Empleos decentes y de calidad, formas de hacerle la guerra a la crisis laboral

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 6 junio, 2012

Empleos decentes y de calidad, formas de hacerle la guerra a la crisis laboral

Al generar nuevos puestos de trabajo se debe pensar en la calidad, seguridad social y mejores niveles de vida para la clase trabajadora. Infortunadamente todavía hay muchos profesionales que se desempeñan en algo para lo cual no se formaron.

A mediados del mes pasado, en México se realizó la Reunión Ministerial de Trabajo y Empleo del G-20, donde diversos integrantes de los sectores económico, político y social discutieron diversos temas sobre la crisis de empleo que se vive en varias naciones.

«Hay que establecer características que debe reunir una relación patrón-empleado, para considerar que se cumple con los estándares laborales internacionales, de manera que el trabajo se realice en condiciones de libertad, igualdad, seguridad y dignidad humana. Actuar por debajo de estos estándares se debe considerar como una violación a los derechos humanos del trabajador afectado», fue lo que dijo la Secretaria del Trabajo y Previsión Social, la mexicana, Rosalinda Vélez Juárez, quien presidió el encuentro.

En Colombia, a nivel laboral se siembran muchas dudas cada vez después que conocemos porcentajes e índices. Por ejemplo, se ve positiva la caída en los níveles de desempleo durante abril de 2012 fue del 0,3% en comparación con el mismo mes del año anterior, pero persisten dudas sobre la metodología con que el DANE viene presentando los resultados.

Resulta muy llamativo que se considere como empleado a quien trabaja dos o tres horas diarias, o día por medio, tal como lo han advertido las centrales obreras al analizar los resultados. ¿Será que quienes trabajan esa cantidad de horas en un semáforo se les puede llamar empleados?

La generación de nuevos puestos de trabajo no puede dejar de pasar por el compromiso de todos los sectores económicos de crear trabajo de calidad, con seguridad social y mejores niveles de vida para los trabajadores.

Muchos empleados, pocos puestos

Preocupante resulta leer que tanto Colombia, India y el continente africano en general tendrán que estar preparados durante los próximos 20 años a enfrentar una numerosa oferta de personas en edad de trabajar, mientras que las oportunidades de empleo disminuirán, como lo afirma la consultora Hays.

Como se publica en Dinero, hay un abismo entre la academia que ofrece numerosos cursos en ciencias sociales y humanas, y el mercado laboral que necesita más profesionales para las áreas de construcción, infraestructura, minería, banca y finanzas.

Duarte Ramos, presidente de Hays Colombia, afirma en el artículo que, «Colombia necesita geólogos, geofísicos, profesionales en el área de minería, infraestructura, construcción y telecomunicaciones, porque de lo contrario, vamos a tener que seguir importando de otros países».

«Sin embargo, en otros sectores como el financiero, el problema no es la carrera sino la falta de experiencia en áreas como administración del capital, banca de inversión, y análisis del capital de riesgo», agrega.

Bien nos decia en entrevista Alvaro Zerda Sarmiento, PhD y catedrático de Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional que todo indica que en vez de mejorar, la calidad del empleo en Colombia tiende a deteriorarse.

«Es un fenómeno que se aprecia de tiempo atrás y en las actuales circunstancias, la calidad del empleo en Colombia tiende a deteriorarse y desafortunadamente se agrava, aumentando la informalidad, con las actividades por cuenta propia y la proliferación de esquemas de contratación por fuera del marco legal laboral».

Zerda también destacaba la caida del trabajo asalariado. «El modelo económico que ha imperado en Colombia desde décadas atrás es proclive a que se agudice esta situación, expulsando a más personas del circuito productivo formal. Por tanto, la política económica debería reorientarse hacia la recuperación del mercado interno mediante la inclusión de ciudadanos bajo los principios del trabajo decente».

“Un análisis adecuado de la calidad del empleo no puede limitarse a considerar sólo los beneficios financieros ofrecidos por el cargo, sino que también debería tener en cuenta las múltiples dimensiones relacionadas con el bienestar de los individuos que trabajan”, dice Stefano Farné de la Universidad Externado de Colombia.

Estudian una cosa, trabajan en otra

La firma ManPower ha comprobado en sus estudios que un factor importante del desempleo y el subempleo es la falta de correspondencia entre las competencias que las personas tienen y lo que demanda el mercado de trabajo.

La firma encuestó a 39.641 empleadores en 39 países, 750 de ellos colombianos, con el propósito de conocer qué tipo de empleos son los más difíciles de cubrir y qué tipo de profesionales hacen falta en el mercado laboral.

En Colombia, los puestos más difíciles de cubrir son los de operarios de producción, personal asistencial, gerentes ejecutivos, conductores, contadores, operarios calificados y de maquinarias.

Nuestros usuarios opinan

Carlos Alfonso Cabrera afirma que para formalizar el empleo en Colombia se necesita que el Gobierno legisle en este tema y le meta mano al sistema de contratación que se utiliza actualmente. «En el sector público se contrata por meses, sin pago de prestaciones sociales, ni seguridad social, ni pensiones. Se entiende que formalizar el empleo es obligar a las empresas a que contraten como en el pasado, donde el trabajador adquiría el derecho a tener sus prestaciones sociales, pensiones, sin el temor que cuando llegara a cierta edad no le hicieran conejo», dice.

Por su parte Carolina Ávila opina que «lo que se necesita es un profesional más especializado. Las Universidades deben revisar mejor sus currículos para que los profesionales salgan a cubrir las necesidades del mercado. Por mucho tiempo he buscado programadores expertos en diferentes áreas y diseñadores con uso de nuevas tecnologías aplicadas al diseño, y hasta el momento la búsqueda ha sido desalentadora; llegan muchas hojas de vida, pero nadie pasa la prueba técnica».

Para Néstor, en Colombia no hay empleos dificiles de cubrir, lo que hay son empleadores que no le pagan al profesional lo que se merece. «El colombiano por naturaleza es emprendedor y responde por los compromisos que adquiere. También sufrimos de envidia. En muchas oportunidades el que obtiene un logro no acepta que otros también lo alcancen y no se da la oportunidad de crecer».

Finalmente, Constanza Espinosa piensa que en Colombia hay que prepararse con esfuerzo ya que para aceder a la Universidad hay que contar con ciertos recursos y quienes no los poseen deben esforzarse para lograrlo, «es ahí donde resulta frustrante encontrar a muchos colombianos profesionales desempeñandose en labores ajenas a su carrera y algunas veces quienes cuentan con la oportunidad de ejercer son mal remunerados. A esto se suma la discriminación de personas en relación con la edad; desconociendo el valor que tiene la formación educativa y la experiencia laboral», afirma.

Material Relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…