté bajo, pero nadie se sienta a mirar lo que esto significa en términos de indicadores sociales. A pesar de que Colombia ha bajado la pobreza, todavía somos el país más desigual de Latinoamérica.

TAMBIÉN LEE:   Sí a una nueva reforma tributaria: ¿cuáles son las propuestas de Petro, Fico y Fajardo?

Creo que las personas no han mirado lo que esto significa en términos sociales. Si comparamos nuestros indicadores y nos queremos acercar al promedio de la OCDE el costo es inmenso, son más o menos tres puntos anuales de PIB, de los que el Gobierno ha dicho que pone uno y medio, lo que indica que nos está costando un punto y medio que le puede costar a la salud y educación.

Finalmente, ¿de qué forma se puede aumentar el recaudo en el país y cómo se logra que lo colombianos no le hagan el quite a pagar impuestos?

Hay que poner a los ricos a que paguen. No pueden seguir evadiendo los impuestos. También hay que terminar con la idea de que como el Gobierno es ineficiente entonces no pagamos. El Gobierno tiene el reto de demostrar que algo hacemos bien.

Tiene que quedar claro que es la única forma como se pueden financiar las políticas que permitirán una sociedad más igualitaria, que no será el sector privado porque esa no es su función ni su misión, sino que tiene que ser el Gobierno. Se deben tener recursos.

Las personas no entienden que el gasto del Gobierno es con la plata nuestra. Tenemos que ser responsables y pagar, siempre y cuando la Reforma Tributaria sea equitativa; que cada uno pague según sus posibilidades, lo que no pasa en Colombia.

Material Relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 5 mayo, 2015
    (hace 7 años)
Categorías:
Etiquetas: