¿Si estamos formados los Contadores en las técnicas para predecir? – Hernán Rodriguez


1 agosto, 2008
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

No somos buenos con la predicción. Predecir quiebras, fraudes, errores, eventos, decisiones erróneas, negligencias, comportamientos criminales parece ser evolución natural de un profesional que ya probó hasta la saciedad ser un experto en la estructura de información a la que se le da el nombre de información contable, con la que se toman las grandes decisiones para la inversión y el control.

El contador actual es experto en reconocimiento de elementos de estados financieros, su medición y valuación contable; también experto en preparación y divulgación de información contable. Experto también en el aseguramiento de la información con técnicas de auditoría generalmente aceptadas y bueno en encargos de control societario como las que se le hacen al Revisor Fiscal.

En este último aspecto se le exige al contador observar, examinar, hacer pruebas analíticas, argumentar los hallazgos con potencialidades críticas. A estos aspectos disciplinares de los cuales es experto se le unen algunas obligaciones consustanciales como aspectos de planeación y estrategias tributarias, experticia en el uso de la tecnología de información y comunicación. Y por último está la tendencia para el dominio de múltiples modelos de regulación sobre información financiera.

Hoy en día que lo relevante es la información para la predicción, la habilidad de predecir sería pues el Talón de Aquiles del contador actual, citemos a Stephen Hawking

«…. La perspectiva positivista propuesta por Karl Popper y otros. Según esta forma de pensar, una teoría científica es un modelo matemático que describe y codifica las observaciones que realizamos. Una buena teoría describirá un amplio dominio de fenómenos a partir de unos pocos postulados sencillos, y efectuará predicciones definidas que podrán ser sometidas a prueba. Si las predicciones concuerdan con las observaciones, la teoría sobrevive a la prueba, aunque nunca se pueda demostrar que sea correcta. En cambio, si las observaciones difieren de las predicciones, debemos descartar o modificar la teoría. (Como mínimo, esto es lo que se supone que ocurre. En la práctica, la gente cuestiona a menudo la precisión de las observaciones y la fiabilidad y el talante moral de los que las han realizado).»

 
Aun que no se esté trabajando en la economía especulativa, ni en grandes firmas, ni bajo la protección de multinacionales, los organismos gubernamentales le están exigiendo al contador tareas de predicción. Pero la formación del contador no esta alineada con estas peticiones, así que tenemos que proponer algo.
La primera habilidad a pulir es la argumentación como la que coloco enseguida en letra cursiva *  que a mi parecer es perversa en su forma, mala en su contenido y desorientadora, podría ser cierta en su esencia pero refleja el estilo de argumentación colombiana que nos tiene catalogados como violentos.
*al señor Hernán Rodríguez que no haga el ridículo frente al tratamiento histórico de las «corrientes Ideológicas»: la socialdemocracia NUNCA ha sido una corriente ideológica del marxismo, sino que por el contrario corresponde a una ideología del reformismo proclamada en un congreso de la «internacional socialista» (el partido liberal colombiano hace parte de esta organización, y éste tiene de todo menos el ser marxista) en Francfort en el año 1951 para precisamente oponerse al marxismo-leninismo.
Sr. Rodríguez, no se meta en lo que no conoce», esta es una critica aparecida a raíz de mi artículo ¿Influyen las corrientes ideológicas en las reformas contables? –admin.actualicese.co
Argumentar alrededor de una teoría que esta inserta en un modelo matemático para poder contrastar nuestras observaciones de la realidad y tomar decisiones correctas sobre el reconocimiento de transacciones y eventos contables en elementos de los estados financieros; así mismo, con base en esta teoría poder hacer mediciones cuantitativas a estos eventos y transacciones, para posteriormente hacer valuaciones (¿predicciones?) de su valor de cambio. Este poder de argumentación como se le exige al contador, debe llevar a sustentar a una eficaz labor de auditoria que muestre la razonabilidad de las predicciones que se nos pide.

TAMBIÉN LEE:   En ocasiones el Estado borra con una mano lo que hace con la otra

Una propuesta seria fortalecer la habilidad de argumentación del contador sobre patrones de comportamiento que detecten, prevengan o avisen de una ocurrencia de: quiebras, fraudes, errores, eventos, decisiones erróneas, negligencias, comportamientos criminales. Pero para navegar dentro de estos patrones de comportamiento necesitamos más matemáticas, más lógica proposicional para dominar la lógica de primer orden y de allí a la representación del conocimiento. Consecuentemente necesitaríamos habilidad para operar la minería de datos y las técnicas de inteligencia artificial.

¡Siempre habrá una esperanza de contratar esta habilidad de argumentación y de representación del conocimiento con un experto! , pero ¿a quien contratamos para seguir probando la precisión de nuestras observaciones, seguir siendo portador de la fe pública y sobre todo para seguir mostrando nuestra independencia mental?

Artículo recibido  el 1º. De Agosto de 2008 de  Hernán Rodríguez  www.globaliconta.com

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 1 agosto, 2008
    (hace 14 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace