«Revisoría fiscal requiere una reestructuración en el tema de los derechos del revisor fiscal»

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 10 septiembre, 2020

«Revisoría fiscal requiere una reestructuración en el tema de los derechos del revisor fiscal»

Jaime Hernández afirma que a los revisores fiscales los han llenado de deberes, pero no les han dado derechos.

Dice que, si en Colombia son 270.000 contadores, deben exigir derechos, lo cual se logra a través de una ley de la República.

Jaime Alberto Hernández, contador público, especialista en Revisoría Fiscal, experto en auditoría, control interno, revisoría fiscal e impuestos, afirma en #CharlasConActualícese que la profesión contable tiene futuro, porque «cuando se es dueño del hecho económico, usted tiene toda la capacidad para explicar todos los fenómenos micro y macroeconómicos».

Indica que esta profesión, tan respetada a nivel internacional, en Colombia está involucionando.

«Soy amigo de que debemos estar acorde con las corrientes internacionales, pero ajustadas al modelo de la práctica nacional», explica.

Afirma que ha visto la forma en que muchos colegas aseguran que, en el futuro, la profesión contable tendrá muchos inconvenientes y que será desplazada por la tecnología y la inteligencia artificial; un punto de vista frente al cual no está de acuerdo.

«Para mí es claro que la información financiera no es el único instrumento a través del cual los contadores públicos pueden ofrecer sus servicios. No, hay una gama mucho más amplia. Los contadores no solo somos los dueños de la información, sino también de los efectos, causas y consecuencias que producen un determinado hecho económico», argumenta.

Revisoría fiscal debe contar con respaldo estatal

Hernández indica que con los planteamientos anteriormente expuestos comienzan los debates y discusiones de reformar la revisoría fiscal.

Recuerda que la revisoría fiscal es una figura de fiscalización que nace del control, una figura de vigilancia, y bajo esta forma no caben otras como la auditoría o el aseguramiento.

«La revisoría fiscal es un acto de fiscalización, así ha sido toda la vida», asegura.

Para él, surge una pregunta para discutir: ¿el revisor fiscal es un empleado del Estado y, como tal, el Estado debería pagarle? Hernández explica que los revisores fiscales le sirven en gran parte al Estado, así como las superintendencias nos ponen tareas y exigencias.

«Para mí la revisoría fiscal debería contar con un respaldo estatal e, incluso, podríamos pensar en que las empresas tuvieran una contribución, estilo aportes parafiscales, para que el revisor fiscal fuera remunerado», resalta.

Recalca que el día en que la profesión contable tenga el respaldo del Estado e incluso la remuneración por parte de este, podríamos asegurar que tendríamos un futuro mucho más que asegurado en una de las disciplinas tan importantes como es la vigilancia de las compañías, el control.

Es enfático al decir lo siguiente:

«Somos los garantes de la confianza pública, la protección de los intereses estatales, de todos los grupos de interés; por supuesto que tenemos futuro. Muchos profesionales lo que buscan es cambiar nuestras tareas de control y vigilancia».

Desde su punto de vista, el aseguramiento sí se podrá seguir realizando, pero será un servicio, no un poder delegado estatal.

Revisores fiscales deben exigir derechos

“80 % de los cerca de 270.000 contadores públicos colombianos devengan dinero del ejercicio de la revisoría fiscal”

Hernández indica que el 80 % de los cerca de 270.000 contadores públicos colombianos devengan dinero del ejercicio de la revisoría fiscal, sin importar el tamaño de la empresa a la cual pertenezcan.

Tiene claro que la revisoría fiscal requiere una reestructuración en el tema de los derechos del revisor fiscal.

«Nos han llenado de deberes, pero no nos han dado derechos, como el tiempo fijo de duración en el cargo y la inamovilidad en el mismo. No puede ser que, si un revisor fiscal denuncia un acto de corrupción o una ilegalidad, lo terminen despidiendo», advierte.

Frente esto tenemos que ser exigentes y la profesión se debe poner los pantalones, expresa. Si somos 270.000 contadores, tenemos que exigir los derechos, lo cual se logra a través de una ley de la República.

Remuneración acorde con nuestro trabajo

Otro punto en el que se debe profundizar, según Hernández, es en el tema de la remuneración. Para él, esta debe estar acorde con el tamaño del ente económico.

«Debe haber una remuneración exigente y acorde a nuestro trabajo», señala.

Y agrega:

«Muchas personas creen que el trabajo del revisor fiscal es únicamente revisar los estados financieros, y no es así. Debemos también vigilar los recursos y cómo se administran».

Otro punto para analizar es el tipo de poder que maneja el revisor fiscal en las organizaciones.

«Que una junta o que un administrador no se pase por la galleta los hallazgos, así como los resultados del análisis que practique», afirma.

Finalmente, Hernández cree que, si se logra profundizar en los puntos anteriores, tendríamos un gran camino andado; el futuro es prometedor, pero hay que hacer reformas ajustadas a nuestra realidad nacional.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

Precio regular: $350.000/año

Hoy: $299,900*/año

$350,000/20 meses

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999,000*/año




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…