Unidad nacional en lo contable o miedos a las IFRS (NIIF) – Hernán A. Rodríguez G.

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 15 febrero, 2011

Hernán RodríguezDe nuevo en la discusión de lo mismo?

¿Unidad primero con los nacionalistas y después con los neoliberales o viceversa? ¿O con todos juntos? ¿Unidad nacional alrededor de la IFRS (NIIF)? ¿Paradoja, paradigma o parálisis?

¿Quién puede tener la autoridad para oponerse a lo que no conoce ni ha practicado? ¿Contadores que no han reportado financieramente ni una subcuenta?  ¡Estas preguntas gustaron mucho, Dr. Colmenares!

Curiosamente después de oír un fuerte discurso del presidente del Consejo Técnico de la Contaduría Publica, se me vino a la mente todas las respuestas racionales que he buscado para comprender el dilema de la contaduría pública colombiana: el pulso emocional entre los defensores de una tendencia llamada “nacionalista” y los ingenuos seguidores de involuntarios opositores que los “nacionalistas” han llamado “neoliberales”.

Escuchando al Presidente del CTCP en la CUC

En la Corporación Universitaria de la Costa (CUC) se invitó al Dr. Colmenares para que ilustrara a la comunidad estudiantil  y a los invitados sobre el proceso de convergencia ordenado por la ley al CTCP, del cual él es presidente, y para que recogiera las inquietudes de los asistentes a un evento que en último momento vimos que se llamó foro.

De acuerdo o no con el documento de Direccionamiento Estratégico?

Me dio la impresión que alguien ordenó que se le cantaran la tabla al CTCP. Primero un reclamo puntual por su preferencia hacia el “endoso”, después los estudiantes de la CUC leyeron una solicitud de información al Dr. Colmenares relacionadas con el “direccionamiento estratégico”  e hicieron algunas críticas a su contenido y a algunas  opiniones  que dejaron ver las preferencias de los redactores del documento. A pesar de que la redacción del documento si deja ver ciertas tendencias de sus autores, las muy notorias afirmaciones expresadas en lo leído por los estudiantes deja ver muy fácilmente las  incomodidades de las organizaciones de estudiantes. Y también es muy claro hasta donde han llegado las  consignas de pensamientos heredados como “la intromisión de las firmas” y lo de la poca atención que de los “intereses nacionales” hace el documento en cuestión. Lástima, ya no se oye lo de “pueblo unido jamás será vencido” y lo de las “formas de luchas”.

Tamaño recibimiento originó el mejor y más contundente discurso sobre las raíces y necesidades de la convergencia hacia estándares únicos que le he oído al Dr. Colmenares. Felicitaciones colega Luis Alonso, estuvo usted recio. Y contrario a lo que comprendieron en otras partes aquí nadie se dio por insultado. Lástima la incomodidad por los del tema del “dueño de la contabilidad” y las órdenes que recibe el contador de la gerencia con respecto a la contabilidad.

Ni “nacionalistas” ni “neoliberales” debieron quedar contentos con las respuestas del Colega Colmenares que estuvo “pragmático”:

El CTCP  esperando respuestas

Dijo – Hay que hacer una tarea y se hará consultando a la comunidad de interesados por la información contable, sin atropellos, sin arrogancia, pero con discusión técnica profunda

Enfatizó – Nos demandaron un acercamiento progresivo (convergencia) hacia los estándares internacionales y así se hará, respetando las opiniones técnicas argumentadas por la mayoría y que en discusión también se pruebe que le conviene al país

Aclaró – Se hará lo que se deba hacer para respetar el mandato de la ley, respetando los pasos ordenados y los objetivos trazados por el  estado.

Pero regresando al contexto universitario  en que se movió el comité de recepción en la CUC, que  de cara a su búsqueda por la calidad educativa desempolvó los registros históricos de la investigación contable en Colombia, fuimos testigos de una agenda alterna pero correlacionada donde hubo una confrontación con el mundo de la trajinada e inconclusa discusión sobre ciencia en la contabilidad, hubo discursos inconexos sobre las posiciones epistemológicas en la contaduría y  de propuesta investigativa hacia la pretendida revolución colombiana en lo contable.

En lo personal pienso que se revivió el sentimiento de  frío que estruja el corazón cuando se tiene un desamor cuando se oyó decir que la práctica profesional en lo internacional está impregnada del pensamiento de los “anglosajones” y su “empirismo” grosero. Arreció la helada del corazón cuando se expresó que el perfil del egresado debe ser más de tipo para el discurso banal y pegajoso con tinte “epistémico” y “hermenéutico” para así buscar una formación  de un Contador Público “integral”. Se expresó sin tapujos el raído discurso de las amenazas orquestadas desde las firma extranjeras  en contra de lo “nacional” colombiano y en contra de la incomprendida “Revisoría Fiscal”. Incomprendida por coqueta y por promiscua pero con un alma grande y deseos de separarse de la “vida fácil” a que ha sido sometida por los promotores de sus “favores”.

Y qué de la Revisoría Fiscal? Y de la auditoría en la Ley 43 de 1.990?

A propósito de Revisoría Fiscal, retomando el discurso de Colmenares se puede decir que la cima del éxtasis sonoro de su voz fue cuando expresó con gran  arrojo político y sin temor que: “si en aras de cumplir con la ley 1314 hay que tocar a la Revisoría Fiscal. ¡Se hará!  Aquí el moderador tuvo que aclarar que en ninguna parte del discurso se dijo “acabemos con la Revisoría Fiscal”.

Se entiende el mensaje del CTCP de no querer fijar posiciones antes de que el país contable  opine y emita su propuesta sobre la “temida adopción”. Se entiende que el  CTCP quiere que hasta su agenda interna se discuta públicamente antes de empezar con los proyectos de convergencia sobre temas con los que nos distanciamos de los estándares internacionales.  Por lo anterior, se entiende  que el Dr. Colmenares expresara su fuerte discurso con frases como que él no está para contestar reparos y reclamos sobre el documento “Direccionamiento estratégico”, ya que lo que pidió el CTCP es que se presenten propuestas escritas,  así sean opuestas al documento.

Nos faltará  ver al Presidente del CTCP justificando, con la misma vehemencia y fortaleza de voz, la adopción del marco conceptual para preparación de información financiera que quede del acuerdo IASB-FASB, así como la progresiva adopción en  las jurisdicciones nacionales de toda la agenda cumplida por la convergencia de estos entes.  Sera un placer verlo con ese carácter firme y retador hablar de las diferentes maneras de representar los beneficios económicos futuros y los compromisos de sus traslados a otros actores económicos. También lo veremos justificando lo de empresa en marcha con enfoque europeo y rozando la teoría contable irrespetada. Lo veremos hablando en representación del CTCP sobre temas de información financiera con enfoque inevitablemente de mercado  sobre: Reconocimiento de Ingresos, Reconocimiento de pasivos contingentes, componentización de activos, pruebas al valor de inventarios, Investigación y desarrollo, Good will, deterioros. ¿Dónde cabrá la teoría contable nacionalista Dr. Colmenares? Lo veremos también haciendo respetar sus conclusiones sobre los niveles de aseguramiento, auditoría basada en riesgos o en procedimientos paso a paso, planeación con COSO y desmenuzando uno por uno los estándares de IFAC en contraste con los de AICPA y de PCAOB. Lo veremos derribando el sancochito de la ley 43 sobre auditoría. ¿Le tocará a la puerta a la Revisoría Fiscal para darle dientes? Atrévase Dr. Colmenares.

Y qué del XBRL en Colombia?

Al presidente del CTCP lo veremos, ya no me cabe duda, hablando del tema XBRL; y junto con sus compañeros consejeros (lamentando la ausencia de la academia) subiendo la empinada curva de aprendizaje de este lenguaje extensible para reportes de negocios; y así poder justificar su uso en la modernización del sistema documental de la contabilidad y la unificación de los PUCs. Ya nos encontraremos con este CTCP llegando a proponer con gran autoridad los repositorios de reportes financieros con XBRL, y proponer insertarnos en una jurisdicción XBRL.org latinoamericana o iberoamericana.

Y qué de las PYMES?

Nos faltaría que de una vez por todas “los del CTCP” puedan explicarles, con evidencias técnicas, a nuestros compatriotas “nacionalistas” que ya no existe motivo de oposición a la IFRS por lo de nuestra vocación pyme,  ya hay una versión PYME de las NIIF (IFRS-SME) y en USA se está trabajando por una versión “Little” US GAAP, que también es PYME (SME).   Y además convencerlos que nadie ha demeritado el trabajo “nacionalista-neoliberal”  hecho en la CGN  con la armonización del plan de contabilidad pública  y en el trabajo continuado con fuerte influencia de la Universidad Nacional sobre este tema.

Para dónde va la simplificación de la contabilidad?

También le encargamos al CTCP que les diga a los colegas inquietos por los niveles de simplificación de la contabilidad y aseguramiento que sería un insulto a la inteligencia de los contadores líderes y a la de cualquier regulador, pensar que se va a ordenar este tipo de cumplimiento para las empresas que jalonan la economía colombiana. Ahora, dígale que simplificar informes no es alterar la disciplina contable, ni maltratar su teoría. Y también cuénteles que contabilidad de caja no es contabilidad simplificada.   ¡Todos a estudiar por favor, como lo está haciendo el CTCP!

Autor:

CP. Hernan A. Rodriguez G.
globaliconta.blogspot.com
Email:herodri@gmail.com

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…