Reducción de la jornada laboral en Colombia: ¿qué tan viable sería? ¿Aumentará la productividad?

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 14 agosto, 2020

Reducción de la jornada laboral en Colombia: ¿qué tan viable sería? ¿Aumentará la productividad?

Se acordará que la jornada laboral de 36 horas se realice en períodos diarios flexibles de trabajo, distribuidos en máximo 6 días a la semana con un día de descanso.

Una jornada laboral menos extensa es sinónimo de aumentar la productividad; un empleado con mejores condiciones laborales rendiría más.

León Fredy Muñoz, representante a la Cámara por el Partido Verde presentó un proyecto de ley con el cual se busca reducir la jornada laboral de 48 a 36 horas semanales. Así el trabajo diario pasaría de ocho (8) a seis (6) horas, sin afectar los salarios que reciben los trabajadores.

Para Muñoz, con la ley se evitaría el ausentismo laboral a causa de permisos, se le dedicaría más tiempo a la familia y las personas tendrían una expectativa de vida más sana.

“Con el proyecto se busca que el empleador y el trabajador acuerden una jornada laboral de 36 horas semanales”

Además, otra de las razones expuestas por el congresista es que Colombia, según la OCDE, es el país donde se trabaja más horas a la semana.

Cambios en horas laboradas

  • El proyecto de ley propone que el horario diurno vaya de 6:00 a. m. a 6:00 p. m. En cuanto al horario nocturno, el cambio sería de 6:00 p.m. a 6:00 a.m.
  • Con el proyecto se busca que el empleador y el trabajador acuerden una jornada laboral de 36 horas semanales que se lleven a cabo con jornadas diarias flexibles de trabajo, distribuidas en máximo seis (6) días a la semana, con un (1) día de descanso obligatorio.
  • Empleador y trabajador pueden acordar la organización de turnos de trabajo sucesivos, los cuales permitan operar a la empresa o secciones de la misma, sin solución de continuidad durante todos los días de la semana, siempre y cuando el respectivo turno no exceda las seis (6) horas al día y 36 a la semana.
  • De igual forma, se podrá acordar que la jornada semanal de 36 horas se realice a través de jornadas diarias flexibles de trabajo, distribuidas en máximo seis (6) días a la semana con un día de descanso. De esta forma, el número de horas de trabajo diarias se podrá repartir de manera variable durante la semana, teniendo como mínimo cuatro (4) horas continuas y como máximo seis (6) horas diarias, sin lugar a ningún recargo por trabajo suplementario, cuando el número de horas de trabajo no exceda las 36 horas semanales.
  • Se autoriza que los adolescentes mayores de 15 años y menores de 18 años puedan desempeñarse en la jornada diurna hasta las 5:00 p. m.

Los beneficios del proyecto de ley

  • El proyecto presentaría beneficios en la movilidad, ya que se reduciría la cantidad de personas transitando hacia sus lugares de trabajo, bajando los índices de contaminación ambiental y mejorando los aportes a la seguridad social, a la vez que se generarían nuevos empleos y se incrementaría la base de aportantes.
  • En cuanto a los beneficios para las empresas, una jornada laboral menos extensa es sinónimo de aumentar la productividad, porque un empleado que cuente con mejores condiciones laborales rendiría más.
  • De igual forma, los trabajadores contarían con mayor tiempo para capacitarse y tener una vida que se distancie un poco de su trabajo, invirtiéndole más tiempo a su familia e intereses personales.

Efectos sobre la productividad de la medida

Juan Carlos Celis y Jaime Alberto Rendón, miembros de la Asociación Colombiana de Estudios del Trabajo –ACET–, en su análisis Es hora de cambiar la jornada de trabajo, indican que reducir la jornada laboral es sinónimo de productividad.

«Colombia, al igual que otros nueve países de América Latina, mantiene una jornada de 48 horas. Otros nueve están en el rango de 40 – 47 horas, siendo Ecuador el de menor horas de trabajo a la semana, con 40», describen.

Para ellos, la idea de reducir la jornada está siempre atada a dos tipos de preocupaciones. La primera, los costos de la medida y la segunda, los efectos sobre la productividad.

Frente a la segunda, estudios de la OCDE y del FMI han demostrado que no hay una relación evidente entre el número de horas trabajadas y la productividad; las economías de mayor productividad tienen las menores jornadas laborales, como es el caso de los países desarrollados.

«Japón, por ejemplo, realizó un piloto de reducción de un día en su jornada laboral, a cuatro días, generándose un aumento importante de la productividad (39,9 % de las ventas por empleado). El incentivo a mayor libertad y días para otras actividades se ha demostrado que traen resultados significativos en aumentos de la productividad», ilustra el análisis.

Frente a los costos, «es claro que esto significará un aumento considerable». Mantener los salarios actuales podría significar costos por 35 billones de pesos, más lo que pueda representar la ampliación de la planta y de nuevos turnos de trabajo, lo que tendrá que verse compensado con una mayor capacidad adquisitiva por parte de la población y, por lo tanto, un incremento sustancial de las compras y los mercados locales.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

Precio regular: $350.000/año

Hoy: $299,900*/año

$350,000/20 meses

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999,000*/año




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…