Venezuela: Reconversión a Bolívares fuertes (III) – Gabriel Vásquez

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 15 octubre, 2007

Autor: Gabriel Vásquez Tristancho

Simbología y marco conceptual de los nuevos estados financieros

Con el propósito de establecer los parámetros contables de la Reconversión, la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela, emitió el pronunciamiento técnico de dicho proceso. Varias expresiones utilizadas con el cambio de las unidades del signo monetario de Venezuela, pueden ocasionar confusiones en los usuarios de la información financiera y por tanto, deben ser objeto de identificación conceptual.

Dividimos los conceptos en dos procesos diferentes pero interrelacionados: 1- Procesos monetarios y 2- Procesos contables.

1- Procesos monetarios:

Reconversión (Del Bolívar actual al Bolívar Fuerte): Es el cambio de la expresión de las unidades del signo monetario venezolano. En el Decreto Ley de Reconversión Monetaria y demás Normas emitidas por el Banco Central de Venezuela, este proceso es llamado Reexpresión. Aunque el nombre “Reexpresión” resultó igual al proceso contable de valores actualizados, no son iguales, y por tanto habrá que tener precisión cuando se está hablando de cualquiera de ellos.

Bolívares Actuales (Moneda antigua): Son las unidades monetarias de circulación en Venezuela hasta el 31 de diciembre de 2007 y cuyo signo es Bs.

Bolívares Fuertes (Moneda futura): Son las unidades monetarias de circulación en Venezuela a partir del 01 de enero de 2008 y cuyo signo es Bs.F.

2- Procesos contables

Reexpresión (Valores históricos a valores actualizados): Es la sustitución de los valores históricos por los valores actualizados, de acuerdo con Principios de Contabilidad de Aceptación General en Venezuela. En Colombia se conoce como Sistema de Ajustes por Inflación, que aplicó hasta diciembre 31 de 2006. Esta diferencia entre la normativa venezolana y la colombiana, resultará clave para diferenciar las conversiones de estados financieros entre los dos países.

La Reexpresión en la normativa contable internacional, también describe al proceso relacionado con la actualización de las cifras comparativas del período anterior, aplicando un índice general de precios, de forma que los estados financieros comparativos resultantes se presenten en términos de la unidad de medida corriente en la fecha de cierre del periodo sobre el que se informa, cuando una economía es hiperinflacionaria (Párrafo 34 NIC 29).

Bolívares Nominales (Valores históricos): Son las unidades monetarias a las que se expresan las operaciones a la fecha en que éstas se realizan. Dicha expresión aplica tanto a los bolívares actuales como a los fuertes.

Bolívares Constantes (Valores homogéneos en cualquier fecha que se comparen): Son las unidades monetarias de similar poder de compra a las que se expresan las operaciones a una fecha determinada. Dicha expresión aplica tanto a los bolívares actuales como a los fuertes.

Tal vez los procesos que pueden originar confusión son los de reexpresión contable y los de reconversión monetaria. El de reexpresión contable, afecta las cifras de cada estado financiero y se continuará realizando en cuanto existan inflaciones altas en la economía de Venezuela. Mientras que el proceso de reconversión, afecta a todas las transacciones de la economía, se hará por una sola vez, el 31 de diciembre de 2007.

Cambios en los estados financieros de Venezuela

Aunque el proceso de Reconversión de la moneda de un país no está contemplado en la Norma Internacional de Contabilidad 21 (NIC 21), si hemos de observar que el pronunciamiento técnico de la Federación de Venezuela, es coherente con los postulados establecidos en los casos de utilización de una moneda de presentación distinta de la moneda funcional de la NIC 21 y con la presentación y revelación de estados financieros de la NIC 1. Luego, adicional al cambio de normativa contable local por la internacional, prevista para el 31 de diciembre del 2008, en aplicación de todas las NIIF, las reglas contables del subproceso (el de la reconversión) son coherentes con dicho propósito.

El proceso de reconversión consiste en eliminar tres dígitos a las denominaciones monetarias; es válido indicar que, generalmente los estados financieros de las empresas y otras entidades públicas o privadas, han sido expresados en miles o en millones de bolívares. Esta práctica ha permitido una mejor comprensión, uso y manejo de la información financiera.

La reconversión en si misma, no modifica ningún principio de contabilidad, por consiguiente los estados financieros deben seguir preparándose de conformidad con los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados en Venezuela (PCGA) que le sean aplicables a cada entidad en particular.

Los estados financieros correspondiente al ejercicio económico con fecha de cierre hasta el 31 de diciembre de 2007, deberán ser preparados en bolívares actuales constantes (Bs.), pudiendo seguir utilizando la presentación en miles o millones, señalada anteriormente. Cualquier cifra comparativa deberá estar expuesta en la misma unidad de medida.

Para uso futuro los estados financieros emitidos hasta el 31 de diciembre de 2007 deberán ser convertidos a bolívares fuertes constantes (Bs.F) dividiendo entre 1.000 las cifras presentadas en ellos.

Las entidades cuyo ejercicio económico finalice el 31 de diciembre de 2007, deberán convertir a bolívares fuertes (Bs.F), los saldos al 31 de diciembre de 2007 de sus cuentas reales y auxiliares de contabilidad, dividiéndolos entre 1.000, con la finalidad de ser utilizados como saldos iniciales para el nuevo ejercicio económico.

Al 31 de diciembre de 2007, las entidades cuya fecha de cierre sea diferente al 31 de diciembre de 2007, deberán convertir a bolívares fuerte (Bs.F), los saldos de sus cuentas reales y nominales, así como de los auxiliares de contabilidad, dividiendo entre 1.000. A partir del 1º de enero de 2008, las transacciones deberán ser recogidas en la contabilidad en términos de bolívares fuertes (Bs.F) y acumularse con las cifras obtenidas, al aplicar el procedimiento descrito en la primera parte de este párrafo.

Los estados financieros referentes a ejercicios finalizados a partir del 1 de enero de 2008, así como los estados financieros a fechas intermedias (diferentes a la fecha de cierre), deberán ser preparados y presentados en bolívares fuertes constantes (Bs.F), preferentemente sin céntimos. Cualquier información comparativa deberá estar expuesta en la misma unidad de medida.

Existen otras instrucciones en la directiva profesional de la Federación de Colegios de Venezuela, tan importantes como las descritas anteriormente: Número de decimales utilizados, consolidación de estados financieros, costos de la adecuación de los sistemas contables y las notas a los estados financieros.

En el próximo artículo abordaremos los temas de conversión de estados financieros preparados en Colombia a Bolívares Fuertes, para efectos de consolidación de información, y Viceversa.

Cordialmente,

GABRIEL VASQUEZ TRISTANCHO
Columnista Vanguardia Liberal
Socio impuestos Baker Tilly Colombia

E-mail: gvasquet@yahoo.es

Bucaramanga, 15 de Octubre de 2007

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…