Reforma tributaria amplió posibilidades para que la DIAN profiera liquidación provisional (parte II)

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 30 mayo, 2017

Reforma tributaria amplió posibilidades para que la DIAN profiera liquidación provisional (parte II)

La DIAN ya no solo podrá proferir liquidación provisional cuando el contribuyente no presente su declaración, sino también bajo otras circunstancias. Dicha liquidación puede ser aceptada, rechazada e incluso modificada por solicitud del interesado. Si se acepta, el término de firmeza es de seis meses.

Antes de la Ley de reforma tributaria estructural 1819 de 2016 si un contribuyente obligado a presentar determinada declaración tributaria no lo hacía, la DIAN contaba con la potestad para determinar de forma provisional el impuesto a cargo, pero con la modificación que sufrió el artículo 764 del ET por el artículo 255 de la ley en mención la DIAN ya no solo podrá proferir liquidación provisional por no presentar la declaración sino también cuando los tributos, anticipos y/o retenciones hayan sido declarados de forma inexacta; cuando las sanciones se hayan liquidado de forma indebida o no se hayan liquidado; e incluso para determinar sanciones cuando los contribuyentes no cumplan con sus obligaciones formales.

En la parte I de este editorial abordamos las circunstancias bajo las cuales puede proferirse la liquidación provisional y cuáles son las situaciones en que esto no es posible; hicimos alusión a los medios de prueba que puede hacer uso la DIAN para tal fin: hablamos de los plazos con que cuenta la entidad para emitir dicha liquidación y, por último, tratamos sobre el contenido que esta debe tener. En esta parte, ahondaremos en el proceso relacionado con la liquidación provisional, cuándo se entiende esta aceptada o rechazada, situaciones bajo las cuales puede reducirse las sanciones y cuál sería el término de firmeza de la declaración cuando se acepta la liquidación.

Proceso relacionado con la liquidación provisional

“una vez se haya efectuado la notificación de la liquidación provisional, el contribuyente cuenta con un mes para aceptarla, rechazarla o solicitar su modificación.”

El nuevo artículo 764-1 del ET, adicionado por el artículo 256 de la Ley 1819 de 2016, establece que una vez se haya efectuado la notificación de la liquidación provisional, el contribuyente cuenta con un mes para aceptarla, rechazarla o solicitar su modificación. En necesario tener en cuenta que a partir de 2020 las notificaciones se harán de manera electrónica (ver el artículo 764-5 del ET).

Cuando el contribuyente decide efectuar la solicitud de modificación debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • La solicitud solo puede realizarse una vez, cuando se opte por realizar este proceso el término de firmeza de la declaración tributaria se suspenderá por el tiempo que dure la discusión.
  • Debe realizarse un memorial dirigido a la DIAN en el cual consten los motivos que generan inconformidad respecto a la liquidación provisional.
  • Cuando se solicite la modificación la DIAN deberá pronunciarse dentro de los dos meses siguientes al agotamiento del plazo con que cuenta el contribuyente para proponer la modificación. En dicho pronunciamiento, la entidad cuenta con dos opciones: proferir una nueva liquidación o rechazar la solicitud de modificación. De suceder la primera, el contribuyente cuenta con un mes para aceptarla o rechazarla, tiempo que se contará a partir de la notificación, si opta por aceptarla debe hacerlo en forma total.

¿Cuándo se entiende aceptada o rechazada la liquidación provisional por el contribuyente?

Se entiende aceptada la liquidación provisional cuando el contribuyente corrija la declaración o la presente, siempre y cuando se cumplan las disposiciones contempladas en la liquidación y en el Estatuto Tributario. También se considera aceptada cuando el contribuyente no se pronuncie respecto a la liquidación dentro de los términos previstos. En el caso que la liquidación provisional haga referencia al incumplimiento de obligaciones formales distintas a las de presentar la declaración se entenderá aceptada la liquidación cuando se subsane el hecho sancionable y se pague la sanción impuesto o se llegue a un acuerdo de pago.

Por otra parte, cuando el contribuyente rechace la liquidación provisional o la DIAN rechace la solicitud de modificación, es necesario que se adelante el proceso contemplado en el artículo 764-6 del ET, adicionado por el artículo 261 de la Ley 1819 de 2016. En este se establece que, si producto de la liquidación provisional se emite la liquidación oficial de revisión, esta debe proferirse dentro de los dos meses; en el caso de la liquidación de aforo el plazo será de tres años y, si se trata de una resolución de sanción el término será de dos meses. El contribuyente contará con dos meses para interponer el recurso de reconsideración contados a partir de la fecha de notificación y la DIAN tendrá un año para resolverlo, término que se contará a partir de la interposición de dicho recurso en debida forma.

Reducción de sanciones y firmeza de la declaración

“las sanciones derivadas de una liquidación provisional aceptada podrán reducirse en un 40%, siempre y cuando el contribuyente la pague en el mes siguiente a la notificación.”

De acuerdo con lo previsto en el nuevo artículo 764-3 del ET las sanciones derivadas de una liquidación provisional aceptada podrán reducirse en un 40%, siempre y cuando el contribuyente la pague en el mes siguiente a la notificación. Dicha reducción no aplica para sanciones generadas por la omisión o correcciones de las declaraciones y tampoco es procedente para las sanciones derivadas del incumplimiento de obligaciones formales que pueden subsanarse de forma voluntaria por parte del contribuyente antes de proferirse el pliego de cargos.

Cuando se presente o se corrija la declaración tributaria con motivo de la aceptación de la liquidación provisional el término para que esta cobre firmeza es de seis meses contables a partir de la realización de la corrección o presentación; lo anterior siempre y cuando se cumplan con las disposiciones legales en torno a la corrección y/o presentación de una declaración para que esta se entienda como válidamente presentada.

Material relacionado:

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$89,900*/año

$150,000/20 meses

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$199,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$599,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…