Un Comité IFRS como primer paso para su implementación. El “tono desde lo alto”


18 febrero, 2015
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Aunque existen diferentes metodologías para implementar las NIIF y cada una sugiere un “primer” paso, sugerimos que no debe iniciarse el proceso sin que la entidad haya creado “Comité NIIF” que sea la representación de la alta gerencia en tan importante proceso.

En el Seminario Balance de Apertura a IFRS que realizamos en actualicese.co como parte de la Gira Nacional NIIF, explicamos el paso a paso para la implementación de los IFRS, entregamos el modelo de políticas contables y el modelo de plan de cuentas adaptado a la taxonomía XBRL.

“El revisor fiscal no puede ser “juez y parte” en la determinación de políticas contables y, por lo tanto, no debería tener ninguna fluencia en las mismas para efectos de la elaboración del Balance de Apertura”

Aunque existen diferentes metodologías para implementar las NIIF y cada una sugiere un “primer” paso, sugerimos que no debe iniciarse el proceso sin que la entidad haya creado “Comité NIIF” que sea la representación de la alta gerencia en tan importante proceso.

El revisor fiscal no puede ser “juez y parte” en la determinación de políticas contables y, por lo tanto, no debería tener ninguna fluencia en las mismas para efectos de la elaboración del Balance de Apertura. Los criterios para el Balance de Apertura tampoco pueden ser establecidos por un tercero, tal como un consultor o un “consejero” NIIF.

Los administradores deben delegar las funciones, pero no las responsabilidades que tienen frente a los estados financieros, conforme a la Ley 222 de 1995. La conformación de un “Comité NIIF” o “Equipo NIIF” permite a la gerencia tener un grupo de personas que realice el correspondiente análisis de cada rubro contable, evaluando las consecuencias de las decisiones que hay que tomar en el Balance de Apertura, es decir de los potenciales impactos.

TAMBIÉN LEE:   Cuantía mínima de retención en la fuente para loterías, rifas, apuestas y similares en 2022

Por ejemplo, algunas empresas están exagerando las valoraciones de Propiedades, Planta y Equipo en el Balance de Apertura, sin considerar que cualquier aumento de valor en dichos activos debe ser depreciado a futuro, afectando las utilidades comerciales, sin que fiscalmente sean deducibles.

Otras compañías están valorando bienes muebles como sillas, computadores y otros bienes que están “total o parcialmente depreciados, con el único argumento según el cual “tienen” que incluirse nuevamente porque se están usando. No se advierte en ese caso que la entidad debe primero analizar si es material o no incluir esos nuevos activos y si le favorece la relación costo-beneficio que es una “restricción dominante», como lo indica el párrafo CC35 del Marco Conceptual de los IFRS.

No hacer ese tipo de análisis puede llevar a la entidad a cometer errores en el Balance de Apertura, pues llevar el control de este tipo de bienes muebles implicará a futuro tener dos depreciaciones, es decir, la depreciación fiscal que no se ve afectada por los IFRS y la nueva depreciación bajo IFRS. Tener dos depreciaciones para ese tipo de bienes muebles implica a la entidad tener que calcular impuestos diferidos y otros costos que son innecesarios si se adoptan políticas contables más simples.

Algunas entidades del Grupo 1 subieron demasiado los activos y se exageraron en los avalúos a enero 1 del 2014 y ahora no están depreciando nuevamente estos activos que alguien los “aconsejó” subir o sobrevalorar.

“Ante esto debe existir un Comité que dé cuenta a la administración del avance del trabajo y de las responsabilidades que deben asumir las áreas encargadas de brindar información en el proceso”

En otros casos, las entidades no quieren asumir responsabilidades, como lo es la determinación de la probabilidad de pérdida de las demandas en contra. Es fácil escuchar a muchos departamentos jurídicos expresando que “no se comprometen”. Ante esto debe existir un Comité que dé cuenta a la administración del avance del trabajo y de las responsabilidades que deben asumir las áreas encargadas de brindar información en el proceso.

TAMBIÉN LEE:   [Infografía] Así es el perfil de un perpetrador de fraudes

El “Tono desde los Alto” es el compromiso adquirido por la administración para asumir no solo el proceso de implementación de los IFRS, sino también las consecuencias que ello conlleva, considerando que después del período de transición se verán los verdaderos efectos de las decisiones tomadas en el momento del Balance de Apertura, tales como las relacionadas con la aplicación de políticas contables complejas en entidades cerradas o sin ánimo de lucro.

Justamente, hay entidades sin ánimo de lucro que se fueron a Grupo 1 y que en el 2015 verán reducido su excedente de manera significativa, lo cual influirá directamente en sus fondos de destinación específica y en otras decisiones de importancia. Debemos recordar que una vez terminado el período de transición (2014), la contabilidad oficial será la que se construya bajo IFRS, incluyendo las nuevas depreciaciones de activos incorporados en el Balance de Apertura. Los IFRS son la contabilidad legal, para todos los efectos, excepto para el tributario.

¿Cómo debe estar conformado el Comité NIIF?

No hay una regla al respecto. Por ejemplo, en una multinacional está conformado por un nutrido equipo de trabajo. En otras entidades dependerá de las consideraciones de la gerencia, siendo recomendable que estén los representantes de los principales procesos o departamentos de la entidad. En algunas entidades el Comité no es necesario, pues esta función puede ser asumida por un grupo interno ya conformado para una labor similar. Por ejemplo, en una Propiedad Horizontal que sea del Grupo 2 puede ser el Consejo de Dirección. En todo caso, una copropiedad del Grupo 3 no tiene que aplicar las NIIF. Son del Grupo 3 las entidades que tienen menos de 10 trabajadores, menos 500 SMMLV en activos y menos de 6000 SMMLV en ingresos, tales como la mayoría de las copropiedades, las tiendas de barrio y otras microentidades que cumplan los mencionados topes. Este tipo de microentidades sólo deben llevar una contabilidad simplificada, como la que hoy se hace.

TAMBIÉN LEE:   ¿Por qué los hackers son aliados de las empresas en medio de un ambiente de ciberdelincuencia?

No obstante, un ejemplo de quienes deben conformar el “Comité NIIF” es:

Cargo en la entidad

Rol en el Grupo NIIF

Gerente General o Representante legal de la entidad Líder General responsable del proyecto, delegando en el Comité las funciones pertinentes
Contador Líder de Aplicación Proyecto NIIFSe aconseja que sea el Contador de la Entidad o el Gerente Financiero, Gerente Administrativo o el que la entidad decida.
Gerente Financiera Coordinadora del Proyecto NIIFSe aconseja que sea el Contador de la Entidad o el Gerente Financiero, Gerente Administrativo o el que la entidad decida
Analista de contabilidad Secretaría Técnica del proceso
Auditoría Interna Miembro Técnico del Equipo de Trabajo NIIF
Director de Impuestos Verificar que la entidad no asuma riesgos o vigilar los impactos tributarios, si existieren.
Supervisora de Calidad Miembro Técnico del Equipo de Trabajo NIIF
Auxiliar Contable Miembro Técnico del Equipo de Trabajo NIIF
Auxiliar Contable Miembro Técnico del Equipo de Trabajo NIIF

Juan Fernando Mejía
Docente Universitario,
Contador Certificado ACCA CEO
GlobalContable.com  jmejia@globalcontable.com

Material Relacionado:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 18 febrero, 2015
    (hace 7 años)
Categorías:
Etiquetas: