Remesas alcanzan cifras históricas, pero preocupan sus destinos

  • Comparte este artículo:
  • Publicado: 5 diciembre, 2019

Remesas alcanzan cifras históricas, pero preocupan sus destinos

Expertos señalan que familias que reciben dinero por remesas deberían asumirlo como fondo para sustento a largo plazo.

Remesas deberían acompañarse de políticas de Estado para que su ingreso sea regulado y que de ellas se deriven recursos para pensiones futuras.

Según el Banco Mundial, en el 2018 Colombia fue el cuarto país de la región que registró mayores entradas de dinero a través de remesas por 6.400 millones de dólares. El primero fue México, con 35.700 millones de dólares, seguido de Guatemala, con 9.600 millones de dólares, y República Dominicana, con 6.800 millones de dólares.

A medida que pasan los años, las remesas en nuestro país aumentan. En 2017 se registraron 5.600 millones de dólares y al siguiente año la cifra ascendió a 6.400 millones. En 2019, según estimaciones del Banco Mundial, podrían cerrar en 7.011 millones. Frente a lo que representan para el PIB del país, el monto se ubica en 2,1 %.

Este año, entre enero y septiembre, el incremento del giro de remesas por parte de colombianos en el exterior aumentó en un 13,6 % y alcanzó los 4.993 millones de dólares.

“Según el Banco de la República, durante los últimos 24 meses el ingreso de remesas al país en dólares ha tenido un crecimiento anual promedio superior a la media histórica de 9,2 %”

Según el Banco de la República, durante los últimos 24 meses el ingreso de remesas al país en dólares ha tenido un crecimiento anual promedio superior a la media histórica de 9,2 %. La tendencia positiva es más evidente si se calcula el valor de este flujo en pesos colombianos; el crecimiento de los dos últimos años ha sido en promedio de 18,5 %.

Para José Antonio Ocampo, codirector del Banco de la República, este aumento “se ha venido acelerando fuertemente, ese no era el crecimiento de antes, pero eso también demuestra la recuperación del mercado de trabajo en Estados Unidos y en España para los colombianos, por eso siguen como destinos principales”.

Los recursos que envían los colombianos a su país equivalen al 17 % de las exportaciones y supera las ventas al exterior de oro, café, flores, banano, aceite de palma, azúcar y productos químicos, en su conjunto.

Solo el petróleo aporta más, pues todo apunta a que el carbón cederá el segundo lugar a las remesas que, como lo indicamos, crecieron al 13,6 % hasta septiembre. Debido al abultado déficit de la balanza comercial, lo que llega en transferencias es muy importante para financiar en buena parte ese desequilibrio.

Regulación para las remesas

Como lo expone el diario La República, los analistas ven con preocupación el destino que se le dé a las remesas, pues aunque representan una ayuda para el sustento de los hogares, es prioritario que las familias beneficiarias vean en ellas un recurso para el sustento a largo plazo.

Óscar Eduardo Medina, docente de organización y gerencia de la Universidad Eafit, afirma que las remesas deberían estar acompañadas de políticas de Estado para que su ingreso sea regulado y de ahí surjan elementos de pensiones futuras.

José Roberto Concha, director del Consultorio de Comercio Exterior, coincide con Medina y dice que el país ha hecho esfuerzos para que las personas compren bienes raíces, lo que traería beneficios tanto para las familias como para el empleo colombiano. «Lo importante es que esos ingresos no terminen en los mercados y en la supervivencia de las familias, sino que sea aprovechado para generar progreso», argumenta para el referido medio de comunicación.

En cuanto a los determinantes de los ingresos por remesas familiares, la migración y sus características son factores centrales que explican su evolución. Según la investigación Migración internacional y determinantes de las remesas de trabajadores en Colombia, del Banco de la República, el mayor o menor vínculo entre las anteriores variables dependerá, entre otros factores, de la motivación para remitir, del tiempo promedio de migración y de las cualidades demográficas de los migrantes y los receptores.

«Sobre las motivaciones de los emigrantes para enviar ayudas a sus familias en el país de origen, son diversas las razones o motivos: i) altruismo, ii) motivo intercambio, iii) suavizamiento del consumo en el tiempo, iv) seguridad, v) inversión y vi) motivo herencia o preservación del derecho sobre los legados familiares, entre otros», indica el estudio.

Las hipótesis y resultados asociados con la motivación altruista coinciden con la evidencia para el caso colombiano. Las remesas enviadas a Colombia benefician en especial a familiares del migrante y se destinan en su mayoría al pago de los gastos básicos del hogar. Al tiempo, los migrantes informan que ayudar a sus familias en Colombia es una de las principales motivaciones para el envío de recursos.

Material relacionado

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

$350,000*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

Precio regular: $999.000/año

Hoy $699,900*/año

Precio regular: $999.000/20 meses

Hoy $599,900/20 meses