Roles del contador forense (III) – Consuelo Herrera

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 15 julio, 2008

Autor: Consuelo Herrera

Uno de los pilares en los cuales el contador forense se basa para investigar fraudes es el SAS 99 (Statements on Auditing Standards), emitido por el Instituto Americano de Contadores Públicos Titulados, AICPA. Este SAS denominado “Consideración de Fraude en la Auditoría de Estados Financieros,” representa uno de los primeros pasos y herramientas para que el contador público emprendiera su lucha contra el fraude en las organizaciones.

Los más representativo del SAS 99 en primer lugar es el énfasis en el escepticismo profesional, en segundo lugar, es la obligación de involucrar discusiones sobre la posibilidad de fraude en la empresa auditada, lo cual implica más compromiso para trabajar en grupo; estas discusiones deben llevarse a cabo durante la planeación de la auditoría. En tercer lugar, el SAS 99 determina la obligación de implementar nuevos procedimientos orientados a recoger la información necesaria para evaluar los riesgos de que exista fraude en los estados financieros. Esta parte involucra entrevistas a ejecutivos y responsables de la preparación de los estados financieros, lo cual es una de las fortalezas del contador forense. Finalmente, el SAS 99 anima a investigadores y auditores a implementar procedimientos analíticos como las circunstancias lo ameriten.

También existen regulaciones en material de prevención de fraude en el Sarbanes-Oxley Act y en marco de referencia para control interno emitido por COSO (Committee of Sponsoring Organizations of the Treadway Commission).

Conocer la diferencia entre los elementos de fraude civil y fraude criminal es parte del conocimiento que el contador forense tiene que tener. Para que exista fraude civil todos los elementos de la definición de fraude tienen que estar presente:

Es un engaño, una afirmación falsa o una omisión hecha con respecto a un hecho material. El perpetrador sabe que la afirmación es falsa y que ha sido hecha con el único propósito de engañar a la víctima. La víctima tiene que creer en el engaño y como resultado de confiar en lo que el defraudador le ha mencionado, la víctima tiene que sufrir daños, usualmente monetarios.

El fraude criminal incluye además de los elementos expuestos para el fraude civil, los siguientes elementos: el perpetrador tomó dinero o propiedades que le pertenecían a la víctima, sin su consentimiento, y con la intención de privarla permanentemente del uso o usufructo de los bienes tomados.

Caso práctico: Todos hemos visto en las noticias el caso de un “inversionista” que a través de una plataforma publicitaria y de mercadeo agresivo consigue que un grupo de inversionistas pequeños le crean y depositen el dinero en el proyecto que ha sido anunciado. La retribución por el préstamo de ese dinero es un interés que excede las tasas del mercado. Todos los incautos que creyeron las falsas promesas, finalmente pierden el dinero, aunque muchas veces, los primeros en “invertir siempre reciben los rendimientos porque ellos fueron cubiertos con el dinero de los participantes en el proyecto que se unieron después de ellos. Al final, cuando las víctimas quieren retirar el capital se encuentran con la sorpresa que no existe porque el perpetrador del fraude lo utilizó para darse lujos y para pago de deudas y compromisos personales.

Investigar fraudes conlleva una serie de pasos que deben seguirse rigurosamente con al ánimo de obtener el resultado deseado: encontrar un culpable si existe o determinar la inocencia de un implicado.  El investigador de fraude está llamado a recopilar la información, ordenarla, y analizarla de manera sistemática y articulada para que quienes necesitan

Grosso modo una investigación de fraude involucra los siguientes pasos:

1. Planeación del contrato: Discutir con el cliente y su abogado los objetivos que se pretenden alcanzar y las hechos concretos que hacen presumir la existencia de fraude. Una vez que se han acordado los honorarios basados en un presupuesto realista, se procede a efectuar un plan de trabajo donde se determina la necesidad de otros profesionales para culminar exitosamente la investigación. Una vez que estos pasos se han completado, se discute el contrato con el cliente y su abogado, se estipula el anticipo y se deja muy en claro el alcance.

2. En la segunda fase, la investigación propiamente dicha, se identifican las áreas de la organización más expuestas a situaciones fraudulentas, por ejemplo, donde no existe una adecuada segregación de funciones y el empleado está en la posición de cometer el ilícito y encubrirlo: recibir dinero y registrarlo en los libros.  En esta fase el grupo de trabajo encargado de la investigación también analiza los síntomas de fraude y determina la necesidad de buscar información adicional para cumplir con los objetivos del contrato. En la parte final de esta fase, se analiza objetivamente la información allegada.

3. En la tercera fase, se preparan los reportes. Inicialmente se discuten con el cliente y el abogado los indicios y si es del caso, se repiten los pasos de la segunda fase. Una vez el contador forense está satisfecho con la investigación realizada, se prepara el borrador, se revisa y se discute. Una vez que el reporte definitivo es preparado se soporta con todos los papeles de trabajo, asegurándose que todo esté de conformidad con las políticas y procedimientos de la empresa. Si existen puntos de discordia, es necesario dirimir estos desacuerdos antes de emitir el reporte final con destino al cliente y al abogado.

 4. La parte final, el contador forense ayuda al abogado a prepararse para un juicio explicándole la información contenida en los papeles de trabajo y todos los asuntos inherentes a un posible juicio. El contador forense tiene que mantener un archivo muy completo con todos los documentos porque es impredecible determinar si existirá un juicio o no.

La clave en una investigación de fraude es ser escéptico, objetivo, pensar como los perpetradores de fraude, y ante todo, ser extremadamente cuidadoso pensando que la investigación terminará en un proceso en la corte.

Haz investigado fraudes? Comparte tus experiencias! Fuiste un testigo experto? Cómo te trató el abogado de la contraparte?

Próxima entrega: Investigando evasión de impuestos.

Julio 10 de 2008

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…