Ya está claro: la tecnología será el vehículo para el Contador Público que quiera elevar su nivel de ingresos

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 19 mayo, 2008

Juan Fernando Zuluaga C.Reflexiones acerca del papel de la tecnología en el crecimiento personal y profesional del Contador Público en varios niveles: cómo usarla para saber qué hacer, cómo hacerlo, y cómo entregar los resultados. Análisis crítico.

No hay necesidad de mirar al cielo y esperar que los astros se alineen de una forma especial, ni buscar en el Tarot ni en nigromantes de la suerte para adivinar qué es lo que se nos viene a los Contadores Públicos en el futuro.

Algunos dirán “más problemas”. Otros verán una oportunidad inmensa.  Un vaso medio lleno.

Hace algunos días fueron publicadas las resoluciones sobre Información Exógena Tributaria para el año gravable 2008, que se deben presentar en el 2009. Y muchos quedamos sorprendidos con la cantidad de personas que ahora pasarán a la mira de la DIAN.

Solamente revisando las nuevas reglas que la DIAN le puso a las entidades financieras para reportar a sus usuarios, descubrimos que se multiplicará el universo de personas que necesitarán de nuestros servicios.

Bueno… esta es sólo una forma de verlo. Porque también se incrementarán nuestras obligaciones frente a los clientes actuales. Debemos estar preparados para generar más reportes, de una forma especial, con nuevas reglas, y nuevos vencimientos. Pero esta forma de verlo es similar a cuando vemos el vaso medio vacío.

Quienes ven el vaso medio lleno, ven una constante: la tecnología.

Me explico: la tecnología hace que la base de reportantes se multiplique en pocos meses. El MUISCA es un sistema que terminará involucrando a miles (¿millones?) de personas que ahora se hacen las locas con la cuestión impositiva, pero que verán cómo el estado les ha venido siguiendo la pista cuando llegue la plantilla pre-lilquidada con el valor a pagar.

“Usted no declaró IVA por XXX pesos, RTF por tantos XXX pesos, y su Declaración de este año debe ser por XXX pesos”. Esta será la nueva novela de terror de muchos contribuyentes nóveles que, desesperados, buscarán a un Contador Público que les explique qué hacer.

¿Qué puede hacer el Contador Público?

En primer lugar, entrenarse en ver el vaso medio lleno, investigando acerca de la tecnología que le permita abordar estos procesos mucho más eficaz y efectivamente en niveles distintos:

Primer nivel: ¿Qué debo saber?

Aquí la tecnología tiene la respuesta en Internet. Nuestra página (actualicese.com) es una de estas respuestas (mil perdones por la auto-cuña).

Es importante estar al tanto de los cambios normativos, la forma cómo nos afecta. Y no nos digamos mentiras: pocos tenemos el tiempo para ver las Resoluciones, leerlas completas y extractar puntos de acción. Es aquí donde internet entra a jugar, con información más amigable con nuestro tiempo, y con la diversidad de puntos de vista que sólo esta herramienta nos permite.

Segundo nivel: ¿Cómo organizar la información?

Aquí es importante investigar el software contable disponible para automatizar más las tareas. O la alternativa es hacer un buen curso en macros de Excel.

Cualquiera de las dos alternativas le va a permitir encontrar la verdadera clave de la rentabilización de las oportunidades que se nos abren con la inclusión de miles de nuevos contribuyentes al régimen impositivo: la automatización.

Hacer una contabilidad es tedioso. Hacer decenas es imposible, a menos que se cuenten con los asistentes tecnológicos idóneos.

Por eso debe comenzar (desde ya) a investigar las herramientas de software que le permitirán hacer realidad el sueño de hacer que una máquina trabaje para usted, sin estar aún en los tiempos de los Supersónicos.

Tercer nivel: ¿Cómo entregar esta Información?

Una cosa es que almacenemos bien la información en un buen sistema. Y otra es que sea útil para los beneficiarios y usuarios de ella.

Los usuarios de esta información son:

  • La DIAN (que la exige para el control estatal)
  • La Gerencia de la empresa (para el control corporativo)
  • La Junta y Asamblea (para la toma de decisiones)

El Contador que maneje estas tres variables tendrá un gran futuro. Por ello, enterarse acerca del XBRL, los Estándares de Reporte de Información Financiera (IFRS), el uso de los prevalidadores y las herramientas que nos entrega la Administración de Impuestos es absolutamente necesario.

Si lo hacemos bien, miremos las consecuencias:

  • Si entregamos bien la información que requiere la DIAN, estaremos haciendo bien nuestro trabajo y beneficiando a quien paga por nuestros servicios
  • Si reportamos bien a la Gerencia de la empresa, estaremos agregando valor, y en el camino a la excelencia profesional: los jefes estarán contentos con nuestro trabajo, haciéndonos sujetos de posibles aumentos y buenas referencias.
  • Entregando información de valor a la Junta y Asamblea estamos en el camino del consultor reconocido y donde está el principal escalón de los ingresos del Contador Público.

Estas reflexiones se nos vienen a la mente con la coyuntura de la Información Exógena, pero es  una idea que ha venido siendo trabajada a nivel internacional de una forma constante y honesta.

Los grandes de nuestra profesión ya lo entendieron. Ahora faltamos nosotros.  Y así no tendremos que consultar a ningún brujo acerca de lo que nos depara el destino.

Juan Fernando Zuluaga C.
Líder de Negocios
actualícese.com

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…